Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Mexicanos Afortunados
Eduardo García Gaspar
25 enero 2007
Sección: LIBERTAD GENERAL, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La realidad es que en los últimos 30 años ha habido avances en la libertad del mundo, pero que en la última década esa tendencia se ha estancado. Eso señala el reporte Libertad en el Mundo 2006 recientemente publicado: el número creciente de países con libertades políticas, dice, se ha quedado sin gran cambio desde finales de los años 90.

Hay retrocesos en la región de Asia-Pacífico, en partes de África y en naciones que fueron partes de la URSS. Es de notar el movimiento contra la libertad en Rusia, Venezuela, China, Irán y Zimbwabe. En total, 33 países bajaron sus índices de libertad y 18 los elevaron.

Los cálculos indican que un 47 por ciento de la población mundial vive en países considerados libres, 30 por ciento en naciones parcialmente libres y el resto en naciones no libres.

Existen caídas en países considerados libres o parcialmente libres, como Sudáfrica, Kenia, Taiwán, México, Brasil, Argentina, Hungría. Las tendencias hacia menor libertad se han detectado en factores como libertad de expresión, reducido nivel de estado de derecho, corrupción y falta de transparencia gubernamental. Rusia, Venezuela e Irán son citados como ejemplos de pérdidas de libertad.

Los datos para las Américas indican que la mayoría son vistos como libres, 25 países. Con 9 considerados parcialmente libres y Cuba solamente calificada de no libre. Los últimos resultados electorales, me parece, provocarán una disminución de los países libres en el próximo reporte. Venezuela, Colombia. Ecuador y Nicaragua tienen riesgos notables de reducción de libertades ciudadanas.

¿Por qué colocar tanta atención en la libertad? Hay dos razones principales.Una es de naturaleza filosófica y la otra de naturaleza práctica.

Empecemos por esta última: las evidencias con las que se cuenta indican que las libertades y la prosperidad están íntimamente asociadas en una relación causal. Las naciones más libres son las que más prosperan dentro de una correlación bastante compleja y multivariable.

La razón filosófica se refiere a la naturaleza misma del ser humano, considerada digna en sí misma y con libertad esencial. Los seres humanos somos libres por naturaleza y merecemos vivir dentro de regímenes sociales que respeten nuestras libertades en todos los campos.

Es decir, lo que la naturaleza humana reclama da además buenos resultados prácticos. De allí que sea importante vigilar a la libertad en el mundo, conociendo qué tanto se respeta el derecho a la libertad y, por ende, las probabilidades de prosperidad.

Lo que indican los resultados de ese estudio es que la tendencia de la libertad era ascendente en el último tercio del siglo pasado, pero que esa tendencia se ha estancado en el mejor de los casos.

Eso provocará quizá una ampliación de la brecha de crecimiento: podemos anticipar que, por ejemplo, de continuar la situación Chile abrirá la brecha que lo separa de Venezuela. Todo por el respeto a las libertades esenciales de las personas. El punto además sirve para señalar de nuevo lo hueco que tiene la democracia cuando ella es considerada como un valor en sí misma.

No lo es. La democracia es sólo una herramienta cuyo fin es el respeto a las libertades humanas. La democracia no es un valor. La libertad es el valor que usa a la democracia como un instrumento que la defiende. Es así, por ejemplo, que Venezuela ya no es una democracia, incluso a pesar de que Chávez haya ganado las elecciones. No lo es porque su gobierno ha anulado las libertades humanas concentrando poder en un dictador.

Creo que ése es el gran valor de estudios como el de la Libertad en el Mundo 2006, el de recordarnos lo importante que es nuestra libertad humana, como derecho esencial nuestro y más aún, como un medio para prosperar. Y recordarlo no está de más en un país como México, sin tradición de libertades ni sapiencia política, aún.

He citado desde hace varios años está cifra: un 2 a 3 por ciento de los últimos 700 años de nuestra historia han sido vividos bajo sistemas de libertad y estos momentos son parte de ese pequeño porcentaje.

Somos en extremo afortunados los mexicanos de hoy. Vivimos en una época de excepción para nuestro país. Pero aún corremos el riesgo de regresar a regímenes opuestos a la libertad. Saberlo ya es ganancia.

POST SCRIPTUM

• El anuncio del reporte de libertad está aquí.

• El reporte en PDF está aquí.

• Una página interactiva para conocer el resultado de cada país está aquí y contiene un pequeño texto sobre cada país.


ContraPeso.info es un servicio con antecedentes desde 1995, que funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras