Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Nueva Zelandia Retiró Subsidios
Selección de ContraPeso.info
25 julio 2007
Sección: LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


La historia es la siguiente, según la narra Kristyn Birrell (Publications & Program Coordinator en la Foundation for Research on Economics and the Environment, Bozeman, Montana) —y vale la pena conocerla.

Un país, un caso real. Su gobierno tomó una decisión, la de quitarse de encima a las ayudas y subsidios agrícolas —lo que causó lo obvio, reclamos y gritos de protesta. Lo normal que en todo país habría sucedido. Esos programas de ayuda al campo llevaban más de 20 años y habían llegado a ser un tercio de la producción agrícola total.

De un plumazo, por decreto de gobierno, los subsidios desaparecieron —con una transición, dice Birrel, que no fue simple y tomó 6 años. Las estimaciones fueron de hasta 10% de quiebras en las granjas, pero en realidad fue 10 veces menor. Hubo ayudas para quienes salían de la actividad.

Eso cambia las cosas y lo hace drásticamente —antes, las decisiones de producción eran tomadas de acuerdo con los subsidios: gracias a ellos, en ese país, se tuvo un exceso de 6 millones de corderos que terminaron como fertilizante porque sobraban. Ahora, las decisiones de los agricultores y ganaderos están orientadas por los que los consumidores quieren —decreció el número de ovejas, aumentó el de vacas, se diversificaron los cultivos y comenzaron proyectos de turismo rural.

Es un caso claro de leyes económicas, o mejor dicho, de incentivos —el fertilizante, si es dado con subsidio, va a ser usado de manera menos eficiente que si es comprado por el agricultor a precios de mercado; los borregos van a ser criados si eso es lo que sirve para obtener subsidios, aunque nadie los quiera.

Sin subsidios, los estímulos cambian y las personas reaccionan con lógica para dar al consumidor lo que desea, ya no lo que incentiva el burócrata. La competencia pone estímulos a la innovación y por eso eleva la productividad.

Birrel dice que la productividad del trabajo se duplicó. La de la tierra se elevó 85%. Fue el sector de mayor crecimiento de productividad en ese país. El 90% de la producción de este tipo se exporta y los productores pueden competir con los agricultores de países que mantienen sus subsidios. La población agrícola es de igual tamaño que antes y sus tierras han aumentado de valor.

Si antes de retirar los subsidios se hubiera hecho caso a la opinión convencional, ellos seguirían existiendo, allá en Nueva Zelandia —muy pocos habrían opinado sobre las ventajas de hacer eso: agricultores, ganaderos, intelectuales, burócratas, casi todos se habrían opuesto a ese retiro. Pero se hizo y resultó bueno, mucho mejor que la situación anterior. Tanto, que los mismos afectados piensan que lo mejor que pudo haber pasado es que se les quitaran esos programas de ayuda.

Más específicamente, Birrel dice que,

In 1985, New Zealand permanently eliminated 30 different agricultural production subsidies and export incentives. Over the past 20 years, as New Zealand’s farms flourished without assistance, the opportunity cost to American consumers and taxpayers of U.S. farm programs has totaled more than $1.7 trillion. With the 2007 Farm Bill, [the US] government has the opportunity to make much needed reforms to farm policy. We could do worse than look to New Zealand’s policy tale for guidance. Like any good fairy tale there is more to take away from their experience than just the story.

Las lecciones a aprender:

• Sí es posible retirar esos subsidios y quitarse de encima las distorsiones que causan en la producción.

• Los resultados de ese retiro crearán una situación mejor que la original —mejor para todos: los mismos afectados vivirán mejor después.

• Existe una etapa de transición que no es sencilla y requiere planes de ayuda específica y temporal. No son inmediatos los resultados. Toman varios años. Es el precio del desmantelamiento de los subsidios.

• Necesita voluntad política e ir en contra de la sabiduría convencional que aborrece el cambio —y éste es el real problema que se tiene.


ContraPeso.info es un servicio con antecedentes desde 1995, que funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras