Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
ONGs o Mejor OPGs
Eduardo García Gaspar
30 abril 2007
Sección: GOBIERNO, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Las organizaciones no gubernamentales son un invento reciente. Se refieren a organizaciones que tienen sus agendas y valores, a los que intentan promover. Hasta allí nada malo hay. Al contrario. Unas defienden el medio ambiente, otras pájaros en la selva, derechos humanos, lo que a usted se le ocurra.

Está bien que espontáneamente las personas con ciertas convicciones se reúnan e intenten lograr un objetivo, como el de una muy especializada en los EEUU que desea lograr el respeto y el aprecio por la gente obesa. A esas organizaciones las solemos reconocer como ONGs, enfatizando la idea de que son instituciones no pertenecientes a los gobiernos.

Aunque no he sido fan de esas organizaciones que son por lo general poco trasparentes y demasiado fundamentalistas, la verdad es que no había puesto mucha atención en ellas hasta que leí una conferencia de Fred Smith. Y lo que dijo Smith vale la pena para compartir.

Por principio de cuentas dice que no deben llamarse ONGs, sino OPGs. Porque no son organizaciones no gubernamentales, sino organizaciones pro gubernamentales. Están ellas propugnado programas y políticas que eleva el poder de los gobiernos en la sociedad y quitan libertades a las personas. Tiene un punto.

Y ese punto está muy bien ilustrado en una de las nociones que se han convertido en moda de lo correcto, la responsabilidad social de las empresas. Según esa moda, las empresas deben añadir a sus obligaciones otra más, la de contribuir a causas políticamente correctas, que son generalmente las propagadas por las ONGs. Pero en esto hay un problema que no es pequeño.

Un ejemplo lo ilustra: una empresa cualquiera da un donativo a una causa, la que sea. El donativo es necesariamente un costo para ella y las empresas trasladan sus costos a los consumidores por la vía de precios. En otras palabras, la empresa hace una caravana con dinero que no es de ella propiamente. Puede ser de los consumidores o de los accionistas, si es que no se traslada a los precios ese costo.

El resultado de eso es elitista, pues deja las decisiones de dar fondos a actividades deseables en manos de los empresarios que usan dinero que no es de ellos propiamente. Retiran la posibilidad de hacer eso mismo por parte de las personas individuales.

Y los proyectos a los que dan fondos suelen ser las de modas políticas correctas, las de las ONGs y no necesariamente las que usted y yo seleccionaríamos. Nos han quitado parte del poder de decisión para dar aportaciones a lo que nosotros deseamos. Ellos lo dan a quienes ellos quieren.

Un ejemplo de esto fue el “redondeo” en partes de México. En las cuentas de un supermercado uno podía redondear la cuenta sin centavos y dar los centavos hasta el siguiente peso a una institución, la que ha hecho el trato con la tienda. Una buena idea, pésimamente implantada porque no era transparente. Se llegó a acusar a la tienda de hacer donativos a título corporativo deducibles de impuestos (lo que fue negado).

Hubiera sido mucho mejor que existiera en el supermercado una colección de ánforas de diversas instituciones sociales y cada cliente seleccionara a quién dar el dinero sobrante de la cuenta pagada. El redondeo era una idea de captación fácil, pero de escasa transparencia y sobre todo, quitaba la libertad personal para seleccionar cada quién la opción preferida.

Por mi parte, me quedo con algunas ideas. Dejen los donativos a las personas individuales más que a nadie. Dejen a las empresas libres para hacer lo que deben hacer y sin asignarles mayores costos por supuestas responsabilidades sociales que al final acabamos pagando los consumidores.

Y pongamos un ojo muy vigilante a las ONGs exigiendo transparencia sobre el origen de sus fondos. No es que sea desconfiado, pero más vale prevenir las cosas y si ellas nada tienen qué temer, pueden abrir sus libros para verlos.


ContraPeso.info es un servicio con antecedentes desde 1995, que funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras