Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Humanos y Borregos
Eduardo García Gaspar
11 enero 2007
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, SEXUALIDAD
Catalogado en:


El 3 de enero, en el Times de Londres, fue publicada una noticia que merece la pena ver un poco más de cerca. El tema es la sexualidad de los borregos. La nota reporta que unos investigadores de EEUU trabajan en la corrección de las tendencias homosexuales de algunos de esos animales. Se ajustan algunas hormonas en los borregos afectados y eso produce más apareamientos.

La investigación es de la Oregon State University en la ciudad de Corvallis y de la Oregon Health and Science University en Portland. La noticia no tiene nada de particular en realidad, sino es por la reacción que ha provocado en algunas personas.

Créalo o no, el Times reporta que “Martina Navratilova, la jugadora lesbiana de tenis, que ganó nueve veces Wimbledon, y científicos y activistas de derechos de homosexuales” han protestado solicitando que se abandone el proyecto.

Los activistas, en serio, defienden el derecho de esos animales de ser homosexuales. Y consideran crueles tales estudios. Se reportó que un 10 por ciento de lo borregos tienen esas tendencias, las que curadas elevarían la productividad de las manadas. La cura radica en el uso de hormonas, lo que ha hecho que se sientan atraídos por las hembras y no por los machos.

La nota reporta también la existencia de otros estudios relacionados. Por ejemplo, en 1960 en Alemania Oriental se usaron hormonas en ratas de laboratorio estudiando el homosexualismo con la idea de erradicarlo. En 2002 hubo un estudio de cerebros de muertos de SIDA, que encontró que los cerebros de homosexuales tienen características diferentes a los de heterosexuales.

El tema tiene varios aspectos a examinar. Uno es el aspecto del sexo, uno de los grandes favoritos de estos tiempos. Dos, da la oportunidad de protestar a activistas que protegen lo que sostienen, y eso es también noticia fácil y llamativa. Tres, plantea la posibilidad de aplicación de esos resultados a seres humanos: quizá ciertos medicamentos aplicados en momentos cruciales eviten el homosexualismo, una decisión que en mucho recaería en los padres.

Y cuatro, la curiosa actitud de detener a la ciencia: un reclamo que ha sido ampliamente criticado y juzgado como retrógrado. Recuérdese a Galileo. Al parecer aún hay personas con igual actitud y que usan argumentos notables, como el del derecho de los borregos a ser homosexuales. ¿Puede haber tal derecho?

Creo que sí lo puede haber, pero tendría que estar condicionado a que los borregos tuvieran la capacidad de escribir una constitución política y crear varios libros discutiendo sus propios derechos.

Es desafortunado que los defensores del homosexualismo usen argumentos como ése, pues después de todo las acciones animales no siguen el mismo proceso que el de los humanos. Son más instintivos y nosotros más racionales. Ellos no tienen el sentido de libertad que poseemos, lo que nos coloca en una posición muy diferente.

El estudio referido tiene implicaciones interesantes. De ser cierto, indicaría un origen corporal del homosexualismo, lo que es sostenido por muchos como una causa para respetarlo. Pero añade otra cuestión: puede ser evitado y eso introduce otra variable, la decisión libre de la persona para hacer eso. Y esto hace surgir la diferencia: los borregos no realizaron el estudio. Fueron los humanos.

Creo que el estudio del homosexualismo no debe detenerse. Rechazarlo es una actitud contraria a la razón. Y su análisis debe seguir al menos en parte dos avenidas vitales. Una es la de investigar lo (ir)remediable de la condición, explorando si es o no una opción voluntaria de la persona, como el nacer biológicamente hombre o mujer.

La otra avenida es la exploración de los aspectos morales, los que me atrevo a definir como la congruencia entre la naturaleza humana y el homosexualismo. La primera es el campo del “ser”, de la realidad tal como la podemos conocer. La segunda es la del “deber ser”, la de las obligaciones y deberes.

El tema es importante, por lo que es un desconsuelo que sea oscurecido por defensas tan pedestres como la de la tenista y actitudes tan ciegas como la de querer detener el avance de la ciencia con argumentos que sólo son políticamente correctos.

POST SCRIPTUM

El artículo referido esta aquí.


ContraPeso.info es un servicio con antecedentes desde 1995, que funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.



No hay comentarios en “Humanos y Borregos”
  1. María Elena Rodríguez Dijo:

    Disculpen esta ligera opinión: creo que a los homosexuales activos (los hay castos) les aterra la simple posibilidad de que se evidencie que es posible revertir su condición, alterarla, o mínimo autocontrolarla. Su “preferencia” sexual es razonada. Como también es razonado el “preferir” que las cosas sigan igual y, si es posible, se “estandarice” con ellos el resto de la humanidad.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras