Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Unicornio en Tasmania
Eduardo García Gaspar
18 octubre 2007
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Hay varios tipos de noticias.

Uno de esos tipos es el que se debe leer entre líneas, como la declaración de Al Gore por lo del Premio Nobel: “[el calentamiento global] Es el reto más peligroso que jamás hemos enfrentado y también es la mayor oportunidad que jamás hemos tenido para hacer los cambios que deberíamos hacer por otras razones”, dijo Gore.

Es decir, lo que persigue el ex vicepresidente es eso de los cambios, los que él quiere implantar. Lo del calentamiento es una maravillosa excusa.

Otro tipo de noticia es el de lo enorme. Son sucesos tan grandes que pasan sin verse realmente. El ejemplo de esto es la serie de medidas que ha dictado Hugo Chávez: son de tal calibre que pasan sin causar reacción.

Chávez será al final de cuentas un tipo útil para generaciones siguientes, pues está implantando una lista de acciones que generaciones siguientes entenderán como lecciones de lo que no hay que hacer. Claro que el costo lo pagarán las generaciones presentes. Una de las últimas de esas acciones se refiere a la propiedad intelectual y bien vale una segunda opinión el examinarla.

Todo nace de una idea, la de creer que la propiedad intelectual es un concepto capitalista, lo que revela un rasgo de Chávez: si algo no le agrada, lo califica de capitalista y la discusión terminó, ello debe anularse. Se ha planteado cambiar la protección legal que en Venezuela se da a la propiedad intelectual de “obras científicas, literarias y artísticas, invenciones, innovaciones, denominaciones, patentes, marcas y lemas”.

La justificación de tal propuesta es una obra maestra de la lógica chavista: la propiedad intelectual no respeta los derechos culturales. Es otra de esas frases que termina toda discusión posible y ya nada puede alegarse. La propiedad intelectual es una forma de explotación capitalista… y ya, sanseacabó. Tener propiedad intelectual es egoísta y el régimen de Chávez es altruista. Nada más puede decirse y hay que hacer lo que el caudillo y sus acólitos digan.

La noticia es del segundo tipo he dicho, una de tales dimensiones de estupidez que pasa desapercibida, con quizá alguna expresión de aprobación por la izquierda de la región latinoamericana y poca o escasa reacción en el resto. Desde luego, una consecuencia de eso es la anulación de los ingresos de los escritores. Sus ingresos son egoístas, capitalistas y explotadores, incluso aunque en sus obras se alaben las medidas que Chávez dicta. ¿De qué vivirán ellos? De lo que el gobierno les dé, si es que escriben a favor del dictador.

Patentes de innovaciones, de medicinas, de tecnología, nada de eso tiene valor según Chávez. Sí, todo eso va en contra de tratados internacionales, pero hay más. Necesariamente el dictador piensa que lo que sale de nuestra cabeza y de nuestro trabajo no vale un céntimo. El tiempo que dedicó un compositor a componer una canción tiene valor de cero, igual que los recursos que una empresa dedicó a crear una medicina, o un programador a crear un sistema de computación.

Cuando usted cree que el trabajo humano no tiene valor ocurrirá algo muy cierto: ya no habrá más trabajo. El que crea que tendrá un ingreso escribiendo un libro, ya no lo escribirá y sólo podrá acudir al trabajo manual, no al mental. Es decir, Chávez está promoviendo el trabajo manual, el que se limita a copiar lo que otros crean. Es una degradación del trabajo humano.

Lo que maravilla del asunto no es tanto el contenido de la noticia. Chávez ya es legendario por hacer las cosas al revés, pero llama la atención que una noticia de ese calibre pase desapercibida. Entiendo que la declaración de Gore es más sutil y debe leerse con cuidado para entender lo que significa.

Pero esta propuesta en Venezuela, en sí misma y sin considerar el cúmulo anterior, es gigantesca. Tan grande que le sucede lo mismo que a la noticia de Gore, será difícil comprender que suceda algo tan enormemente tonto. Llamaría más la atención a los medios el haber encontrado un unicornio en Tasmania, porque eso sería comprensible. Lo de Chávez es aún mayor: un loco digno de un manicomio ha tomado el poder y la ONU lo ha invitado a hablar.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar explicaciones.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras