Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Libertad es un Valor
Leonardo Girondella Mora
5 marzo 2007
Sección: LIBERTAD GENERAL, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Existe una confusión que quiero hacer objeto de una breve exploración en esta columna —quienes defendemos a la libertad como un gran valor humano, tal vez el mayor de todos, solemos ser confundidos con los partidarios de la democracia. Ser liberal y ser demócrata son cosas distintas.

La libertad es un valor, un valor arraigado en la naturaleza del hombre —un hombre que no es libre es atacado en uno de sus rasgos centrales. En cambio, la democracia es una herramienta solamente, un proceso, una fórmula, un instrumento para hacer respetar a la libertad en los terrenos políticos. Un valor no puede ser colocado al mismo nivel que un aparejo o una máquina.

La aclaración es conveniente en tiempos actuales, cuando se habla más de democracia que de libertad —lo que es un atolondramiento de proporciones gigantes. ¿Cómo colocar en un nicho de admiración indiscriminada a un simple proceso de división de poderes políticos y selección de gobernantes? No tiene otra explicación que la confusión misma de gobernantes y gobernados —todos elogiando a la democracia como si ella fuera la respuesta a todos los problemas.

Un prototipo de esta anomalía es la serie de llamados a la democratización del Catolicismo —una serie de grupos católicos solicitan eso, lo que en realidad significa aplicar el principio de mayoría para las decisiones de esa institución.

Es igual a lo que sucede dentro de un gobierno, donde por principio de mayoría de emiten leyes y se eligen gobernantes. Es una solución de procedimiento destinada a dar solución a la toma de decisiones. Eso y nada más.

Pero la democracia, es decir, la regla de la mayoría y de la división del poder, no trabaja en el vacío —ella parte de principios que no están sujetos a voto, como el del valor del hombre: no podría estar sujeto a votación el decidir si se declaran esclavos a algunas personas.

Tampoco podría ponerse a voto el legalizar el robo, el secuestro, o el asesinato, o la misma posibilidad de dejar de ser de usar a la democracia. La regla del voto mayoritario requiere un marco de valores fundamentales que no están sujetos a votación —sería una locura legislar sobre reacciones químicas, principios matemáticos y similares.

Al fin y al cabo lo que quiero decir es que hay terrenos en los que no puede aplicarse el principio de mayoría —la verdad, las cuestiones filosóficas, no son tampoco sujetas de ese procedimiento. ¿Podría algún congreso legislar cuál de todas las religiones es la verdadera o sujetar esa cuestión a los resultados de un referéndum?

Si alguien se llama a sí mismo demócrata tendría que contestar afirmativamente para ser congruente con sus creencias —pero no contestaría así de ser un liberal.

Por eso, creo juicioso sostener que las peticiones de democratización del Catolicismo, o de cualquier otra religión, son pasiones desbordadas de quienes colocan a la democracia en un lugar que no merece.

¿Por votación de los fieles católicos va a resolverse si San Agustín es mejor que Santo Tomás, o si se cambia el texto del Credo, o si tal o cual conducta deja de ser pecado? Por absurdo que sea, algo así sucede en nuestros días. No sólo en este campo, sino también en la política.

Algunas de las discusiones de la actualidad han llevado al nivel democrático cuestiones tensas, cuyas soluciones eran antes dejadas fuera del terreno del conteo de votos —un ejemplo de esto es el de la legalización del aborto.

El otro ejemplo es el del matrimonio de homosexuales. Las discusiones han sido serias y profundas, encontrándose un sólo remedio posible, el democrático, es decir, la decisión por número de votos, lo que no es precisamente lo mejor que puede hacerse.

¿Tiene el hombre común la preparación para decidir sobre asuntos de tal complicación y sutileza intelectual? No pienso que sea así, pero se hace porque no hay otra manera de resolver los dilemas abiertos a discusión. Y a eso ayuda la entronización de la democracia. Concebida como un valor, se le cree capaz de lo que no puede hacer: definir lo correcto y el deber ser.

Es decir, la confusión al respecto de la democracia, su elevación al terreno de los valores más dignos de defender ha ocasionado el olvido de eso que ha dado ocasión a la democracia y que es la libertad. El descuido tiene su costo porque hace a la verdad y al deber ser una cuestión de opinión mayoritaria y por eso, algo cambiante y volátil —lo opuesto a lo que debía ser. Esto, creo, explica mucho de nuestros tiempos y su desorientación moral.

Termino con una consideración —una sobre la idea que de la libertad tienen muchos de sus defensores. La libertad supone la existencia de valores inamovibles interiorizados por el individuo de tal manera que él mismo tenga la capacidad de hacer lo mejor en cada circunstancia. Cuando a esa persona se le dice que los valores a seguir son los determinados por la mayoría, su libertad se somete a corrientes veleidosas y deja de ser libre por ese mismo hecho.

Siendo la libertad un valor absoluto no puede sustentarse en herramientas inferiores —si así fuera, podría darse el caso de decidir por mayoría dejar de ser libres dentro de una sociedad, lo que no es una invención irreal y se ha dado.

La democracia es una herramienta imperfecta destinada a evitar abusos de poder y llegar a acuerdos en unos pocos terrenos. No tiene la capacidad para resolver cuestiones morales, religiosas, éticas, filosóficas


ContraPeso.info es un servicio con antecedentes desde 1995 y funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.


2 Comentarios en “Libertad es un Valor”
  1. leysmar Dijo:

    Me gustó mucho el contenido sobre la libertad.

  2. jose guadalupe hernandes lopez Dijo:

    porque la livertad esx un valor. NOTA DEL EDITOR: imaginamos que lo que usted quiso hacer es una pregunta, “¿por qué es un valor la libertad?”. Porque es parte de la naturaleza humana ser libre, porque es un bien humano, porque sin libertad no se puede ser humano.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras