Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Votando por el Dictador
Eduardo García Gaspar
30 agosto 2007
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La pregunta fue planteada en una conversación: qué es lo que hace que llegue al poder por la vía de elecciones un gobernante dictatorial.

La conversación se refería al caso de Chávez, pero podría ser ampliada a Nicaragua ahora y a México y los votos que recibió el ex candidato del PRD, con las mismas tendencias.

La interrogante se adhirió a mi mente. ¿Cómo explicar que lleguen al poder por la vía democrática personas que no creen en los valores que sustentan a la democracia?

El análisis debe involucrar dos partes, el electorado y el gobernante, más la comunicación entre ambos. El gobernante envía mensajes que son recibidos por el electorado y en segmentos grandes del electorado producen votos.

¿Qué mensajes manda? Aquí debe haber una clave importante para resolver el misterio de un electorado que usa a la democracia para llevar al poder a alguien que no es demócrata. No sé con exactitud qué tipo de mensajes envíe ese político, pero sí pueden descartarse mensajes de tipo especializado, que requieren gran preparación para comprenderse.

No va a ocuparse en describir su análisis del manejo del presupuesto, ni del financiamiento público. Lo que digo es que ese político hará de lado las explicaciones técnicas, demasiado complejas para ser comprendidas por el electorado. Los ciudadanos no tienen tiempo para leer y examinar los documentos con las plataformas políticas. Ellos van a optar por métodos más económicos para conocer a los candidatos.

¿Cuáles son esos métodos? Quizá el principal de ellos sea el acudir a lo que reportan los medios informativos. No a las plataformas políticas, sino a lo que los medios reportan de ellas y de los candidatos. Y serán necesariamente resúmenes, piezas pequeñas de información que suelen ser de escasa profundidad y deber su difusión a lo llamativo y atrayente. Esos reportajes suelen ser superficiales y breves, principalmente visuales.

Es decir, lo que el electorado toma como base de decisión es más visual que escrito y más superficial que profundo. Esto tiene consecuencias en los discursos de campaña pues fuerza a los candidatos a ser en extremo breves y dar cabida a elementos visuales que les sean de ayuda para identificarse con el electorado.

Por eso sucede que mucho de las campañas se realiza con una fórmula simple: llevar una vestimenta que al menos no contraríe a la audiencia a la que se habla y concentrar el discurso en promesas importantes para esa audiencia. Consecuentemente, las elecciones se estandarizan en la emisión de promesas y la identificación con el electorado, principalmente los segmentos más numerosos.

La estandarización de los candidatos, obviamente los hace muy similares, y el ciudadano tiene que recurrir a otras herramientas de diferenciación: la simpatía, la forma de hablar, los rumores. Nada realmente sólido, lo que da cabida a otra estrategia electoral: los ataques entre los candidatos quienes tratan de identificar a sus opositores con ideas que son anatema para el electorado. En México lo vimos muy claramente.

Empecé planteando la pregunta sobre las causas que hacen posible que gobernantes no democráticos lleguen al poder por la vía democrática. Y creo haber encontrado una explicación: poco o nada de la información que recibe en ciudadano tiene datos sobre eso. Todo ha sido promesas, claves visuales, ataques, reportajes breves, rumores y más promesas y más ataques. Sólo unos pocos, los más avezados, podrán intuir el peligro dictatorial. Aún menos estarán enterados de las plataformas políticas.

A lo que debe añadirse un elemento que complica las cosas, el del calentamiento de ánimos entre partidarios de cada candidato, lo que impedirá una discusión civilizada al respecto.

Son defectos graves y serios. ¿Pueden solucionarse? Lo dudo mucho. La democracia es en extremo imperfecta y lo sabemos muy bien, porque el electorado y los gobernantes son imperfectos.

Contra eso no hay remedio total, pero sí una solución que funciona muy bien: la división del poder político y social. Me refiero a la independencia del legislativo y el judicial. Pero también a la propiedad privada de los medios de producción y comunicación, que no son perfectos, pero son el contrapeso al deseo dictatorial de los gobernantes elegidos por un electorado mal informado.


ContraPeso.info es un servicio con antecedentes desde 1995, que funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.



1 comentario en “Votando por el Dictador”
  1. Contrapeso » Hay Otro Culpable




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras