Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Un Columnista, un Salario
Selección de ContraPeso.info
27 diciembre 2006
Sección: ECONOMIA, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


ContraPeso.info presenta un texto de Ricardo Valenzuela a quien damos las gracias por su amable permiso de reproducción.

Durante ya muchos años, hemos alzado la voz para señalar la forma tan irresponsable en que algunos periodistas—concepto diferente al de analistas profesionales—en lugar de simplemente cumplir su función, informar de hechos sucedidos, se dan a la tarea de interpretarlos y, sin portar las elementales bases de los temas, vierten sus desviadas interpretaciones en un batarete de venenosos platillos con los que intoxican a sus audiencias.

Para muestra ahora vamos con otro chillón. Hace unos días, Carlos Loret de Mola aparece en su programa noticioso y, asumiendo un dramatismo estilo Pepe el Toro, procede a mostrar tres moneditas de un peso cada una y afirma: “Tres pesos, esto es lo que representa el aumento del salario mínimo.”

Pasa ahora, asumiendo una actitud quijotesca revuelta con Robin Hood intoxicados con Bacanora, a la defensa de los infelices trabajadores mexicanos agredidos por ese insultante aumento.

Pero no satisfecho con su primera gestión, Loret de Mola aparece al día siguiente mostrando el encabezado de un diario rezando: “Puro Chile,” que es lo que según ellos, alcanza para adquirir con el “explotador” aumento del famoso salario mínimo. Procede luego con su segunda carga en contra de las diabólicas fuerzas dedicadas a la explotación de los trabajadores.

Le quiero recomendar al periodista la lectura del librillo de Henry Hazlitt: “Economía en Una Lección”, pues si tuviera alguna noción de la forma en que opera la economía, se daría cuenta de que:

1) El peor enemigo de los trabajadores ha sido ese infernal invento de las burocracias, el salario mínimo. Está comprobado científicamente el que los salarios mínimos reducen el empleo y, en especial, afectan a los negocios pequeños de forma casi fatal. El salario es simplemente otro precio y cuando el gobierno decreta un mínimo de precio, Ej. 50 pesos diarios, alguien que no puede producir ese valor, sencillamente se encontrará desempleado.

2) El movimiento reportado por Loret de Mola con lágrimas en los ojos, es nada más eso, “un ajuste” del salario mínimo, más no el aumento de los salarios generales que conforman el aparato productivo del país. Ahora, cualquier aumento de salario decretado por el gobierno, no el mercado, finalmente lo terminará pagando el consumidor al ser repercutido en los precios de los productos. Ello, como consecuencia, produce baja de ventas y finalmente, desempleo.

3) Ese ajuste del salario siempre se ha llevado a cabo tomando como referencia el comportamiento inflacionario. En este caso el ajuste—aclaro no es aumento—va muy acorde al nivel de inflación registrado durante el año que fenece. Es decir, en un proceso deflacionario, que se identifica por baja general de los precios, ese ajuste de salarios debería de  efectuarse igual, hacia la baja.

4) ¿Cómo es posible que en un país con la pobreza que cabalga en México, se mantenga una medusa burocrática llamada Comisión Nacional para los Salarios mínimos? Puedo asegurar el costo de esa infame burocracia, sesudamente estudiando la mejor manera de establecer los salarios mínimos, es infinitamente superior al ajuste tan doloroso para Loret de Mola. El mismo efecto destructivo que provocan los gobiernos cuando arbitrariamente tratan de establecer precios artificiales para ciertos productos, lo provocan en el mercado laboral con sus diabólicas formulas de “salarios mínimos.”

5) La tribuna utilizada por este nuevo Keynes mexicano, Televisa, de la mano con Telmex, PEMEX, CFE, TV Azteca y el resto de los demonios chupando la sangre de los mexicanos, es la clásica representación del tipo de modelo económico con el que se aprisiona al país: El intervencionismo productor de monopolios, oligopolios, burocracias semejantes a voraces vampiros y, en especial, un mercado laboral como el que Loret de Mola, bañado el lagrimas critica.

La mejor forma de incrementar los salarios es incrementando la productividad marginal de la mano de obra. Esto se puede lograr de varias formas: Con incrementos en la acumulación de capital Ej. con maquinaria e instalaciones modernas que apoyen la labor de los trabajadores; con nuevas invenciones; administraciones mas eficientes de parte de los empresarios; trabajo mas eficiente y responsable de parte de los trabajadores; con mejores programas de educación y entrenamiento.

Mientras más y mejor se produzca, se incrementa la riqueza y prosperidad de la comunidad. Cuanto más productivo sea el trabajador, más valor tendrá para el patrón y mejor será la paga a la que se haga acreedor. El verdadero aumento de salarios se debe dar de acuerdo el aumento de productividad y no por decretos gubernamentales.

Las políticas gubernamentales se deberían dirigir, no hacia la imposición de pesados requerimientos a los creadores de trabajo, sino hacia la promoción de un ambiente para la generación de utilidades porque ello provoca las empresas se expandan, inviertan en activos que las hagan mas eficientes y de esa forma, aumentan la productividad de los trabajadores—Es decir, promover la acumulación de capital que le dará elasticidad al mercado laboral y, solo de esa forma, se dará el verdadero aumento de el empleo y los salarios justificable y, sobre todo, perdurable.

Para los verdaderos periodistas, esta problemática implica mucho más que simplemente plantarse frente a una cámara como la canción: “Oye Bartola, hay te dejo esos tres pesos, paga la renta el teléfono y la luz, de lo que sobre, coge de ahí para tus gastos,” al mismo tiempo que se implora a las divinas fuerzas del estado para que acudan a la salvación de quienes no les alcanza para echarse un alipús. No se puede distribuir más riqueza de la que se está creando y una de esas medidas son los salarios.

Y es que el mexicano enano hace ese tipo de periodismo dramático, pródigo, múltiple y nacional al mismo tiempo que produce un daño de proporciones históricas con matiz de fatalidad. Señores periodistas, dedíquense a eso, a reportar los hechos y dejen los análisis e interpretaciones a los expertos…. A ver donde los consiguen.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras