Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Detrás de los Encabezados
Eduardo García Gaspar
29 mayo 2007
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Varias veces se ha mencionado que en los lugares en los que la criminalidad está siendo reducida, las cárceles tienen cada vez más presos. Y eso se ve como una paradoja: si el crimen va para abajo eso debe significar que las prisiones tendrán cada vez menos población.

A pocos se les ocurre pensar en el mecanismo que realmente sucede.

Si usted aplica las leyes, tiene buena policía, captura criminales y los sentencia a prisión, es obvio que el crimen tenderá a descender al mismo tiempo que las prisiones aumentarán el número de prisioneros. Ser condenado a prisión es, en términos económicos, un incentivo negativo para el criminal.

Más de un reportero y de un lector han caído en esa trampa. Y ya que trato el tema, vale la pena ver otra trampa que tiene que ver con los números que tanto gustan a quienes escriben encabezados de medios.

El 22 de mayo pasado, Reuters reportó que “La ONU urge a reducir las extinciones: tres cada hora”. Es decir, cada hora hay tres especies animales que se extinguen.

Y como de costumbre, sale a colación el mismo llamado de siempre a hacer algo para reducir esa matanza, cosa que a cualquier ser normal debe llenar de angustia… porque al final de cuentas, no creo que ni usted ni yo, ni la inmensa mayoría, salgamos a nuestros jardines, ni a los parques, con un arma a matar cuanto animal nos encontremos.

Porque además, Ahmed Djoghlaf, quien encabeza la convención de la ONU sobre la diversidad biológica ha dicho, según la nota, que esta extinción es la mayor desde la de los dinosaurios. Total que se me viene a la mente el remedio de un pensador muy original: quiere usted conservar viva a una especie, vuélvala comestible, como los pollos y los cerdos, que abundan porque hay interés en mantenerlos vivos.

Pero a lo que voy: tres especies desaparecidas cada hora:

  • 72 al día:
  • 2,160 al mes:
  • 25,920 especies al año
  • 259,200 cada diez años y así sucesivamente.

Quien sea que lea esto, no lo culpo, es para intranquilizarse, especialmente cuando las especies muertas no son los molestos insectos que suelen llegar a mi oficina. Pero, en serio. Lea usted eso y verá que los últimos 10 años, por tanto, han visto la desaparición de más de un cuarto de millón de especies.

Pero no hay que quedarse con esa información nada más, pues sabemos que a todos nos gusta exagerar mucho, especialmente a los ambientalistas, para salirse con la suya. La misma nota de Reuters dice también que la World Conservation Union tiene una lista de animales extintos desde 1500 y no llegan a 800 especies, lo que da 160 especies extintas por siglo, 16 cada diez años… una cantidad mucho menor que la calculada por la ONU.

¿Por qué esa diferencia? World Conservation Union hace sus observaciones basadas en realidades. Buscan especies que saben que existen y de no encontrarlas, las consideran extintas. La ONU, en cambio, hace estimaciones basadas en pérdida de hábitats de animales, luego hace estimaciones de los animales que allí cree que vivían y termina con estimaciones de las que piensa que se han extinguido.

Siguiendo el método de la ONU, entonces, usted mismo puede estimar lo que se le apetezca desde la comodidad de su propio hogar y decir lo que se le ocurra, al cabo que son estimaciones, como la de un amigo que dice que en México cada persona bebe dos litros de cerveza al día. Todo porque él lo hace.

Los medios nos proveen con información que viene de todos tipos de fuente y la tratan de hacer llamativa, es decir, alarmante. Por eso, la nota de Reuters tiene una cabeza que causa sobresalto, aunque dentro de la nota en algún lugar están las aclaraciones que niegan ese encabezado, lo que ya es un adelanto pues a veces se limitan a ser altavoces de quienes hablan.

Desde luego, esa costumbre de encabezados alarmantes tiene el mismo efecto del niño que cada día gritaba que había un lobo en el jardín. El día que efectivamente hubo un lobo, nadie le creyó. Las informaciones más importantes, las de más efectos, por tanto, son pasadas a segundo plano si ellas no se prestan a ser causa de turbación. Y eso pone un reto en todos los lectores de noticias.

Tienen ellos la obligación del sano escepticismo para pensar, ¿más de 25,000 especies extintas por año? Al menos suena exagerado. No suena creíble. Debe ser falso. Y eso es un gran ejercicio mental.

POST SCRIPTUM

Y ya que se habló de la ONU, ese organismo parece un chiste que pocos logran entender. Reportado en los medios hace unos días: la Comisión para el Desarrollo Sustentable de la ONU está dirigida por Zimbabwe, un país con inflación superior al 2,000% y tasa negativa de crecimiento. Esa comisión es responsable de desarrollo económico y medio ambiente.

La Comisión de Desarme tiene como integrantes a Irán y Siria; Irán ha desafiado las sanciones de la ONU precisamente un plan de armamentismo y Siria es reconocido como un país promotor de terrorismo.


ContraPeso.info es un servicio con antecedentes desde 1995, que funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras