Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
La Cinta Tiene Mensaje
Eduardo García Gaspar
2 enero 2007
Sección: ARTE, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


No sé si estoy en lo cierto, pero me he encontrado con reciente gran frecuencia la repetición de otra de esas nociones que deben ser puestas en tela de juicio. Se trata de la frase común que repetimos sin mucho pensar, la de que cierta película “tiene mensaje”. No había yo dado mucha atención al asunto, hasta que alguien me lo comentó.

Creo que es cierto. Resulta que una persona dice que ha visto cierta película y comenta que ella tiene “mensaje”. El comentario es aceptado por quienes lo escuchan y se da por entendido que todos saben de qué “mensaje” se trata. ¿En serio todos ven el mismo “mensaje”?

Puse a prueba en un par de ocasiones el tema y resultó interesante. A quienes hicieron el comentario de que la cinta tenía un “mensaje”, les pregunté qué mensaje era ése. La reacción inmediata fue una expresión obvia y de molestia, como si yo fuese un idiota que ignora ese “mensaje”.

La siguiente reacción fue la verbalización del mensaje: una serie de palabras vagas que variaban mucho de persona a persona.

Haga usted la prueba en la siguiente oportunidad que se presente y pregunte qué “mensaje” da la película de la que alguien dice que lo tiene. Es probable que obtenga diferentes respuestas, quizá hasta contradictorias. No todos captamos el mismo “mensaje”, si es que lo tiene… porque es muy posible que no lo tenga y se trate de una simple historia cuyo autor quiso contar sin mayor pretensión.

Todo esto me lleva al tema que quiero compartir con usted. Seguramente se ha encontrado usted con comentaristas y críticos que ante la obra de un artista hablan de “lo que el artista quiso decir con su obra” y a continuación sueltan una explicación insulsa de sus propias ideas y que poco tienen que ver con las del artista. Eso me sucedió una vez cuando el guía de un museo explicó no sé qué cuadro del siglo 18 usando las teorías de Marx.

Las únicas obras que estoy seguro que tienen mensaje intencional son las fábulas: breves historias que al final contienen una moraleja escrita por el mismo autor con la lección que la historia enseña. Fuera de allí, no creo que haya mucha claridad de “mensajes” en obras artísticas e incluso puede ser dudoso si el autor pretendió dar un mensaje a su audiencia. Tal vez sólo quiso contar una historia o representar algo.

Si usted lee Los Viajes de Gulliver (no las versiones condensadas para niños), se va a divertir y entretener, pero además encontrará pasajes que pueden ser vistos como críticas a los hombres y sus superficialidades. ¿Es eso un “mensaje”? No lo creo. Es una crítica quizá, pero nada tan claro como las moralejas de las fábulas. Creo que el punto es importante porque nos impide gozar el arte.

Si acaso en todo nos ponemos a encontrar “mensajes”, perderemos el don de gozar el arte por el arte mismo. Vea usted Las Meninas, de Velázquez, y entenderá lo que digo: no busque el mensaje, que no lo tiene. Simplemente deje que la obra lo coloque a usted dentro de ella para gozarla. Sí, hay explicaciones de las colocaciones de los personajes, pero no hay “mensaje”.

Y quizá sea esto parte de la decadencia del arte actual: querer que las obras tengan un “mensaje”, cuando no necesariamente lo deben tener. El arte es más la belleza por la belleza, lo que no encuentro en, por ejemplo, la fotografía de un crucifijo en una situación sacrílega. Pero sí la veo en pinturas de Monet, o Goya. ¿Tienen “mensaje”? Me importa un comino. Es la belleza lo que debe buscarse.

Porque además sucede que cuando algún artista intenta mandar un “mensaje” resulta que ese “mensaje” es de lo menos interesante que puede haber. Y la belleza es sacrificada por el “mensaje”. Y se produce basura, como la explicación que escuché de una exposición de un pintor en la que el tipo quería mostrar la decrepitud de la sociedad moderna y lo único que logró fue mostrar una serie de pinturas que ilustraban su propia decrepitud.

Por mi parte, y quizá esté equivocado al ir en contra de lo políticamente correcto, el “mensaje” del artista lo pongo de lado. Lo que me importa es la belleza, el gozo que se siente al ver algo espléndido y que conmueve. Porque quizá sea que el arte no sea un medio de comunicación de “mensajes”, sino uno de elevación del espíritu por medio de la belleza.

POST SCRIPTUM

• Las Meninas pueden ser vistas aquí y aquí.

• El 3 de Mayo, de Goya, puede ser visto aquí.

• Los Viajes de Gulliver pueden ser accedidos aquí.


ContraPeso.info, un servicio con antecedentes desde 1995, funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.



No hay comentarios en “La Cinta Tiene Mensaje”
  1. Maria Elena Rodriguez Dijo:

    Concuerdo. “Traducir” la emoción a palabras disminuye su pureza, aun en la misma persona que “siente” el mensaje. Sumémosle cada interpretación y párale de contar. (“Toda traducción es una traición”). Gracias x los links.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras