Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Mejor Pretexto Posible
Eduardo García Gaspar
6 septiembre 2007
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Es un clisé más o menos repetido por muchos. Quizá sin mucho pensarlo con frecuencia se dice que la verdad no existe, que todo depende. Algunos reporteros ayudan sin entenderlo a difundir esto. Recuerdo a uno de ellos entrevistando a una celebridad al respecto de algún suceso y preguntando, “¿cual es tu verdad?”

Hay muchos argumentos que demuestran lo ilógico de decir que cada quien tiene su verdad. Si eso es cierto, entonces ésa es tú verdad pero no la mía y todo el asunto se vuelve un absurdo. Una encuesta reciente ayuda a tratar el tema. Consulta Mitofsky, la empresa encuestadora, reportó que los mexicanos nos vemos como poco mentirosos.

Más de dos terceras partes respondieron ser nada o muy poco mentirosos. Los resultados indican que los hombres se perciben más mentirosos que las mujeres y los mayores de 50 años como menos que el resto. Más de la mitad de los estudiantes aceptaron que mienten a sus padres.

Dice el reporte que,

“Aun considerando a los que dicen no mentir, los mexicanos aceptamos decir en promedio casi cuatro mentiras de todo tipo al día; es decir, si esto fuera cierto, en el país se estarían escuchando aproximadamente 260 millones de mentiras diarias”.

Lo admirable de la encuesta es lo que no dice. La encuesta no tuvo necesidad de definir qué es una mentira. Todos los encuestados lo saben y demuestran ese conocimiento respondiendo las preguntas. Pueden distinguir una mentira, es decir, pueden distinguir una verdad. Mejor demostración de que la verdad no es relativa es difícil de encontrar.

¿Por qué mentir? La encuesta informa sobre esto:

“La necesidad, la conveniencia o el evitar conflictos son las principales excusas que ponemos para decir mentiras… prácticamente dos de cada tres mexicanos pensamos que la mentira es necesaria y justificable, opinión que incluso pasa del 75 por ciento en estudiantes y entre población más escolarizada [sic]”.

Dos piezas de información son por tanto sencillas de ver en la encuesta. Una, sí es posible distinguir una mentira de lo que no lo es. Es una facultad con la que no se tienen problemas. La otra es la causa de la mentira: necesidad, conveniencia y evitar conflictos.

Entiendo que la prudencia debe prevalecer y que en ciertas ocasiones la verdad puede hacerse de lado. Si la cena que prepararon sus amigos para usted es mala, seguramente usted al despedirse dirá “gracias, todo estuvo muy bien”. No veo problema en estas circunstancias triviales y sin consecuencias. El problema se presenta en situaciones mayores.

Allí es cuando veo problemas: la mentira se reconoce, no puede alegarse ignorancia por ninguno y sin embargo dos terceras partes de los encuestados dicen que es justificable por necesidad o conveniencia. Esto ayuda a entender eso de que cada quien tiene su verdad, pues se trata de una bonita excusa para decir mentiras. Puedo alegar que no existe la verdad, que cada quien tiene su verdad y eso es maravilloso, me permite mentir con algo que suena muy elevado.

Y si lo que dice la encuesta puede proyectarse al resto de la población mexicana, este país es uno con los habitantes menos confiables que pueden tenerse. Sólo podría confiarse en una tercera parte de ellos, pero no en el resto que ha afirmado que por conveniencia o necesidad se permite mentir.

Me recuerda la serie de pretextos que recibí cuando compré un sillón que sería entregado en mi casa. Lo fue con retraso importante, y cuando hablaba para quejarme recibía excusas: “el camión ya salió pero se descompuso… el chofer no llegó… le pasamos mal la dirección… había un problema de tránsito… el sillón original se manchó…”

Al final es un problema de confianza en los demás y la desconfianza es un valor causante de pobreza. Los tratos de negocios, por ejemplo, costarán más, requerirán más tiempo, necesitarán más abogados.

No sorprende que esto suceda en un país en el que la educación pública ha ignorado por décadas los valores y las virtudes. Y que ha encontrado un pretexto sensacional, cada uno tiene su verdad.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar explicaciones.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras