Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Mujeres en eBay
Eduardo García Gaspar
9 noviembre 2007
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, SOCIEDAD
Catalogado en: ,


Hace algunos años, mencioné a varias personas una posibilidad futura, la de tener mujeres en subasta para ser compradas por hombres de altos ingresos. No para ser esclavas ni cosa por el estilo, sino para ser esposas. Era el regreso de la dote, pero en sentido contrario: ahora el novio será el que mostrará el regalo que va con él en caso de ser preferido como el esposo.

Desde luego, quien tuvo la paciencia de escucharme, solía rasgarse las vestiduras y lanzarme toda una serie de epítetos que no puedo mencionar en esta columna. La causa de esa encrespada reacción era doble. Por un lado, la culpa era mía por no explicar bien mi teoría. Pero del otro lado también había culpa ajena, pues no había deseos de entender lo que yo decía.

Me explico. Desde hace ya varios años se saben varias cosas. Una de ellas es la más conocida: nacen para todo propósito práctico igual número de hombres y de mujeres, si bien hay una pequeña desproporción mayor de hombres. La naturaleza quizá juegue al azar y nos dé el resultado neto de lanzar una moneda al aire: la mitad de las veces caerá de una cara. Con esto no hay problema, supongo.

Pero también sabemos otra cosa. En ciertas partes del mundo, nacen más hombres que mujeres. No por causas naturales, sino por opción de selección: generalmente abortos o asesinatos de niñas. Los reportes últimos de una de las conferencias recientes sobre esto, mostró números: en China casi 7 hombres más por cada 100 mujeres, en la India 7.5 hombres más, 6 en Paquistán. Posiblemente otros países de Asia puedan contar pronto con sistemas médicos para detectar el sexo del infante antes de su nacimiento.

Total, que a pesar de números que no parecen altos, pero aplicados a poblaciones enormes, se tienen menos mujeres que las debidas y naturales: faltan más de 150 millones de mujeres en Asia. Occidente no parece padecer de ese problema. Ahora usted mismo piense en las consecuencias de un faltante de mujeres en alguna zona del mundo. ¿Qué sucederá allí?

Se ha hablado de mayor violencia, supongo que sea para conseguir esposa o novia. También se ha hablado de tráfico de personas, lo que suena lógico, indebido pero lógico. Habrá incentivos para raptar mujeres y llevarlas donde hacen falta. Incluso, puede ser, que alguna mujer por iniciativa propia se ponga a subasta en eBay o por algún otro sistema. ¿Cuantos casos y de qué exactamente? Imposible de decir.

Pero la realidad está allí. Es un hecho y ello tendrá consecuencias, lo queramos o no. ¿Cuáles exactamente? No lo sé y usted tampoco, pero es cuestión de echar a andar una imaginación ordenada para ver que lo que lo que yo decía hace tiempo no está tan alejado de la realidad.

Una de las cosas que ya ha producido el cálculo de esa falta de mujeres en Asia es hablar de que se trata de una discriminación de la mujer. Es cierto, pero decirlo y verlo así, distrae del real problema, que es más uno de pobreza y subdesarrollo que de ir contra de las mujeres. Y es más uno de mal uso de tecnologías que de discriminación femenina. Jugar con la naturaleza tiene su costo, el de efectos consecuenciales imprevistos.

Además, esto contiene sus sorpresas, porque al final, la selección intencional del sexo de los niños sí tiene efectos conocidos y predecibles. Hay mucho más certeza en esto que, por ejemplo, en las proyecciones del calentamiento global basadas en modelos cuestionables. En lo que los modelos demográficos tienen certeza absoluta, los del clima no la tienen. Pero se pone mucha más atención a unos que a otros.

En fin, se tiene una buena ilustración de lo necesario que es el ser prudente y pensar en las consecuencias de políticas, decisiones, tecnología y demás.  Hay buenas consecuencias sin duda de muchas de esas cosa, pero también existen consecuencias indeseables a las que debemos considerar también. Nuestro mundo es imperfecto y lograr un balance positivo es responsabilidad humana.

Concretamente, si sabemos algo de las consecuencias de esa falta de mujeres ya estamos en una posición de ventaja para remediar las malas… evitando medidas que empeoren la situación.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar explicaciones.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras