Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Ya Empezó
Eduardo García Gaspar
18 junio 2007
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Con toda seguridad sería adelantada, pero no se sabían las fechas exactas. Ya la podemos anotar, fue la semana pasada. La campaña presidencial mexicana para 2012 inició hace unos días. Varios medios lo reportaron sin darse cuenta.

Al respecto de las marchas y protestas en la capital mexicana, su alcalde declaró que. “No quiero hablar con el Secretario del Trabajo, yo estoy en la mejor disposición de platicar con su jefe si se trata de un asunto de diferencia entre los dos gobiernos”. En otras palabras, el jefe de gobierno de esa ciudad busca un debate con el presidente.

La táctica es electoral y vieja: buscar estar en el centro de las noticias, a nivel nacional, para elevar la cobertura personal y aumentar el conocimiento del alcalde. Pocas cosas tan exitosas para lograr eso como la controversia y el enfrentamiento con el poder ejecutivo federal. Contando con la ingenuidad de muchos medios, que verán material de alboroto, el nombre del alcalde correrá por toda la república.

Ya lo hizo el anterior alcalde, también del PRD, y le funcionó de maravilla por dos razones. La candidez de muchos medios, pero sobre todo, la lengua suelta de Fox que no resistía la tentación de hablar y alimentar el juego de su enemigo. Pero el actual alcalde no la tiene tan fácil: Calderón, me imagino, tiene la experiencia suficiente como para evitar la trampa y algunos medios recordarán el pasado.

Una vez iniciada la campaña 2012, queda sobre la mesa el intentar explicar por qué. Y para hacerlo, permítame hablar de un dentista, un novelista y un barrendero. El objetivo personal de esos tres es el mismo, intentar vivir lo mejor que puedan. El dentista deseará tener pacientes, el novelista libros que sea populares y el barrendero basura en las calles para tener trabajo. Eso es aplicable a todas las profesiones.

Todas, incluyendo la del político. El éxito para el político sólo puede lograrse teniendo poder. Un político sin poder es como un un dentista sin clientes, o un abogado sin leyes, o un pintor sin colores, o un fotógrafo sin cámara. El político necesita poder como la razón de ser, como su causa de vida. Y va a hacer todo lo posible para lograrlo. Todo. Es como una droga, la mayor de todas.

Su trabajo como gobernante estará dominado por sus intereses personales, los de conseguir más poder en la siguiente etapa de su carrera. Eso le sucede a todos y como consecuencia antepondrán sus asuntos personales a los de su responsabilidad frente las personas. Son humanos, igual que el resto de nosotros, y muchas veces peores. Esta es la razón por la que la campaña ha comenzado: el alcalde de la capital quiere ser presidente y ya está haciendo lo que él cree conveniente para su causa, no para sus gobernados.

Las mismas ansías de poder las tiene un dentista, o un comerciante, pero no hay tantas consecuencias. Usted y yo podemos cambiar de dentista o ir de compras a otra tienda. Pero con un político nos quedamos a su merced por años, sin posibilidad real de cambiarlo.

En otras palabras, los gobiernos son escenarios de luchas por el poder. Cuanto más poder, mejor. No es nuevo esto. Es la historia de todos los gobiernos en todas partes y de allí que se hayan diseñado mecanismos para acotar ese poder. Aún así, siendo realistas, usted y yo, debemos ver la realidad y no dejarnos engañar. La campaña por la presidencia ha comenzado en medio de mil detalles y sucesos que la ocultan.

La gran consecuencia es que por diseño se tienen gobiernos ineficientes. Los políticos atenderán más las cosas de su avance personal que las cosas de interés para los ciudadanos. Eso lo sabemos de antemano. Los mexicanos tenemos una amplia experiencia con gobiernos fracasados y lo curioso es que aun así muchas personas siguen dispuestas a colocar todas sus esperanzas en algún nuevo político que les prometa el cielo y las estrellas.

El tema bien vale una segunda opinión para señalar el banderazo de arranque de la campaña 2012 para la presidencia en el momento en el que el nuevo presidente aún no lleva un año de gobierno. Veremos en el futuro, probablemente, más y más sucesos como el reportado sobre el jefe de gobierno de la capital mexicana. Y será interesante ver la reacción de los medios al respecto.


ContraPeso.info es un servicio con antecedentes desde 1995, que funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras