Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
A Más Medios, Mejor
Eduardo García Gaspar
29 enero 2008
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


El pasado 8 de enero, hubo un reporte interesante en los EEUU. Una encuesta de la Sacred Heart University, en Connecticut, mostró datos sobre la percepción de sesgos en los medios de ese país.

  • Poco menos del 20% dijeron confiar en todo o casi todo de las noticias reportadas. En 2003 esa cifra era de 27%. El descenso es notable.
  • Del otro lado, 24% dijo no creer nada o muy poco.
  • La cifra más interesante es la de en medio: 55% creen en algunas de las noticias reportadas. Esto sugiere algo muy positivo: las personas no son receptoras pasivas de noticias y seguramente las filtran razonando su contenido.

¿Los medios noticiosos tratan de influir en la opinión pública? La misma encuesta en 2003 reportó que 79% dijeron que sí. La cifra de este año es aún mayor, 88%. Viendo estos números, no deben extrañar los previos: si creo que tratan de influir en mí, no confiaré tanto en las noticias que reportan.

Y en esto es de importancia el sesgo ideológico de los medios, percibido hacia el lado progresista o el conservador. En general, la percepción está inclinada hacia un lado claro:

  • 45% señalaron sesgos progresistas de los medios noticiosos en general, contra 16% de sesgo conservador…. lo que explicaría lo afirmado por muchos, la preferencia de los medios por los Demócratas y su rechazo a los Republicanos.

Los medios más progresistas reportados: New York Times, CNN, MSNBC. Y el más conservador: Fox News, que fue percibido como el más confiable con 27%, cifra baja, pero muy superior a otras (CNN 15, NBC News 11, ABC News y CBS News 7, PBS 3). Hay algo malo cuando al más confiable se le da una calificación tan baja.

Ignoro cifras similares para México, pero puedo imaginarme con facilidad algunas cosas. También aquí, los medios tendrían una calificación generalmente baja, especialmente la televisión con respecto a los periódicos y la radio. Los sesgos que se detectarían sin embargo no estarían divididos en progresistas, conservadores, socialistas o liberales.

Más bien se dividirían en sesgos de más pobre contenido: en pro del gobierno, de alguno de los partidos, o más aún en favor de personas concretas o grupos. La población mexicana no está tan habituada a hablar en términos de corrientes de pensamiento, como sí de personas. Pero aún así, estoy seguro de encontrar lo mismo: una ciudadanía que no se cree todo lo que oye y que reconoce que los medios intentan influir en su opinión al reportar noticias.

Quizá los sesgos percibidos por los mexicanos en nuestros medios reflejen no conflictos de ideas, sino de grupos que luchan por llegar o mantenerse en el poder. Supongo que muchos hablarían de los noticieros de televisión como de defensa de intereses empresariales y de conductores como defensores de partidos y personajes de la política.

Pero, a pesar de ese marco menos ambicioso, lo veo con optimismo porque no creo que las audiencias de los medios seamos personas pasivas que reciben como autómatas la información de los medios. Al contrario, las filtramos y evaluamos, intentando ver el fondo de los sucesos, así sea de manera simple. Y eso, debo decir, es motivo de alegría.

Las cifras de la encuesta mencionada de los EEUU corrobora otras cosas que he leído y que prueban un sesgo en los medios de ese país en favor de los progresistas de la política. Pero, más aún, muestran que la esperada objetividad de los medios es algo que quizá no debamos esperar con gran certeza. Los medios son una creación humana y por eso tienen defectos, algunos serios.

¿El remedio? Lo sabemos desde hace mucho y se llama multiplicidad de medios, muchos de ellos compitiendo por el idea de las personas. Por eso mismo, no sólo sería bienvenida otra cadena de televisión abierta, sino muchas más… y personas expuestas a más de un medio (quien está expuesto a un sólo medio de noticias, necesariamente tendrá una visión también sesgada).

Post Scriptum

La idea de la multipliicidad de medios no es nueva, lleva más de dos siglos. Es mencionada en La Democracia en América, la obra de Tocqueville. Sobre ella hay un resumen en Molesta pero Defiende.

El punto que debe resaltarse más es el de los sesgos en México y tal vez en otras partes con sistemas democráticos poco desarrollados, en donde los sesgos que detectarán los ciudadanos no son de índole ideológica tanto como de naturaleza personal, es decir, inclinados a favorecer fuerzas de poder.

En mi experiencia, por ejemplo, fue relativamente sencillo detectar el favoritismo de Ricardo Rocha hacia el ex candidato del PRD en las pasadas elecciones. Seguramente puede decirse lo mismo de otras personalidades de noticias. Este sesgos es muy complejo de analizar, pues es percibido y no necesariamente real, además de no necesariamente corresponder a inclinación personalista, sino a coincidencia de ideas políticas.

ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras