Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Calderón y el Corporativismo
Eduardo García Gaspar
18 abril 2007
Sección: GOBIERNO, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


El pasado 11 de abril sucedió algo vital para México. El presidente Calderón habló a trabajadores de la CFE, el monopolio estatal, y dijo que esa empresa no será privatizada. Más aún, dijo también que la “rectoría estatal” de los energéticos será mantenida en su administración.

Esas promesas se hicieron en la ocasión de la firma de un acuerdo de vivienda, entre el sindicato único de trabajadores de la electricidad, otro monopolio, y la empresa. Es decir, allí había reunidos tres monopolios, la empresa del gobierno, el sindicato de la empresa del gobierno y el gobierno que es dueño de la empresa.

Reunidos para hacerse favores mutuos, es decir, la misma historia de siempre desde Lázaro Cárdenas. Mil millones para menos de tres mil trabajadores en ese acuerdo.

Fue una buena ocasión para que de nuevo se oyera la frase políticamente correcta de “respetar la autonomía de los sindicatos”, que suena muy bien, pero en realidad es un permiso legal para robar y chantajear. Otra vez, la misma historia de décadas en el sistema político mexicano: corporativismo en pleno.

Para quien tenía esperanzas de cambios y visiones nuevas, eso es una real mala noticia. Ahora sabemos muchas cosas de las que no puede alegarse ignorancia: los monopolios no funcionan, elevan precios y bajan calidad, lo que es básico hablando de energía; los sindicatos son fuente de corrupción y presión política sectorial; el corporativismo daña a los ciudadanos sin representación. Y a pesar de eso, la noticia habla de la continuación de los usos y costumbres del subdesarrollo mexicano.

Efectivamente no son buenas noticias. Lo que se necesita es lo opuesto exactamente. Urge la fragmentación de la producción de energía, la división del poder sindical, la ruptura del corporativismo. Son requisitos necesarios para que el país deje de producir pobreza y desempleo crónicos. Calderón y su plataforma de gobierno eran las opciones más liberales de las pasadas elecciones y aún así…

En fin, lo que queda es tratar de explicar esa incongruencia de Calderón. Y puede hacerse eso sin la premisa del simplismo de Fox. Calderón es, me parece obvio, alguien bastante más complejo que su antecesor y que su ex-opositor del PRD. Alguien ya ha dicho de él que ha permitido el regreso de la política al gobierno mexicano, en oposición al simplismo de Fox. Puede ser y si eso es cierto, entonces las explicaciones son más subterráneas.

Una de ellas, la primera que se ocurre, es el fortalecimiento de la presidencia y del gobierno. No hay duda de que la presidencia se ha debilitado y que el gobierno se ha fragmentado con partidos miopes. Puede ser que lo que se persiga con esas declaraciones sea lograr apoyos de las corporaciones tradicionales, sindicatos principalmente. Esto haría de esas declaraciones una herramienta de fortalecimiento que vacía las oportunidades de protesta de la oposición extrema. Puede ser.

En apoyo a esa especulación está lo dicho, el mayor talento político de Calderón. Y explicaría el regreso a la situación anterior del sindicato de mineros. Sería esto visto como la construcción de alianzas de fortalecimiento, lo que no es una mala especulación. Son noticias malas, de continuismo corporativista, pero se les ve ahora un objetivo comprensible y hasta justificable, el fortalecer a la presidencia y el gobierno.

Supongamos que lo anterior es cierto, entonces la siguiente pregunta es la obvia, la de qué se hará después de fortalecida la presidencia. Si Calderón es complejo, eso es un ejercicio especulativo riesgoso. Una persona bien informada me dijo que posiblemente se trate de tomar una posición fuerte que permita hacer cambios de fondos. Puede ser, pero hay un factor de importancia, la velocidad. Calderón tiene presión de logros en los primeros dos años de su administración.

Sea lo que sea, la reafirmación del corporativismo y los monopolios estatales, aunque sea un instrumento para otros objetivos, es una noticia mala. Alimenta esa misma serie de parásitos que han impedido el logro de crecimiento que ataque los problemas mexicanos de pobreza y desempleo. La buena noticia es que, espero, realmente Calderón sea esa persona más compleja de la que se habla.


ContraPeso.info es un servicio con antecedentes desde 1995, que funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras