Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Cielos Cerrados, Clientes Lastimados
Eduardo García Gaspar
7 agosto 2007
Sección: LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: , ,


Para aquellos aún que se preguntan si México es una economía liberal, la respuesta se mantiene igual que antes: no, definitivamente no. Las pruebas son suficientes para quien las quiera ver. Están Pemex, la CFE, la educación, el IMSS, eso que se llama CETU y ahora una nueva prueba.

Fue reportado que “El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Luis Téllez, anunció un esquema proteccionista para la industria mexicana de la aviación, lo que implica que el gobierno federal no abrirá los cielos durante todo el sexenio” hasta que las líneas aéreas operen con números negros.

Es decir, durante ese tiempo, el consumidor trabajará con números rojos, gastando más de lo que debiera y serán dañados todos, incluyendo a esos que no viajan en avión: el dinero que podría gastarse en una camisa será gastado en un boleto de mayor precio.

La nota dice que “Durante el 49 aniversario de la fundación de la Asociación de Sobrecargos y Pilotos Aviadores (ASPA), el funcionario afirmó que la aviación nacional pasa por momentos difíciles, en particular..: Mexicana y Aeroméxico”.

Lo que significa que pagaremos los privilegios de otro sindicato, el de esas empresas que tienen problemas. Y, desde luego, no podía faltar el elemento nacionalista: “sin lugar a dudas va a haber presiones… pero nosotros somos un país soberano que tomamos nuestras propias decisiones. La decisión oficial de no plegarse a los ‘cielos abiertos’ impedirá a las aerolíneas extranjeras hacer libremente vuelos en territorio nacional”.

Esto es como un rewind and play de épocas pasadas: la idea de que para progresar era necesario cerrar las fronteras porque sin importaciones las empresas nacionales no tienen competencia y se les da un tiempo para consolidarse… lo que sea que eso signifique. El problema es el que no se ve y que es que eso implica que el consumidor sufre por bienes malos y caros.

No hay mejor estrategia empresarial que ésa, la que hace que ellas dejen de tener estímulos para trabajar mejor y se limite su esfuerzo a tener los contactos gubernamentales que les permitan mantener cerradas las fronteras alegando que no están listas. Naturalmente sus sindicatos se benefician también. En el siglo 18, Bastiat, un economista alegó que hay cosas que se ven y cosas que no se ven.

Lo que en esas medidas se ve es el mantenimiento de empresas y lo que no se ve es el daño al consumidor: beneficios a unos pocos y perjuicios a muchos. A finales del siglo 18, esto ya se había visto: el proteccionismo no crea riqueza, simplemente desplaza recursos de un sector a otro (Adam Smith).

Si Mexicana y Aeroméxico no pueden competir con el resto, es mejor que se retiren de ese mercado y sus recursos se usen en otros campos en los que sí puedan tenerse actividades que compitan con otros. Ni usted ni yo tenemos obligación de financiar a empresas que son ineficientes.

Es cierto que por fortuna en México ya se cuenta con otras aerolíneas que son más baratas y eso ha redituado en elevar nuestros ingresos. Si en ese proceso de competencia algunas de ellas fallan, que dejen su lugar a quienes sirven mejor al mercado. Pedir protección al gobierno para que los escude de la competencia es la carta que juega quien es ineficiente.

Es más o menos común el creer que este país se rige por un sistema liberal de economía, al menos en opinión de muchos socialistas. Mucho me temo que la realidad sea otra fácilmente demostrable. Allí tiene usted a los monopolios estatales, entre los que deben incluirse a los sindicatos de educación, los de esas aerolíneas, y otros más. También están las empresas protegidas, como Telmex.

No, esto no es una economía liberal aún. Nos hemos movido en esa dirección, pero aún estamos antes de la mitad del camino. Todavía somos una economía muy regulada, muy estática, muy corporativista y con buenas dosis de proteccionismo. Nuestras autoridades, peor aún, no dan muestras de querer ir en la dirección liberal y, como en este caso, dan pasos hacia atrás.

Si la economía no crece a la velicidad que necesitamos, no hay que echarle la culpa a las políticas liberales, sino a mentes como la de Téllez que favorecen a los privilegiados en lugar de poner atención en las cosas que realmente benefician a las personas.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar explicaciones.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras