Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
4 Mitos Que Envenenan
Selección de ContraPeso.info
7 abril 2008
Sección: FALSEDADES, Sección: Listas
Catalogado en:


ContraPeso.info presenta una idea de Edwar E. Escalante. Agradecemos al Instituto de Libre Empresa en Perú el amable permiso de publicación. El autor es Director Ejecutivo del Instituto Andes Libres de Cusco (www.andeslibres.com). La idea central del escrito es poner sobre la mesa cuatro ideas equivocadas acerca de la economía y cómo ellas han sido aplicadas en una situación concreta en Perú.

Quisiera profundizar los motivos por los que el Cusco se opone cerrilmente a una ley que promueve la inversión en el patrimonio cultural… La raigambre del problema está en la enorme desinformación de un pueblo idiotizado que vive con la cultura de la culpa inoculada todos los días con dosis obscenas. Aquí mis cuatro mitos favoritos en contra de la inversión y la empresa privada sostenidos con tirria durante los desmanes.

La paralización de las actividades perjudica más a las transnacionales extranjeras

El primer día de paralización la principal empresa aérea de capital chileno, pierde miles de dólares, alrededor de 250 mil según entendidos. El taxista local, 25 soles, la distancia es enorme y no me refiero a la diferencia pecuniaria, sino a la proporción, el taxista cusqueño pierde el 100% de sus utilidades, la diabólica transnacional con operaciones en el resto del Perú, América Latina y Estados Unidos, mucho menos, el número no macula su presupuesto.

Los establecimientos cuyas operaciones cesan con la paralización también pierden la totalidad de sus utilidades en ese día. El Estado pierde la recaudación fiscal de todas las operaciones privadas, esa improductividad la pagaran finalmente los más pobres que verán disminuidos los alcances de los programas sociales, porque eso si, las autoridades públicas de la región que desfilan ritualmente, cobraran con puntualidad el fin de mes. Habrá que sumar los miles de turistas que están cancelando sus próximos viajes al Perú y la gran pérdida económica que probablemente sea mucho mayor que la calculada oficialmente.

El turismo no beneficia a los cusqueños, sólo a los grandes hoteles y las agencias

Si el que los hoteles ¿grandes? generen 500 puestos de trabajo directos y 2500 indirectos, aporten impuestos, aumenten el valor de la localidad donde se instalen, desarrollen infraestructura y ofrezcan servicios de calidad internacional no justifica su presencia en la región, entonces quizás el rastrear didácticamente la ruta que sigue el dinero que nuestros visitantes gastan en el Perú, pueda servir.

No creo que los peruanos que trabajan en los hoteles y las agencias de turismo gasten sus ganancias –a causa de la visita del turista— en Chile o los Estados Unidos. Ese dinero fluye dinamizando la economía local, pues si aquellos que operan con el turismo directamente, obtienen ganancias, está claro, consumirán mas bienes y servicios, (educación, comida, entretenimiento, salud, etc.)  lo que alienta los emprendimientos de otros lugareños en actividades muy distintas al turismo.

Las transnacionales explotan a sus trabajadores

Aunque absurda por donde se le mire, pues una empresa privada extranjera, esta sometida al escrutinio de los organismos gubernamentales y a las normas internacionales que rigen la cuestión laboral en el mundo, es en este argumento donde reside la mentira mas nociva de la izquierda peruana y latinoamericana, “nuestra pobreza es culpa de ellos”.

Si precisamente la libertad laboral permite que el empleado opte por el trabajo que mejores condiciones le ofrezca, nadie está obligado, y si acaso alguien pudiera afirmar que uno debe aceptar a regañadientes cualquier empleo por la carencia de puestos de trabajo, ¡con mayor razón nos urge la inversión privada que incremente las opciones en el mercado laboral!

Debemos defender lo nuestro, no a la privatización

Si por “nuestro” entendemos la ineficiencia, corrupción y burocracia amodorrada, que identifica a las empresas estatales, estamos condenados a la miseria. Si vamos a defender la gerencia del favoritismo estamos resignándonos al mérito de tener las amistades políticas. Lo nuestro es, en verdad, la libertad individual amenazada con la extensión de la administración estatal.

La privatización, es el arma que protege tal libertad, limitando el poder político sobre los ciudadanos. La propiedad privada es fundamental para nuestras libertades, y su promoción es la única garantía de ahuyentar el irritante y ridículo protagonismo de muchos politicastros.

¿Cómo es posible que ideas derrotadas por la historia permanezcan todavía en el debate en un pueblo donde la inversión ha traído beneficios palpables a cada cuadra? La respuesta merece un análisis riguroso, porque en ella podemos encontrar la determinación nacional que todavía nos falta para encaminar el destino del Perú a la grandeza que nuestros ancestros escribieron como sitial de esta tierra.


ContraPeso.info es un proveedor de información e ideas que buscan explicar la razón de ser de sucesos económicos, políticos y sociales.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras