Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Cuatro Futuros Mexicanos
Eduardo García Gaspar
24 octubre 2007
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Quisiera compartir con usted un ejercicio especulativo sobre el futuro mexicano de los próximos años, digamos unos seis. Comienzo por aceptar que el futuro es impredecible y que intentarlo es una tontería que sólo ocurre en horóscopos y similares. Pero al mismo tiempo, es posible especular varios posibles futuros ignorando cuál de ellos será el real.

Esos futuros variados suelen llamarse escenarios y son posibilidades que cubren una buena gama de alternativas razonables. Me concentro sólo en el terreno político y parto de un supuesto central: la política mexicana es una lucha por el poder entre partidos políticos dentro de una democracia naciente.

Si ésa es la situación actual, siendo ordenados podemos abrir dos opciones iniciales.

Una, la transición democrática sigue su curso. La otra, no lo sigue y termina esa transición con dos posibles resultados: el primero, la repetición de una situación similar a la posterior a la Independencia Mexicana y a la renuncia de Porfirio Díaz, es decir, luchas violentas entre facciones que disputan el poder. El segundo, la imposición de un régimen dictatorial por parte de quien sea que tome el poder.

Antes de seguir, hago una aclaración. Los escenarios son eso solamente y deben considerar posibilidades por extremas que parezcan. Si es repulsivo poner sobre la mesa opciones de revolución interna o de un gobierno dictatorial, eso es también obligatorio. Pueden suceder y han sucedido.

Sigo con la especulación. La transición democrática puede continuar, pero también puede detenerse. Si se detiene, es entonces cuando puede ser que se presente ese escenario de desorden y lucha armada por el poder. Piense usted en México después de Díaz, con Madero como presidente incapaz de seguir la trayectoria democrática y que después de su asesinato inauguró varios años de violencia en la disputa por el poder. Es una posibilidad que esto suceda, si es que no mantenemos el camino de la transición.

El escenario violento debe ser capaz de hacernos pensar en los terribles efectos que significan las acciones de quienes atacan esa transición y el gobierno que posee. Pero la otra posibilidad, en caso de no mantener la transición, es también terrible, pues significa el escenario de un gobierno dictatorial, no muy diferente al del Díaz.

Mi punto en esto es enfatizar los dos riesgos que se tienen en caso de que los actores políticos no colaboren a mantener y realizar la transición democrática. Quien eso hace está jugando con fósforos y gasolina y pólvora. En este punto, creo, el principal actor es el PRD para dejar de ser una facción y convertirse en real partido, y también el PAN para que en la presidencia no se cometan los errores anteriores, los de Fox.

En caso de que la transición se mantenga y progrese, entonces tenemos dos posibilidades extremas. Una es la de una transición lenta, la otra es la veloz. Su velocidad dependerá de la madurez de los partidos políticos para tener menos lucha por el poder y más lucha por crear bases de crecimiento. La velocidad es crucial porque la lentitud incrementará las probabilidades de los escenarios no democráticos. Cuanto más rápido se camine, mejor.

Si en lo anterior tengo razón, lo que es una posibilidad razonable, tenemos frente a nosotros variables que deben ser observadas con extrema atención.

  • Primero, la realización de reformas reales que den solidez al crecimiento económico, es decir, las reformas superficiales funcionarán debilitando al país.
  • Segundo, la condición necesaria para lograr esas reformas, que es la madurez mayoritaria de los partidos para hacer de lado sus odios y lograr acuerdos.
  • Tercero, la legitimidad de este gobierno y del que venga. Lo que se haga por atacar esa legitimidad, sin causas justificadas extremas, elevará las probabilidades de detener la transición y hundir la país en escenarios indeseables. El factor crítico conocido aquí es López Obrador y su insistencia en ser el presidente legítimo: su actividad es un pasivo nacional severo.

Este es el primer ensayo de escenarios siguientes. Le mantendré informado de los adelantos del análisis.

[Hay más información sobre el tema en  Escenarios Mexicanos 2005-2012]


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar explicaciones.



No hay comentarios en “Cuatro Futuros Mexicanos”
  1. francisco Dijo:

    el escenario catastrofico de una revolucion interna es viable… se observa un movimiento de masas considerable, instigado por… quienes auspiciados por los integrantes del p.r.d. apuntan hacia el objetivo a alcanzar es el poder. Mexico presenta serios problemas… el primero es la falta de valores…la siguiente es que a nadie le interesa el desarrollo del pais anteponiendo al interes de la nación su interes personal. por otra parte te felicito por este analisis.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras