Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Sexo: no en Política
Eduardo García Gaspar
13 noviembre 2007
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, SEXUALIDAD
Catalogado en:


No creo que funcione. Me refiero a la posible estrategia de la señora Clinton mostrada recientemente. Incluso hay encuestas que ilustran que la pelea por la candidatura Demócrata sí será eso, una pelea, y no la victoria sencilla de la senadora. Se ha dicho que ella no tiene el carisma de su marido y es cierto, especialmente el talento para salir de apuros.

Ha sido señalado en algunos medios estadounidenses que Clinton ha comenzado a usar un argumento para defenderse de ataques y preguntas difíciles: dice ella que se trata de arremetidas contra ella por ser mujer. Mala forma de colocarse, muy mala. Peggy Noonan del WSJ la compara en desventaja con otra mujer, M. Thatcher, quien más que mujer, dice, era una dama que nunca usó ese argumento.

Hace ya tiempo, un alumno mío comentó sobre la idea de los partidos políticos en México de tener cuotas obligadas de mujeres en su lista de candidatos a puestos de elección popular. Dijo que no tenía sentido porque el sexo de la persona era irrelevante en un puesto público, donde lo que debía contar era el talento de la persona, no su sexo, el que resultaba indiferente. Tenía razón, pero olvidó algo adicional, o mejor dicho dos cosas.

Primero, por supuesto, la cuota obligada de mujeres en esas listas contiene una injusticia, ya que puede darse el caso de que candidatos más capaces sean discriminados por ser hombres. Una selección basada en sexo tiene una base débil y un criterio no aplicable al puesto que se piensa llenar. Es popular en primera impresión solamente.

Segundo, hay algo peor, que es precisamente el riesgo de la senadora Clinton. El decir que las preguntas difíciles y los ataques que recibe son debidos a que ella es mujer, la coloca en un extremo indeseable, el de llegar a la presidencia como representante de las mujeres y no de los ciudadanos. Es impensable una presidencia así en cualquier parte, pero es lo que suele oírse en México.

Recuerdo que en una entrevista en la radio, una legisladora habló de estar muy satisfecha con su nuevo empleo y mencionó que su tarea sería la de representar a las mujeres en la cámara legislativa. Se le olvidó que en la ley mexicana ella no puede ser eso, sino sólo representante de los mexicanos, sin distinción alguna. En una carrera presidencial ese argumento no debe usarse. Haría ver a la candidata como parcial y débil, incluso entre las mujeres mismas.

Lo ridículo del argumento se aprecia mejor del otro lado. Piense usted en la posibilidad de John Kerry, cuando candidato, argumentando que los ataques que recibió fueron debidos a que él es hombre. El sexo de la persona, mucho me temo, no puede ser un argumento de sostén fiable y sólido, excepto en grupos extremos y poco numerosos. Hasta donde yo sé, Condoleezza Rice no ha usado ese argumento a pesar de haber sido enormemente criticada por muchos.

Simplemente no aplica, incluso a pesar de considerarse que se ha discriminado en contra de las mujeres. Evitar esa discriminación es una responsabilidad de cada persona, independiente de si es mujer u hombre. Asignar exclusivamente ese papel de defensa de la mujer a las mujeres en exclusiva es tonto.

Imagine usted a una candidata mujer a la presidencia en México. De seguro se hablaría de lo positivo que eso fuera, de que una mujer llegara a la presidencia. No dudo de que eso sucediera y sería bueno que el caso llegara. Pero de eso a basar una estrategia de campaña en el ser mujer, hay un gran salto. Si la candidata desea salir de las dificultades de una campaña alegando que se trata de ataques por ser mujer, los electores no aceptarían eso con facilidad. Sería una estrategia perdedora.

Clinton, como cualquier político, tiene ambiciones de poder. No es ella la excepción a la regla. Hará lo posible por llegar a donde ella quiere, como el resto lo hace. Empleará trucos no necesariamente de la más alta moral, como todos los políticos en campaña. Y se defenderá de los ataques que en esa posición se tienen. Si su defensa está sustentada en ser mujer y por eso débil y discriminada, podrá anunciarse su fracaso desde ahora.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar explicaciones.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras