Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
1 Teoría: Pizzas y Políticos
ContraPedia ContraPedia
24 agosto 2007
Sección: Sección: Listas, Y CONTRAPEDIA
Catalogado en: ,


Dadas las características esenciales del Marketing aplicado a cuestiones comerciales, esa herramienta tiende a elevar la calidad de los productos que promociona. Pero el Marketing aplicado a cuestiones políticas de campaña electoral tiende a reducir la calidad de los gobernantes.

En otras palabras, el Marketing levanta la calidad de las pizzas y disminuye la calidad de los gobernantes. Eso se justifica con los siguientes razonamientos.

Cuando usted pide una pizza para ser entregada en su casa y esa pizza no le agrada, la siguiente ocasión usted seguramente pedirá otra pizza con otros ingredientes o a otro proveedor de pizzas. La posibilidad de cambiar de marca inmediatamente produce necesariamente la consideración de la calidad de las pizzas en su proceso de Marketing, es decir, quienes realizan el mercadeo de la pizza se encuentran altamente preocupados por la calidad consistente y perenne del producto que se les ha encomendado vender.

Cada día de todos los días del año los consumidores “votan” eligiendo las marcas que más les satisfacen. Y no sólo eso, cada compra de cada persona es un “voto” personal, lo que significa que yo no impongo mi gusto en pizzas sobre los demás, ni los demás imponen sus preferencias en mí. Cada quien compra la pizza que quiere el día que quiere y puede cambiar de ingredientes y proveedores a su entera voluntad.

La “votación” o compra diaria de pizzas hace que por sistema el Marketing de las pizzas y otros productos de consumo integre en su proceso a la calidad del producto que vende. Todo porque un producto no aceptado por el consumidor no va a venderse por mucho Marketing que se le haga.

En el Marketing aplicado a la política no sucede eso, no hay consideraciones sobre la calidad del producto que venden integrada al proceso de venta. Un candidato en una campaña electoral es un producto que al ser elegido va a amarrarse a un puesto determinado cierto número de años, sin posibilidad de ser cambiado. Más aún, el candidato ganador se convierte en un “producto” de uso obligatorio para todos.

En otras palabras, ganar una elección significa aferrarse con garantía de permanencia a un puesto político y ser de uso forzado para todos los votantes, incluso para aquellos que no votaron por el candidato ganador.

Al no existir una preocupación de repetición de compra en períodos cortos de tiempo se da por sistema el olvido de la calidad del candidato.  Toda la atención del candidato y su gente de Marketing se concentra en ganar la “compra” mayoritaria del candidato un sólo día cada determinado número de años.

Este razonamiento prueba que por sistema el Marketing tiende a elevar la calidad de los productos de consumo y reducir la calidad de los gobernantes. Esta conclusión está cimentada en razonamientos adicionales.

La compra de una pizza no representa un gran riesgo personal, pues se limita a una escasa cantidad de dinero y a una probabilidad mínima de comer algo en mal estado. Además, una pizza es algo fácilmente comprensible por cualquiera. Pero un candidato político es radicalmente diferente, pues el riesgo de salir de mala calidad tiene consecuencias enormes en la vida de millones de personas y comprenderlo es sumamente complicado.

Lo anterior produce por sistema la tendencia a elegir candidatos que tienen cualidades como las de simplificar su posición política a niveles de compra de un producto de consumo y hacer promesas electorales atractivas que no necesariamente tienen un fundamento sólido.

Dicho de otra manera, los candidatos políticos que usan el Marketing van a tender a prometer lo que ellos piensan que el electorado desea y expresarlo de la manera más simple posible, sin que por sistema se integre al proceso de Marketing la posibilidad de que las promesas sean realizables. Toda su preocupación es ganar la mayoría de votos un sólo día.

Eso no sucede en el Marketing de las pizzas, que al integrar por sistema consideraciones de calidad del producto haría imposible la promesa de, por ejemplo, “usted puede comer toda la pizza que quiera y al mismo tiempo adelgazará” que es el equivalente de la promesa política de “elevaré el gasto público para fomentar el bienestar al mismo tiempo que reduciré los impuestos”.

Es así que inductivamente queda demostrado que el Marketing tiende a elevar la calidad de los productos que vende y reducir la calidad de los gobernantes que mercadea.


ContraPedia tiene un antecedente en los 80, cuando fueron publicadas una serie de propuestas de palabras y personajes que no existían. Eran muy breves. Esta versión respeta la idea original, jamás publicada antes, con textos más amplios.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras