Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Lo Moral y lo Legal
Eduardo García Gaspar
27 abril 2007
Sección: ETICA, LEYES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Ocurrió lo esperado, Grupo Imagen lo reportó con estas palabras,

“Por 46 votos en favor, 19 en contra y una abstención, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó la reforma al Código Penal de la Ciudad de México que despenaliza el aborto hasta las 12 semanas de gestación. La ley entrará en vigor un día después que sea publicada en la Gaceta Oficial del Distrito Federal y con ello cualquier mujer tendrá derecho a interrumpir su embarazo de manera gratuita en las unidades médicas del Gobierno capitalino”.

Y eso me recuerda algunas clases en la universidad, conversaciones con amigos y un caso de demandas de negocios. Es la diferencia entre lo legal y lo moral, cosas que deben coincidir, pero que en ocasiones difieren.

Recuerdo a un abogado que proponía a su cliente una cierta acción en contra de otra persona diciendo que era una acción perfectamente legal. A eso respondió el cliente, “Será legal, pero no es moral hacerlo”. Y no lo hizo.

La moral y las leyes tienen un mismo origen, que es una serie de ideas al respecto del mundo y las personas. Cuando esas ideas son las mismas, ambos, leyes y moral, coinciden. Por eso vemos en la moral una prohibición del robo, que las leyes también castigan. Igual sucede, por ejemplo, con el daño a terceros y cuestiones como el respeto a la vida humana.

Pero la moral es más amplia y obliga sin coerción cosas como respetar a los padres, cuidar de los hijos, ayudar a los demás. La ley es más limitada y detallada, define, por ejemplo, el robo con atenuantes y agravantes, especificando penas y multas.

La ley también entra en terrenos de mucho detalle, como los reglamentos de tránsito. Ha sido dicho que la moral es como un círculo cuya circunferencia en mucho mayor a la de la ley, la que es otro círculo mucho más pequeño dentro de la moral.

Una gran problema se presenta cuando alguna ley va en contra de la moral. Cada persona entonces debe decidir por sí misma: respetar a la moral o atenerse a la ley. La despenalización del aborto es un caso de estos.

La persona puede abortar sabiendo que no recibirá castigo legal, pero aún así, sigue vigente el principio del respeto a la vida humana en el círculo de la moral y que obliga más que lo que la ley dice. Seguirá existiendo una acción inmoral, aunque ella sea legal.

Es decir, se presenta al final el punto central de la moral, que es la decisión personal: se actúa o no de acuerdo a los mandatos morales sin que en esa decisión tenga influencia el poder de coerción del gobierno. Si alguien roba, es obvio que se trata de un acto inmoral que también es castigado legalmente. Pero hay casos en los que el gobierno no castiga y la persona decide.

Eso es lo que al final ha sucedido en la capital mexicana y la ley que despenaliza el aborto. La decisión de abortar es dejada a la persona, sin que intervenga el gobierno y su coerción. Pero la decisión no es sólo de la persona, sino de quienes colaboren a realizar ese acto: doctores, enfermeras y demás. Ellos decidirán si deciden cometer una acción inmoral que no es ilegal.

Al final, ése el el drama de la existencia humana, el de la libertad que tenemos para hacer las cosas que se deben o las que no se deben. Quizá así pueda definirse nuestra vida, como un conjunto de elecciones que hacemos bajo guías que están basadas en ciertas ideas con respecto al mundo y nosotros mismos… lo que nos manda al terreno de esas ideas.

Son las ideas que hemos desarrollado y que provienen de una variedad de orígenes. Son realmente el terreno de la filosofía y de las religiones. Son las que explican nuestra existencia y de las que derivamos mandatos que orientan nuestra libertad. Sin esas ideas, estaríamos absolutamente perdidos. Es un terreno que no puede estar vacío.

Y depende de las ideas que lo llenen el que unos digan que el aborto es permitido y otros lo opuesto. Por eso me opongo al aborto, porque tengo ideas que valoran la vida de todos, que los consideran iguales y dignos de respeto porque todos somos al final creaciones de Dios… y todo eso me permite distinguir entre lo que es legal pero es inmoral.

POST SCRIPTUM

• Me decía un profesor hace tiempo que los espíritus primitivos de escasas luces intelectuales con dificultad perciben la diferencia entre lo legal y lo moral, que para muchos lo que es legal es permitido a pesar de que sea patente su inmoralidad. Y ése es un real peligro, el de que demasiadas personas piensen justificar una acción meramente sobre bases legales.

• Un alumno mío, al tratar este tema, aplicó la noción de los efectos colaterales indeseables y dijo que la despenalización del aborto es un incentivo a la multiplicación de las relaciones sexuales, lo que posiblemente eleve el número de casos de enfermedades contagiadas por ese medio. En otras palabras, la despenalización del aborto es un incentivo para el incremento sin protección de relaciones sexuales… un razonamiento digno del mejor economista.

• Hay un libro muy recomendable al respecto, el de Johnson, Paul (1992). MODERN TIMES : THE WORLD FROM THE TWENTIES TO THE NINETIES. New York, N.Y. HarperPerennial. 0060922834, chapter 1, A Relativistic World, pp.1-48.

• Otra obra del mismo autor profundiza más, Johnson, Paul (1996). THE QUEST FOR GOD : A PERSONAL PILGRIMAGE. New York. HarperCollins Publishers. 0060173440.

Es especialmente recomendable ¿Tienen Alma Los Embriones? También resulta interesante Gobierno y Moral.


ContraPeso.info es un servicio con antecedentes desde 1995, que funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.



2 Comentarios en “Lo Moral y lo Legal”
  1. Daniel Edmundo Muñoz Samboní Dijo:

    Interesante. Hace que uno cuestione demasiados actos legales pero en demasía inmorales que tiene la justicia, en especial la de mi país, Colombia. Gracias por haberme ampliado el concepto sobre lo moral y lo legal. Siempre tendré en cuenta su sitio. Gracias nuevamente.

    P.D: A favoritos!

  2. Tosti Dijo:

    “Ha sido dicho que la moral es como un círculo cuya circunferencia en mucho mayor a la de la ley, la que es otro círculo mucho más pequeño dentro de la moral”. Si esto es así, todo lo legal está en lo moral. Pero muchas veces vemos que no es así.
    Debería ser: “Ha sido dicho que lo LEGAL es como un círculo cuya circunferencia en mucho mayor a la de la MORAL, que es otro círculo mucho más pequeño dentro de la LEY”. De esta forma hay cosas que son legales pero no morales y cosas que son legales Y morales.
    NOTA DEL EDITOR: tengo la fuerte impresión de diferir; la moral es mucho más amplia y cubre mucho más que la ley, la que es más limitada y estrecha.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras