Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Al Fin Lo Dicen Claro
Eduardo García Gaspar
5 marzo 2008
Sección: LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Un suceso gubernamental muy reciente tiene un reconocimiento oculto. Tan oculto que puede pasar desapercibido. El presidente mexicano hizo un anuncio: se tendrá un Programa de Apoyo a la Economía consistente en diez medidas gubernamentales. Hasta aquí, nada digno de mención. Si la tercera parte de esos planes estatales hubieran funcionado, México rivalizaría con Suiza.

Pero nadie ha notado eso y Calderón como buen intervencionista, lanza su plan de diez puntos.

El primero es una reducción de 3% en los pagos provisionales del ISR y el IETU, equivalente a seis mil millones de pesos con lo que se ayudará a los problemas de liquidez que puedan tener las empresas. Si esto funciona, entonces sería aún mejor tener reducciones mayores de impuestos, de todos los impuestos.

El segundo punto es tener estímulos fiscales de mil pesos para las personas físicas con una empresa, en total se ayudará a un millón de empresarios, siempre y cuando sean contribuyentes cumplidos y empleen la firma electrónica para reducir trámites. El mismo punto: si es bueno ese estímulo, aún mejor sería reducir más impuestos.

El tercer punto es la simplificación de trámites para el comercio exterior, menos aranceles, regulación para productos no arancelarios y mayores trámites electrónicos. Perfecto, pero siguiendo la misma lógica sería aún mejor ampliar eso a toda la economía mexicana quitando trámites burocráticos a todos.

El cuarto punto dice que el gobierno pagará 5% de las cuotas al IMSS con lo que se impulsará el empleo y se reducirá el costo para la contratación laboral, equivalente a seis mil millones de pesos. Y eso quiere decir que la estructura actual del IMSS actúa contra la creación de empleos: si en vez del 5%, fuera el 10%, con esa lógica habría más empleos creados.

El quinto y el sexto dicen que se gastarán 650 millones de pesos al Sistema Nacional de Empleo y se crea el portal del empleo en internet para concentrar la oferta laboral. La pregunta es la natural: ¿no sería eso mejor realizado por las empresas que sí tienen interés directo en estas cuestiones? Eso costará dinero, más del necesario, y lo pueden hacer los particulares mejor.

El punto siete establece que se destinarán 10 mil millones de pesos para la rehabilitación del Sistema Nacional de Ductos de Pemex, ello generará más empleos y mayor eficiencia productiva. Es decir, empleos dependientes del gasto de gobierno por medio de una empresa monopólica y manejada sin criterios de eficiencia.

El octavo dice que se otorgarán facilidades fiscales y créditos a las empresas que se instalen en cualquiera de los mil municipios más pobres de México. Además, durante año y medio se les ayudará con las cuotas del IMSS e Infonavit. En total tendrán 22% menos de costos para su instalación. Si esto es bueno, entonces se debería hacer para todos en todas partes: menos impuestos, más sencillos.

El gran común denominador de esos puntos en tan transparente que corre el riesgo de no verse: son medidas de apoyo a la economía tomadas por el gobierno mismo y que consisten principalmente en hacer lo opuesto de lo que hace. El gobierno ha elevado los impuestos, los ha complicado y tiene demasiadas regulaciones. El gobierno mismo reconoce que para estimular a la economía debe hacer lo contrario de lo que acostumbra: bajar impuestos, simplificar leyes fiscales y reducir trámites.

El punto me parece algo digno de una segunda opinión: para estimular a la economía el gobierno lanza un plan que consiste en hacer lo opuesto de lo que suele hacer. El gobierno por lo general eleva el costo de operación de los negocios y por ello eleva el precio de los bienes que usamos… y en ese plan está reconociendo que para estimular a la economía hará, en algunos sectores lo opuesto.

Si ese plan se generaliza para todos en todas partes, eso sería mucho mejor.

La maravilla detrás de la noticia es que no se alcance a ver lo que realmente significa y que es el reconocer oficialmente que el intervencionismo estatal es un fracaso. Un reconocimiento oficial dado por los intervencionistas mismos, no por sus opositores. Una prueba más de que el país no tiene un régimen liberal, pero sobre todo ese reconocimiento del fracaso intervencionista por parte de sus proponentes.

Post Scriptum

Hay un libro especialmente notable en este tema, el de Epstein, Richard Allen (1995). Simple Rules For A Complex World. Cambridge, MA. Harvard University Press. 0674808207, del que existe un resumen en Reglas Sencillas. Y sobre la discusión de si México es una nación liberal o no, conviene ver Otra Vez: México No Es Liberal.

Los 10 puntos completos reportados fueron los siguientes y en ellos es sencillo ver los comunes denominadores: principalmente bajar impuestos y simplificar trámites; pero también gastar más y hacer cosas que otros pueden hacer:

1.- Reducción de 3% en los pagos provisionales del ISR y el IETU, equivalente a seis mil millones de pesos con lo cual se coadyuvará en los problemas de liquidez que puedan tener las empresas.

2.- Estímulos fiscales de mil pesos para las personas físicas con una empresa, en total se ayudará a un millón de empresarios, siempre y cuando sean contribuyentes cumplidos y empleen la firma electrónica para reducir trámites.

3.- Simplificación de trámites para el comercio exterior, menos aranceles, regulación para productos no arancelarios y mayores trámites electrónicos.

4.- El gobierno pagará 5% de las cuotas al IMSS con lo que se impulsará el empleo y se reducirá el costo para la contratación laboral, equivalente a seis mil millones de pesos.

5.- Se destinarán 650 millones de pesos al Sistema Nacional de Empleo.

6.- Se crea el portal del empleo en internet para concentrar la oferta laboral.

7.- Se destinarán 10 mil millones de pesos para la rehabilitación del Sistema Nacional de Ductos de Pemex, ello generará más empleos y mayor eficiencia productiva.

8.- Se impulsará el desarrollo de centros productivos en zonas de alta marginación, es decir, se otorgarán facilidades fiscales y se otorgarán créditos a las empresa que se instalen en cualquiera de los mil municipios más pobres de México. Además, durante año y medio se les ayudará con las cuotas del IMSS e Infonavit. En total tendrán 22% menos de costos para su instalación.

9.- Habrá un descuento adicional para las tarifas eléctricas del sector productivo, 20% de descuento en horas punta y 10% de descuento para el sector comercial.

10.- Sagarpa las secretarías de Hacienda y Economía liberarán tres mil millones de pesos para destinarlos a proyectos de la banca de desarrollo.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras