Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Acuajustar, Goncha, Uingo
ContraPedia ContraPedia
24 enero 2008
Sección: Sección: Listas
Catalogado en:


Acuajustar

Verbo regular que describe la acción del ajuste y regulación de la temperatura del agua, especialmente de las regaderas y duchas del baño matinal. Hace alusión, en el lenguaje popular, a la falta de estandarización que tienen las llaves del agua aún en el mismo baño para obtener la misma temperatura con los mismos niveles de las llaves, lo que ocasiona eternos ajustes por parte de las personas para obtener la temperatura deseada.

La misma posición de las llaves, dos días seguidos, producen temperaturas de agua capaces un día de escaldar un pollo y al otro de producir un resfriado mayúsculo.

A pesar de diversos estudios al respecto, ha sido imposible establecer con exactitud las causas de ese extraño fenómeno. Sin embargo, este misterio de las tuberías, como lo ha calificado ya la comunidad científica de Yanichistán, en la vieja Unión Soviética, puede muy bien ser motivo de la campaña publicitaria de algún hotel que instale sistemas que permitan medir la temperatura exacta del agua de la ducha antes de entrar en ella.

Las dificultades del acuajuste, por otro lado, han sido reportadas como la vigésima sexta causa de divorcios a nivel mundial, siendo aparentemente el origen de un pésimo humor matinal, mismo que se ha traducido en discusiones sin sentido con el cónyuge. Desde luego, la causa número uno de divorcios sigue siendo la irrefrenable repetición de la pregunta ¿dónde están mis llaves?, por parte de las esposas.

Es digno de mención el aburrial publicado hace no pocos años en el Cacaxtla Tribune, un periódico semanal para los tres norteamericanos retirados en ese lugar y que toma como base los extraños sucesos ocurridos unos días antes en la misma localidad. Un matrimonio apareció asesinado en el Cacaxtla Plaza, el mejor hotel del poblado; las investigaciones policiacas realizadas no encontraron causa alguna para tan extraño acontecimiento, pues los cuerpos de ambos cónyuges no exhibían muestra alguna de violencia.

Esos cuerpos fueron encontrados abrazados fuertemente uno a otro, con la llave abierta del agua fría. La policía aún mantiene el caso abierto. Sin embargo, el autor del aburrial, Simon Pffeiffer, aventuró la tesis de una muerte causada precisamente por el agua fría cuya llave el matrimonio dejó abierta creyendo que se trataba de la del agua caliente y esperándola murieron de un shock; la teoría de Pffeiffer se basa en la frecuente confusión que sufren los fontaneros que no hablan inglés y que confunden la C de cold, con la C de caliente y la H de hot con la H de helada.

Goncha

Uno de los más grandes problemas de la industria automotriz mundial es la goncha común, es decir, la mancha que se produce en el parabrisas y que está fuera del alcance de los limpiadores. La goncha media es la que se produce en tal lugar que la mitad de ella cae dentro del área cubierta por los limpiadores y la goncha terca es la que estando dentro de esa área de limpiado tiene tal fuerza que se niega a desaparecer.

Los fabricantes de automóviles han celebrado diversos seminarios internacionales dedicados exclusivamente a este tópico, sin que hasta ahora se haya llegado a solución estándar aceptable para todos.

Por ejemplo, en el III Goncha Seminar de Canastota, Nueva York, pudo llegarse a un acuerdo sobre la tipificación de gonchas y que es la mencionada en el párrafo anterior. En el IV de esos seminarios pudieron identificarse al menos tres tipos de ave cuyos restos fecales son hasta donde se sabe prácticamente imposibles de erradicar por un limpiador promedio; se trata de las aves de la familia del avis defecarum fixus que habita sólo en la parte noreste de Kakamega, en Kenia, lo que significa  que este problema sí tiene un remedio posible a la vista.

En uno de los últimos de estos seminarios, celebrado en 2006, bajo el tema The Goncha as a challenge in the new millenium, llegó a proponerse la fusión de todas las empresas de autos en todo el mundo para poder reunir los recursos necesarios y solucionar de una vez por todas este problema.

Por otra parte, la firma Mocorito Consulting Firm, con sede en Sonora, México, en sus investigaciones, ha confirmado a diferentes plantas automotrices que efectivamente el potencial de venta de un auto que garantice la remoción de gonchas tendría una ventaja competitiva de consideración, pues se sabe que la goncha tiene más probabilidad de aparecer del lado izquierdo y a la mitad del parabrisas, es decir, exactamente dentro del rango más crítico de visión del conductor.

Este fenómeno que señala que los pájaros dejan sus huellas fecales con mayor probabilidad en ese lado del parabrisas ha sido causante de la teoría de que ciertas aves al menos poseen dos atributos hasta ahora desconocidos para la Zoología tradicional: (1) tienen cerebros más desarrollados de lo que se pensaba y (2) odian profundamente a los humanos y saben dónde es posible molestar más.

Uingo

Con este nombre y haciendo posible caso de la onomatopeya, son designados todos aquellos objetos que producen sonidos en los detectores de metal de los aeropuertos, siempre que ellos no sean armas, ni ningún otro objeto prohibido por las regulaciones de vuelo.

En efecto, es con frecuencia que sucede que pasajeros normales llevan consigo objetos que producen la detección objetiva de algún posible objeto prohibido en esas ocasiones pero que en la realidad consiste en el llevar consigo elementos tan inofensivos como bolígrafos, cajetillas de cigarrillos, teléfonos móviles, hebillas de metal y artículos similares que ningún daño representan a los viajeros.

El uingo, por otro lado, debe reconocerse, representa la razón de ser de los oficiales a cargo de las máquinas detectores de metales. Es por tanto, por ponerlo en un contexto psicológico, una alegría extrema el hecho de que un pasajero pase por esos detectores y suene la alarma con su correspondiente uingo.

Fue Norman J. Olinahuat, del Centro de Investigaciones Sociales de Zorritos, Perú, quien aseveró, “Debemos ponernos en los pies de quien está a cargo de la vigilancia de los aeropuertos y ve pasar por las máquinas detectoras de metal a cientos de pasajeros sin que ninguno de ellos haga sonar las alarmas respectivas, por lo que resulta obvio que cuando el uingo aparece, la persona tiene una conciencia plena de su trabajo y el aburrimiento lo abandona aunque sea de momento, haciendo que él dé toda su atención neuronal al caso presente, por lo que no es común ver a esos guardias revisando de manera por demás exhaustiva a ancianas y niños, cuyo perfil difícilmente corresponde al de terroristas”.


ContraPedia tiene un antecedente en los 80, cuando fueron publicadas una serie de propuestas para palabras que no existían. Eran invenciones muy breves. Esta versión respeta la idea original, jamás publicada, con definiciones más amplias y la incorporación de otros elementos, como personajes e instituciones.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras