Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Imposible Alegar Ignorancia
Eduardo García Gaspar
4 diciembre 2007
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, Y FABULAS E HISTORIAS
Catalogado en: ,


Hubo una vez dos cazadores que decidieron ir a Canadá. Querían cazar, cada uno, un oso adulto. Juan, uno de ellos, ya había hecho esa excursión y no tardó mucho en convencer a Pedro de ir con él. Se realizaron los planes, se compraron los materiales y se hicieron los arreglos del viaje. Viajarían en un vuelo comercial a una de las principales ciudades de Canadá y de allí, un avión privado los llevaría a la zona de caza.

Fue así que Juan y Pedro subieron al pequeño avión que los dejó en el alejado sitio que el primero había visitado pocos años antes. El plan era sencillo: quedarían ellos en ese bosque durante una semana en busca del oso a cazar y el piloto regresaría por ellos al término de ese tiempo. Así se hizo. El primer día, los cazadores acamparon y prepararon todo para arrancar la caza al día siguiente.

El bosque era impresionante. Parecía que ningún ser vivo había puesto allí un pie jamás. Al final de los siete días, cada uno de ellos, Juan y Pablo habían cazado un hermoso ejemplar adulto, pesado y enorme, del que el mejor cazador del mundo se sentiría orgulloso. Acudieron al lugar designado para esperar el avión. Con sólo unos pocos minutos de retraso llegó.

Bajó el piloto para ayudar a los cazadores a subir el equipo y al ver los osos comentó que al menos cada uno de ellos pesaba cerca  400 kilos y que su avión no podría con todo el peso. Juan, entonces, dijo al piloto que no se preocupara, que cuando él estuvo la vez pasada en ese mismo lugar y en la misma situación,el piloto hizo el mismo comentario, pero que a pesar de eso se puso toda la carga en el avión y éste sí pudo despegar.

Un tanto escéptico el piloto, miró a Juan y dijo que estaba bien, que sí la vez pasada un avión igual con la misma carga y en la misma situación pudo despegar, que entonces todo iría bien. Así, con los dos cazadores, los osos, el piloto y el equipo, el avión inició el despegue y lo logró, no sin bastantes esfuerzos. Pasaron pocos minutos, cuando el avión comenzó a perder altura.

Y la siguió perdiendo a pesar de los esfuerzos del piloto por evitarlo. La situación era desesperada y la nave cayó en un claro, donde gracias a la pericia del piloto se evitaron accidentes fatales. De entre los restos de la nave salieron Juan y Pedro y el piloto. Juan caminó unos pasos alejándose de la nave. Puso sus puños sobre la cintura, vio el accidente y dijo, “Efectivamente, igual que la vez pasada, caímos prácticamente en el mismo lugar”.

La historia trae a la mente situaciones conocidas, que en lo general son casos de personas que no aprendieron la lección. Tome usted el caso muy común de gobernantes que desean regular los precios de los bienes. Son como Juan que quiere llevar al oso en el avión. Existen leyes y principios físicos que de no respetarse producen malos resultados, como la caída del avión. Regular precios arbitrariamente es lo mismo: violar a las leyes de oferta y demanda no es diferente a querer hacer volar un avión demasiado pesado.

Se va a intentar y por algún tiempo podrá creerse que se tiene éxito. Pero al final la realidad se impone. Y sucede lo mismo que antes pasó con intentos iguales. Las lecciones parecen no ser aprendidas, o bien la ignorancia de los gobernantes es enorme. Se hace, por ejemplo, una ley que intenta proteger a los trabajadores pero en esa ley se ignoran cosas reales que al final producen lo contrario de lo que intentaban: en lugar de proteger dañan a los empleados disminuyendo la creación de empleos.

No son cosas en las que puede alegarse ignorancia o desconocimiento. Están escritas en libros, reportadas en investigaciones, sufridas en casos reales. Sabemos lo malo que es un monopolio como Pemex y sin embargo se buscan excusas como la soberanía para justificarlo. No importa lo que se diga, ni la excusa que se dé, un monopolio tendrá malos resultados y dañara a todos.

Si en la historia Juan produce la impresión de estar viendo a un tonto, imagine usted la impresión que produce un gobernante que hace lo mismo, pero en escala mayor.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar explicaciones.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras