Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Embobamiento Global
Eduardo García Gaspar
22 agosto 2007
Sección: ECOLOGIA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Cuando vi que en un periódico mexicano se anunciaba un laboratorio de medicinas diciendo que estaba de acuerdo con Al Gore y su creencia en el calentamiento global, me di cuenta que hay algo podrido en todo esto. Decía la empresa que pagar la vista de Gore

“… tiene por objeto fomentar mayor conocimiento de los alcances y la magnitud del cambio climático, así como la búsqueda de alternativas viables para revertir este grave fenómeno..Es tal la gravedad del problema que Al Gore ha definido al calentamiento global como ‘la crisis más seria que haya enfrentado la humanidad en toda su existencia… Como empresa socialmente responsable, Genomma Lab decidió patrocinar totalmente la visita de este destacado pensador y estadista, para lo cual ofreció gratuitamente los boletos de entrada a la conferencia a través de los medios de comunicación”.

Pasemos del rollo a lo serio. La realidad es doble. Por un lado, la hipótesis del calentamiento global se ha convertido en una campaña de relaciones públicas, fuera del círculo científico. Segundo, no se han divulgado las opiniones contrarias a esa hipótesis tanto como las favorables.

Por mi parte, eso que ha sucedido es un error en buena parte por fallas como la del anuncio que cité, y que peca del uso de la gastada frase de responsabilidad social… como si el resto no lo fuesen.

Una columna reciente de Roy Spencer en TCS (15 agosto) cita datos. Uno de ellos es el error corregido ya por parte de la NASA: las temperaturas de 1998 fueron inferiores a las reportadas y ya no es el año de mayores temperaturas, sino 1934. El otro se refiere a los sitios en los que son colocados los termómetros de NOAA, cerca de los cuales se han detectado fuentes de calor que antes no existían.

Más aún, reporta Spencer quien es Principal Research Scientist, en la University of Alabama: las medidas satelitales han mostrado un mecanismo natural de enfriamiento en los trópicos y que en modelos anteriores se pensaba que era de calentamiento.

En fin, estos datos y otros colocan al calentamiento global como lo que es, una hipótesis digna de mejor tratamiento. Debe ser colocada en el plano correcto, fuera de las campañas de relaciones públicas.

Quienes han tomado a la hipótesis como una bandera, desde luego, no la pueden abandonar y han circulado rumores de pagos realizados a científicos por parte de empresas petroleras para demostrar que la hipótesis es falsa (y los pagos ficticios). Estos rumores no son evidencia de nada puesto que los científicos que intentan demostrar la verdad del calentamiento también reciben donaciones de otros organismos. En fin, estamos inmersos en una guerra de opinión, rollo y noticias parciales.

¿Cómo tratar esto? Al estilo antiguo, el del viejo periodismo que pedía escuchar los varios lados de la historia y reportarlos para que las personas decidieran. Hay evidencias en pro y en contra, y se trata de un asunto científico que ha sido prostituido por Gore y sus acólitos, como se se tratase de una cruzada que defiende un dogma incontestable.

Por parte del ciudadano común, debe él tornarse un tanto malicioso y dudar de las cosas cuando se convierten en pretextos para acciones de relaciones públicas, como la mencionada antes. Sí, va a haber gente que crea en esto como si fuese una verdad absoluta, pero quien es razonable debe verlo como algo por confirmar.

En lo personal creo que todo es eso, una hipótesis que debe ser regresada a los científicos, alejando a políticos del asunto. Creo que hay evidencias contrarias muy ciertas y razonables, y que no son reportadas con la misma fuerza que las que apoyan la hipótesis. Y creo que antes de actuar con cosas como el Protocolo de Kyoto, debe haber una discusión más seria del tema.

Porque al final de eso se trata, de seriedad. No es un asunto para ser tratado bajo las miras de Gore o de M. Moore, ni para convertirse en un pretexto de un anuncio comercial, ni menos aún una posición de periódicos y revistas. Es bastante más que eso. Y, la verdad, es que huele muy mal eso de recurrir a la opinión pública para probar que algo es verdadero.

Post Scriptum

Una joven lectora envió sus comentarios a esta columna, mismos que fueron contestados por el autor:

Señor Eduardo le escribo este mail para expresarle mi inconformidad acerca de su articulo publicado el dia 22 de agosto sobre su opinion sobre su columna.

De nuevo, gracias por escribir.

Lo que me ha molestado de su articulo de opinion ha sido su manera sutil de decir que lo que dice Gore es mentira y que no hay motivo por el cual alarmarse.Me imagino que para haber publicado esto usted ya habra visto el documental de “Una verdad incomoda”  en el que Gore es protagonista y tambien se habra informado en otras fuentes contrarias a lo que dice Gore para haber confrontado su opinion.

No fue sutil mi manera de decirlo, sino muy directa. Lo que dice esa película, mucho me temo, es propaganda. Puede contener algunas verdades, pero el asunto no es para tomar a Gore como una fuente creíble. Nunca tome a ningún político como creíble. Mejor acuda a las fuentes científicas.

¿A que se refiere con que hay algo podrido en esto?, a lo que yo entendi sobre su opinion fue que lo podrido es que Gore, sus allegados y unos cuantos mas se benefician con todo esto.

Lo podrido es que ya no hay mucho argumento para razonar sobre el tema y eso es malo, muy malo.

Y ¿que tiene de malo que este tema se haya salido del circulo cientifico?, como se podra haber dado cuenta en el pais en que vivimos pelan mas a los futbolistas que a los cientificos, entonces que hay de malo en que alguien que no es cientifico y tiene mas atencion de parte del pueblo se dedique a transmitir el mensaje que aquellos no pueden dar a conocer a la mayoria de la poblacion.

Cuando un tema científico se sale de su terreno, corre el peligro de dejar de admitir pruebas y análisis y tornarse un asunto de opinión pública solamente. Que la gente hable de eso me parece extraordinario, que el tema se decida en el terreno público me atemoriza.

Tambien le recalco que este documental fue grabado hace 2 años y en esos 2 años han pasado cosas para contribuir a resolver este problema y tambien cosas que no han contribuido,de esto tambien habla Gore en la seccion de extras en el dvd del documental,le comento esto por que a mi punto de vista usted se refiere a esto en cuanto a que son cosas que no se revelan con tanta publicidad como las cosas malas de las que habla Gore.

En esto, solamente un consejo: vaya a más fuentes serias, no a películas, ni a políticos. Lea sobre la controversia, sobre los cálculos del protocolo de Kyoto… hay mucho más que en esa cinta.

Y tambien en que se basa usted para creer al 100% en las fuentes que ha consultado en el que dicen que no es cierto lo que dice Gore, quien le asegura a usted que los cientificos que revelan esto dicen la verdad, ellos al igual como los que usted menciona en su articulo tambien pueden estar pagados para revelar otros descubrimientos tal vez falsos…todo sea por no alarmar a la poblacion o por desviar la atencion hacia otro lado y no perjudicar a las tantas empresas que les preocuparia que la gente se empezara a consientizar y que por consecuente la ganancia de estas empresas bajaria o la economia de paises importantes se vendria abajo.

Volteo su pregunta, ¿cómo asegurarse que lo que dice esa película sea cierto? Una buena amiga que es ambientalista, me ha dicho que esa cinta es una patraña. Un consejo, no se deje llevar tampoco por complots, que en nada ayudan. La vieja lección es la que debe prevalecer: escuchar a los varios lados de la historia, a las fuentes serias, científicas.

Por otro lado me podria decir usted ¿en que afecta que yo crea en lo que dice este señor Gore o en las publicaciones que han salido sobre el tema del calentamiento global?, a nadie le perjudica que la gente se empiece a consientizar (o tal vez a algunos si…) y empiese a tomar cartas sobre el asunto y contribuir a que el medio ambiente en el que vive mejore.No creo que Gore se valla a beneficiar con la basura que yo reciclo o con que ahorre luz en mi casa con focos ahorradores, o que en vez de transportarme en mi propio carro tome el autobus o camine si tengo que ir a un lugar cerca, o incluso en que baje la ventanilla y no utilice el aire acondicionado.

Su ortografía indica que usted no es una lectora, lo que siento mucho, porque le pone de lado a la fuente donde más información existe. ¿Me daña que usted crea en Gore y su cinta? No, usted puede pensar lo que desee y por eso a usted no le daña tampoco lo que yo piense. La pena es perder la oportunidad de razonar al convertirse el tema en una hipótesis incuestionable. Lástima.

¿Hace usted cosas para evitar contaminar? Me alegra. Yo hago eso mismo con focos, basura, plástico y demás.

En conclusion si la mayoria de las personas pensaran como usted (como lo podra ver en los paises que no aceptaron el tratado de Kyoto) el mundo y me refiero a todo lo que se encuentra en el, no tendria la menor esperanza en que este problema se solucionara o por lo menos disminuira en algunos años, pero gracias a Dios eso esta cambiando y cada dia mas empresas importantes como la que menciona usted y mas personas se estan empezando a consientizar sobre este GRAN PROBLEMA que nos afecta a todos y estan empezando a tomar cartas en el asunto sobre como podemos solucionarlo.

Le sugiero que lea sobre los cálculos que se hicieron para estimar los efectos del protocolo y que indicaron un impacto en extremo bajo, al mismo tiempo que un costo en extremo alto. Y recuerde que hay países como China y la India que no están obligados por ese protocolo. Creo que de hecho es lo opuesto, parece haber una tendencia a repensar el asunto.

Solo tengo 18 años, se podria decir que voy empezando a vivir y disfrutar de la vida,pero yo me pregunto ¿que va a ser de ella si el problema del calentamiento global sigue como va, en aumento y cada vez peor? y por este problema estoy decidida a luchar en contra de el,tal vez contribuyendo en cosas que en comparacion con otros son pequeñas,pero lo que importa es que lo hago y que me atrevi a aceptar lo que como dice el documental es “una verdad incomoda” y si que lo es.

Un consejo: jamás ponga su confianza absoluta en una película y menos aún en un político. Examine los varios lados de la historia, de fuentes serias. Su juventud es una fuerza fascinante, pero no la ponga al servicio de causas dudosas patrocinadas por un político. Usela para aprender más.

Y si todavia le queda duda acerca de lo que dice Gore…solo pongase a ver las recientes noticias que han sido de primera plana en el periodico en el que usted trabaja.

Esa es precisamente mi responsabilidad, estar al tanto de lo que sucede y entre esas cosas están las correcciones de temperatura que hizo la NASA.

Como antecedente curioso, en la siguiente página reproduzco una columna mía de enero de 1995 (El Norte).

Ecolocos (5 enero 2008, El Norte)

El asunto de la participación del Partido Ecologista Mexicano en las elecciones pasadas hizo levantar en este servidor suyo la ceja de la incredulidad mezclada con la morbosidad. Por ejemplo, ¿cuál sería la política económica del partido verde? ¿Cómo manejaría las reservas monetarias? Ps’ sabe.

Hablando del asunto, el otro día me encontré leyendo una entrevista al padre de la ecología. Una entrevista que resultó ser bastante interesante y que dio a un reportero francés. Quizá usted quiera compartir conmigo el contenido de esta entrevista… o quizá prefiera investigar si el logo del PEM de verdad usa un pájaro mexicano o uno extranjero.

Resulta que el papá de la ecología es James Lovelock, que vivía en Inglaterra al momento de la entrevista. El bueno de James escribió un libro en 1974 que se llamó Gaia y que fue el inicio de la revolución ecológica. Fue el que inventó aparatos para medir cantidades pequeñísimas de gases y el que empezó a detectar DDT en pingüinos de la Antártida. Los puntos de su entrevista son bien interesantes y les caen a los ecologistas como balde de desechos tóxicos helados.

Su punto de partida es que somos los habitantes de la Tierra quienes creamos la atmósfera y no la atmósfera la que nos crea a nosotros. Esta sutil diferencia crea una serie de afirmaciones posteriores, pues afirma que la Tierra es un organismo autocontrolado, algo asi como un ecosistema que se cuida a sí mismo. Mucho de ese control viene del azufre y del yodo que se evaporan de los océanos.

El punto de partida de los ecologistas actuales es el contrario. Ellos dicen que la atmósfera es la que nos crea a nosotros y que somos nosotros los que podemos dañar a la Tierra con los CFC, la contaminación industrial y otras acciones humanas.

Bueno, pues la cosa aparentemente no es tan sencilla.Según Lovelock la contaminación industrial es un punto menor que no merece la atención que recibe. Además, según él, los países más avanzados son lo que menos contaminación producen. La contaminación está en los países del Tercer Mundo. Si se desea combatir la contaminación, por tanto, habría que promover el desarrollo económico y no detenerlo como dicen algunos ecologistas.

Según Lovelock la generación nuclear de la energía no tiene nada de antinatural, al contrario, es mucho mejor que la quema de carbón. En todo el universo hay reacciones nucleares, incluso en microorganismos en la Tierra. Y todo el asunto de la capa de ozono es una idiotez. De hecho puede ser benéfico que se adelgace esa capa y que haya agujeros. El gas metano que emiten los arrozales daña más el ozono que los CFC de los aerosoles. Más aún, las algas marinas producen yodo, el que se escapa a la atmósfera y ataca al ozono. Si hubiera demasiado ozono, se daría el efecto invernadero y la vida se vería fatalmente atacada.

Esas algas marinas, que se han doblado en número en el Pacífico desde hace más de 10 años, producen ácido sulfúrico que se va a la atmósfera y sirve para formar nubes. Más aún, las algas absorben gas carbónico que se produce con la contaminación. Dice que los ecologistas afirman que la falta de ozono produce cáncer por desconocimiento y porque eso es fácil de creer por los ignorantes.

Peligros hay. Según este hombre hay que ejercer mucho cuidado con las mutaciones biológicas de las plantas, con la selva del Amazonas y con los océanos. Eso es lo que hay que cuidar. Y en cuanto a la técnica, al contrario de lo que piensan los ecologistas, lo que hay que desarrollar es más técnica.

Mi punto es doble. Primero, la ecología es demasiado seria como para tomarla al estilo de los ecologistas que piden detener todo progreso, toda planta nuclear. Segundo, no es el mundo tan cierto como para afirmar que la Tierra se está calentando, ni que la energía nuclear es dañina. Hay algo terrible en el conocimiento humano. Lo conocemos con la palabra incertidumbre.



No hay comentarios en “Embobamiento Global”
  1. Iván Izquierdo Dijo:

    Creo que cuando afirma “como si se tratase de una cruzada que defiende un dogma incontestable”, Ud parece referirse al dogma cristiano y no a un hecho cientifico. ¿No está un poco confundido?





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras