Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Futuro Inmediato: México
Eduardo García Gaspar
6 noviembre 2007
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Desde luego, como esta columna ha insistido en señalar, el futuro no puede ser predicho. Pero lo que sí puede hacerse es señalar lo que sucedería en caso de que ciertas situaciones se presenten. Sabemos, por ejemplo, que bajo ciertas condiciones, los aumentos del salario mínimo producen desempleo, que la impresión de dinero crea inflación.

Siguiendo esa mentalidad, es posible calcular escenarios posibles de la política mexicana. Ella es ahora un escenario de lucha por el poder entre tres partidos. Eso lo sabemos todos. Esos tres partidos mayores están en conflicto y su meta es conseguir más poder, especialmente la presidencia. No es novedad alguna decirlo. Pero lo que sí es novedoso es examinar lo que eso puede hacer que suceda en el futuro.

Cuando los partidos luchan durante las campañas electorales, ellos acuden a toda una serie de trucos, incluyendo suciedades. Esto es de sobra conocido y se sabe también que al término de las elecciones, cuando los resultados se aceptan, la situación suele tranquilizarse hasta las fechas cercanas a la nueva elección, cuando de nuevo la lucha entre partidos se anima.

El problema de México es que esa lucha no ha amainado posterior a las elecciones del año pasado. Los partidos mexicanos siguen en conflicto, como si ésta también fuese un tiempo de campañas electorales. Es precisamente por esto que es posible predecir un futuro mexicano posible, el que ahora explico.

Durante las épocas electorales, los candidatos se encuentran en un estado mental alterado: hacen todo lo posible por aprovecharse de lo que sucede, sea lo que sea, para darse ventaja o para atacar a su enemigo. Podemos, por tanto, decir que eso mismo sucederá el resto del sexenio de Calderón. Suceda lo que suceda, todo ello será capitalizado por sus enemigos para culparlo o dañarlo. Y Calderón, por su lado, podrá hacer lo mismo.

Los recientes sucesos de Tabasco son una buena muestra. Las desgracias sucedidas son aprovechadas para atacar al partido ganador y al presidente, y viceversa. Eso en lo que corresponde a sucesos sobre los que no se tiene control: accidentes en Pemex, catástrofes naturales, incremento de la violencia, todo, absolutamente todo, va a tender a ser exagerado por los partidos para beneficiarse o dañar al opositor.

Eso es una prolongación de los ánimos alterados que los candidatos tienen en tiempos de campaña. Pero hay más. No sólo puede haber sucesos imprevistos, también pueden darse sucesos provocados, es decir, creados por los partidos en conflicto para beneficiarse o dañar al contrario. Y ya que lo que más beneficio rinde es el ataque al opositor, entonces puede hacerse un pronóstico razonable.

La transición democrática mexicana en los siguientes años será una continuación de los tiempos de campaña electoral y habrá continuos ataques entre partidos. Ellos aprovecharán para atacar con todo suceso imprevisto que se presente, pero, lo más peligroso, intentarán crear situaciones ellos mismos. Si lo que digo es cierto, o es al menos una probabilidad aceptable, entonces tenemos que la transición democrática exitosa depende de la actuación general del presidente y su equipo.

Es decir, Calderón y su gente tienen frente a sí el reto de manejar los ataques que reciban de manera exitosa. Por exitosa quiero decir, casi, de la manera en la que Fox no entendió su oportunidad. El arribo a una democracia sólida, por tanto, depende de la manera en la que el actual presidente sepa manejar las crisis que se presenten, las incontrolables y las provocadas.

Creo que pocas veces como ahora el futuro de México depende tanto de una persona y su equipo cercano. De lo que hagan, dejen de hacer, digan o no digan, depende buena parte del futuro mexicano. El salir airosos de las crisis, reales y creadas, será vital para el país y, si se logra, es posible que la estrategia de seguir en campaña aún después de las elecciones se desgaste y llegue a entenderse en los partidos que ellos también tienen otra función, la de gobernar, no sólo la de alcanzar el poder.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar explicaciones.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras