Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Por los Frutos los Conoceréis
Selección de ContraPeso.info
21 diciembre 2007
Sección: Sección: Asuntos, SOCIALISMO
Catalogado en:


ContraPeso.info presenta a sus lectores una idea de Carlos Mira. Agradecemos a Fundación Atlas 1853 el amable permiso de publicación.

La idea central del autor es hacernos ver un contraste muy ilustrativo entre dos formas de entender a la realidad, el liberalismo y el socialismo. Los frutos de cada uno de ellos son una forma de conocerlos, incluso mejor que acudiendo a definiciones.

“Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis.”

En este pasaje del “Sermón de la Montaña” Jesús entrega una fórmula sencilla para dirimir las dudas frente a quienes nos quieren confundir y, presentándose con el ropaje afable de las ovejas, esconden al lobo rapaz que no tardará en sumirnos en el sufrimiento. Es la fórmula que deberíamos usar frente a personajes como Hugo Chávez que reivindican el regreso del marxismo como fuente de solución a los problemas de la humanidad frente a las recetas de la democracia liberal y del capitalismo.

Juzguemos los frutos. Verifiquemos los aportes que ambas ideas le han hecho a la humanidad para conocerlas mejor. Recordemos que del mal árbol no se obtienen buenos frutos y que la constatación de los malos frutos es un indicio inapelable de la presencia de un mal árbol.

Olvidemos por un momento los nombres propios detrás de cuya efímera duración nos quieren ocultar la verdadera comparación. Olvidémonos de George W. Bush y de Chávez. Centrémonos en el marxismo y la democracia liberal. ¿Qué frutos le han dado al mundo estos dos sistemas? ¿Qué ha recibido la humanidad de cada uno de ellos?

Preguntémonos qué contribución al género humano ha hecho el marxismo. ¿En qué ha cooperado para coadyuvar al alargamiento de la vida? ¿Qué mérito se le puede atribuir en materia de adelantos científicos? ¿Qué aporte al conocimiento médico se le puede anotar? ¿Qué diseño de qué nueva tecnología que haya contribuido a hacer la vida más confortable se puede asociar con el marxismo? ¿Qué idea que haya contribuido a multiplicar la riqueza tiene su origen en el marxismo?

¿Qué destacado artista se ha desarrollado en una sociedad dominada por el marxismo? ¿Qué aportes a las artes, a la música, a hacer el trabajo más placentero y menos pesado pueden contarse como ideas originales del marxismo? ¿Qué desarrollo marxista puede señalarse como la causa de que el hombre viva más años? ¿Qué descubrimiento en las áreas de la física, la química o la biología fue protagonizados por las sociedades marxistas?

¿Qué se conoce del marxismo que no sea la diatriba, la exaltación del odio, la apelación a la discordia, los desfiles militares con obscenos muestrarios de misiles, los atentados, la guerrilla, los bombazos, la destrucción y la muerte? ¿En qué ha sido mejor la humanidad después de la aparición del marxismo y gracias a él?

Ahora, preguntémonos por los aportes de la democracia liberal.

Por empezar, ha hecho posible que hasta el marxismo tenga la oportunidad de presentarle una opción al mundo. ¿Podría la democracia liberal haber tenido esa posibilidad si el mundo hubiese sido marxista antes que liberal?

Por lo demás, no hay prácticamente objeto en el mundo que no haya sido creado por el ingenio creativo de una mente a la que la democracia liberal le permite expresarse y progresar a partir de sus ideas. Aun aquellos elementos que el marxismo utiliza para intentar terminar con la democracia liberal son el fruto de la democracia liberal y no del marxismo.

Desde Internet hasta los procesos de fabricación de ropa que utilizan los marxistas son el fruto de la inventiva liberal. Los avances médicos que utilizan para salvar sus vidas han sido desarrollados por la democracia liberal, la música que escuchan se graba con tecnologías inventadas por la democracia liberal, los teléfonos por los que hablan para complotar contra la democracia liberal son la consecuencia de ésta, sus computadoras también, lo mismo que sus e-mails y sus páginas web.

Las expresiones culturales que, en especial, los marxistas de escritorio que viven en París o en Estocolmo dicen reivindicar por sobre las manifestaciones materiales son el producto del clima de libre pensamiento que permite la democracia liberal. Porque el sojuzgamiento oscurece el espíritu y nubla la creatividad, no sólo práctica, sino también la poética, la artística y toda manifestación del pensamiento.

Paradójicamente, el mejor reaseguro de la libertad sería que el marxismo se viera condenado a sobrevivir por lo que pudiera producir por sí mismo. Si una manifestación providencial le prohibiera al marxismo y a los marxistas el uso de cualquier producto o servicio inventado por la democracia liberal para vivir y sólo le permitiera utilizar para su subsistencia lo que su propia inventiva creara, el marxismo y los marxistas morirían de inanición.

La tela en la que pintan las diatribas de sus violentas tribunas es el fruto de la democracia liberal, la pintura con las que las pintan, también. El derecho a manifestarlas libremente… también.

Es francamente triste que un país como la Argentina, que nació al mundo iluminado por las ideas de Belgrano, de Alberdi, de Sarmiento y de Echeverría, haya caído en la bajeza de prestarle una tribuna gratuita a un Duce que, vestido con las ropas de una oveja millonaria en petrodólares, esconde a un dictador de cuarta categoría que sólo espera poner bajo sus garras a los incautos que lo escuchan.

Si esa decisión nacional fuera el resultado de una renuncia copernicana a los ideales que el país tuvo desde su constitución, ya sería lo suficientemente grave como para tener de la Argentina una imagen paupérrima.

Pero si fuera el precio que el país está dispuesto a pagar para pasar a ser dependiente de una republiqueta bananera gobernada por un nazifascista, la conclusión sería aún peor. Después de años de vender la pretendida imagen de la “soberanía política y la independencia económica” estaríamos siendo testigos de una triste entrega, sin pena ni gloria, a las fauces de un lobo rapaz.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información  para lectores que buscan explicaciones.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras