Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Nadie Está Preparado
Eduardo García Gaspar
19 octubre 2007
Sección: FALSEDADES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Escuché de nuevo una de las frases favoritas de los gobernantes. Poco importa quién la dijo, porque ella es repetida sin cansancio. Dijo que “el pueblo es donde radica el poder”. Y es curiosa la frase, porque quien más insiste en que el poder lo tiene el pueblo más poder quiere para sí mismo.

El tema es vital porque la frase forma parte del paisaje político: estamos acostumbrados a oírla como si nada, como si ella fuera parte de la existencia normal de la vida y, por eso, no prestamos atención a lo que ella significa, ni al provecho político que de ella obtienen los gobernantes.

La primera impresión es favorable a más no poder. Decir que el poder radica en el pueblo nos hace sentir bien pues nos coloca en el primer plano de la política y eso es algo que difícilmente puede rechazarse. Infla nuestro ego y no sin gran malicia es dicha por gobernantes para lograr ser aprobados. Pero es obvio que existe un problema serio al respecto.

Si en nosotros radica el poder político, es obvio que no podemos dedicarnos a ejercerlo pues tenemos otras ocupaciones. Alguien más debe estar en el ejercicio de ese poder, no nosotros. Y ésta es la oportunidad de oro para el gobernante que sabiendo todo esto se ofrece como alguien que se pone a nuestro servicio. Sí, el poder es del pueblo, pero hay alguien más que se nos ofrece la oportunidad de aplicarlo… en nuestro beneficio, desde luego, dice él.

Es un fenómeno de transferencia del poder de un sitio a otro. Del pueblo al gobernante que dice saber y conocer lo que el ciudadano quiere y eso se convierte en un mecanismo fascinante: es justificable plenamente otorgar el poder político a quien dice conocer la voluntad del pueblo y se coloca como un servidor del mismo. El político así se torna en la encarnación de la voluntad popular, que es precisamente lo que planteó el ex candidato a la presidencia mexicana del PRD.

El pueblo tiene una voluntad y en él radica el poder, y ya que no puede ejercer ese poder se necesita alguien que conozca lo que el pueblo quiere y se sacrifique por él tratando de lograrlo. Es con esta manera de pensar que se da oportunidad a la erección de líderes de poderes ilimitados, como en Venezuela.

Pero hay un problema que el líder que pide encarnar la voluntad popular no puede resolver. Es un problema muy obvio y consiste en la inexistencia de una voluntad popular única. Existen en los ciudadanos varias opiniones y deseos y proyectos, que son diferentes entre sí. Este problema es solucionado por el líder de la sola forma posible: imponer su voluntad en todos o la voluntad de los grupos mejor organizados.

Por esto es que quien habla de que el poder está en el pueblo es quien más deseos tiene de poseer ese poder. Si pensamos lo que en realidad significa esa frase, concluiremos que ella sólo puede ser interpretada de manera que se evite que exista un gobierno de poderes ilimitados. Cuando el poder radica en la gente ese poder no puede ser transferido a otros. Y si lo es, entonces el poder ya no radica en el pueblo. Así de sencillo.

Si el pueblo tiene el poder, cada uno de nosotros tiene una parte de él, que por pequeña que sea en lo individual no puede ser dada a otros. Entonces el problema es qué tipo de gobierno debe tenerse bajo ese principio de no ceder poder y la única solución que se conoce es una imperfecta y con defectos serios: es la división del poder en el gobierno, con la idea de que el poder no sea abusado.

Si le quiere usted llamar democracia da lo mismo, el punto es que se trata de una forma de evitar abusos de poder. Por eso los gobernantes se eligen y cambian. Por eso existen autonomías estatales. Por eso hay poderes ejecutivos, legislativos y judiciales. Porque nadie es digno de ser confiado con un poder ilimitado. Nadie.

Nadie puede ser confiado con un poder ilimitado porque nadie está preparado para ello: no sabe lo suficiente ni existe la información para gobernar sin límites. El poder radica en el pueblo, muy bien, entonces allí debe quedarse.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar explicaciones.



No hay comentarios en “Nadie Está Preparado”
  1. francisco Dijo:

    como versa el art. 39 de la constitucion la soberania de la nacion reside esencialmente en el pueblo, claro esta como usted claramente lo menciona el pueblo no esta preparado para ejercerlo… pienso que los representantes del pueblo tampoco estan preparados… carecen de una preparacion y solo buscan satisfacer sus interese personales…





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras