Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Seguridad Anti-social
Eduardo García Gaspar
5 septiembre 2007
Sección: LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La superficie de las cosas resulta una base endeble para juzgarlas. Sería igual que juzgar a una persona por su apariencia sólo, en unos pocos instantes, y de esa impresión sacar conclusiones absolutas. Tal es el caso de la seguridad social en manos de los gobiernos. Oponerse a ella es como ir en contra de buenas apariencias iniciales que todos juzgan maravillosas.

En otras palabras, poner sobre la mesa a la seguridad social conducida por un gobierno es una acción riesgosa y por eso más interesante de lo normal.

Creo que nadie estará en desacuerdo con las labores de seguridad social, es decir, cuestiones relativas a cuidados médicos, salud, jubilación y similares. Se vive mejor con ellas que sin ellas. Pero el punto a discutir no es ése.

Lo discutible al respecto es que la seguridad social esté en manos del gobierno, una institución de las menos preparadas para realizar esa función. Si no me cree, vea el estado financiero del IMSS en México. Eso prueba que al menos, la seguridad social en México, administrada por el gobierno, ha sido mala, realmente mala. No es sorpresa, podía haber sido predicho hace décadas.

Pero hay más y tiene que ver con los derechos de las personas. Son violados a diario por el lMSS. El dinero que usted había aportado para su pensión ha sido usado para otras cosas, como las pensiones de otros, guarderías infantiles y hasta un equipo de béisbol con estadio y todo. Peor aún, usted paga por una atención médica que en realidad no recibe con la calidad esperada.

Y además, se viola un derecho claro, el de poder decidir en lo personal el qué hacer con el dinero que usted gana. Usted no puede decidir el hospital al que va, ni el doctor que lo atiende. En tiempos de tanta defensa de derechos, es curioso que éste no haya sido anotado. Según la constitución mexicana usted tiene la libertad de elegir gobernantes, pero no la de elegir hospitales. Es una asnada.

Cierto que en las pensiones ahora se tiene una cuenta individual y que ella puede ser colocada en la empresa que cada quien desee, pero aún así existe una violación de derechos. Si usted quiere gastarse todos sus ingresos en una vida llena de los más execrables placeres, no lo puede hacer. El gobierno le retira por la fuerza un dinero que usted usaría de otra manera.

Viendo el fondo del tema, las apariencias ya no importan: la seguridad social en manos del gobierno no funciona y viola derechos. Su situación es igual a la de la educación pública. El gobierno se adjudica el papel de especialista educador y, como era de esperarse, maneja mal la educación: muchos recursos, mal manejados con malos resultados y sin que los padres puedan seleccionar la escuela de sus hijos. Otra violación de derechos humanos.

Lo intrigante de todo esto es que violaciones de derechos y pésimas administraciones no son sólo elogiadas, sino hasta respetadas y admiradas. Realmente llama la atención que esto suceda. Mucha gente, muy sincera y de buenas intenciones realmente cree que el gobierno debe hacerse cargo de la educación, de la seguridad social, del petróleo, de la electricidad y de otras cosas.

Eso no lo entiendo. Lo que sí entiendo es que esas instituciones fracasadas y que violan derechos sean alabados por sus beneficiarios. Puedo imaginarme que los sindicatos beneficiados defiendan el origen de sus ingresos y poder. Eso es comprensible, pero no que gente común haga lo mismo, pues son víctimas de lo que alaban.

También entiendo que los gobernantes defiendan a las quebrantadas instituciones, por una razón: son fuente de poder y el poder es lo que alimenta al político, es su razón de vida. Pero insisto en no poder explicar que gente con sentido común siga creyendo que la seguridad social y otras áreas deban seguir en manos de un mal administrador.

Decía un amigo que buscar esa explicación no tiene sentido, porque “aquí vivimos en un mundo al revés, el mundo bizarro de los cuentos de Supermán”. Hay algo de razón en esto y se debe tal vez a la poca costumbre de dudar de lo establecido.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar explicaciones.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras