Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
México: lucha de partidos
Eduardo García Gaspar
4 septiembre 2007
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Lo sospechado ya está en la superficie para cualquiera que lo desee ver: el gobierno mexicano es un escenario de lucha por el poder entre partidos, el resto no importa. Kissinger tenía razón, el poder es el mayor de los afrodisiacos.

Dos pruebas al respecto.

• Una, la ya muy comentada intención de los partidos para influir en los nombramientos de los consejeros del Instituto Federal Electoral, un tema que lleva días de ser tratado en los medios. En el fondo es algo simple. Si los partidos logran influir en eso, se pierde la independencia del IFE y si ella se pierde, mucho de lo ganado en la democracia naciente se va al traste.

• Pero hay otra prueba, menos comentada que al anterior. Es una propuesta a debatirse en el congreso. Contiene reglas para limitar tiempos oficiales a fuerzas políticas, fijar gastos en medios, fiscalizar ese gasto e impedir que terceros intervengan en las campañas. La propuesta, según se reportó, se concentra en reconocer que los partidos no son honestos en el manejo de sus presupuestos de campaña y que se necesita mejorar las reglas para hacerlos honestos.

Pero el punto preocupante es el otro, el de impedir que terceros participen en campañas. Las campañas son de los partidos en lucha y sólo de ellos, incluyendo la selección de los consejeros del IFE. Todo para los partidos, nada para usted ni para mí. Si se nos ocurre reunirnos para apoyar a un candidato y decirlo públicamente, estaríamos fuera de la ley. Es una ley que viola la libre expresión, es violatoria de la constitución.

Vale la pena leer lo que dice la constitución. El artículo sexto dice que,

“La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, los derechos de tercero, provoque algún delito o perturbe el orden público; el derecho a la información será garantizado por el Estado”.

Pero si usted decide hablar de un candidato, violaría una disposición menor. El artículo séptimo dice:

“Es inviolable la libertad de escribir y publicar escritos sobre cualquiera materia. Ninguna ley ni autoridad puede establecer la previa censura ni exigir fianza a los autores o impresores, ni coartar la libertad de imprenta, que no tiene más límites que el respeto a la vida privada, a la moral y a la paz pública. En ningún caso podrá secuestrarse la imprenta como instrumento del delito”.

Pero si usted quiere hablar de un candidato en campaña, este tipo estaría protegido por una ley menor que a usted le impediría criticarlo o alabarlo. El asunto es ridículo y demuestra lo que dije al principio: los partidos políticos mexicanos están ciegos de lo que sucede a su alrededor, todo lo que les interesa es acceder al poder. Por eso que que quieren dominar al IFE e impedir que usted y yo podamos entrar a hacer campaña.

Espero estar equivocado, ojalá haya entendido mal las cosas. Pero si es cierto lo que veo, la situación es grave, muy grave. Ella tiene consecuencias, como la absurda discusión política acerca de cómo dará el informe el presidente. Hablar de eso es como estar en medio de un incendio y hablar de qué ropa debe ponerse para salir de la casa.

De acuerdo con esto, el gobierno mexicano ya no es gobierno, sino un escenario de lucha por el poder entre partidos que no tienen otra preocupación que ésa. El resto del país no importa. La prioridad es tener el poder. La terquedad del ex candidato del PRD es una muestra candorosa de lo que digo, lo mismo que la declaración de ese partido de no negociar, o la actitud del PRI de quedarse quieto y la del PAN de no entender lo que sucede.

Si se buscan explicaciones de la lenta marcha del país, de su crecimiento moroso, de la falta de reformas, allí tiene usted la explicación básica. Los partidos están demasiado ocupados en otras cuestiones que para ellos tienen mayor prioridad.

Estamos en presencia de una auténtica y real lucha por el poder, no diferente a la que se dio en otros períodos de la historia mexicana, en la Independencia y en la Revolución (excepto por el aspecto de lucha armada). Otra vez tenemos gobernantes ciegos. Este país parece que no produce gobernantes capaces.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar explicaciones.



1 comentario en “México: lucha de partidos”
  1. CARLA Dijo:

    que triste ver que la sociedad en un afan de defender a su partido o a su candidato favorito, incremente el odio y la violencia hacia las personas de partidos contrarios… q bueno que las personas ejersan su derecho a la libertad de expresion, pero siento o en mi humilde opinion esto se esta saliendo de las manos, entre dime y diretes. la gente pide paz y tranquilidad y no se dan cuenta que lo que hacen es: violencia!





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras