Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Alabado sea Obama
Eduardo García Gaspar
10 junio 2008
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Parece que el candidato demócrata a la presidencia de EEUU ha generado una reacción curiosa en algunos columnistas en México. Uno de ellos decía,

“Que un afroamericano de herencia musulmana esté a punto de colocarse en la recta final hacia la Casa Blanca… debe ser visto como señal inequívoca de evolución social… la factible victoria de Obama implica un triunfo de la diversidad y la concordia, de la inteligencia y la convivencia… Florece la diversidad.”

La otra columna dice que,

“Cuando Obama habla de cambio, habla de metamorfosis, no de revolución… habla de algo más sustancial, habla de movilidad social, de un nuevo modelo de producción… en él, genética e ideológicamente coexisten el blanco y el negro… es un hombre global en muchos sentidos… un hombre sincrético… Tener esperanza en un mundo como éste es una audacia… Obama será.. una gran apuesta a la esperanza del cambio.”

Estos son ejemplos concretos de otras reacciones muy similares, que tienen en común varios rasgos que merecen una segunda opinión.

Primero, ver a Obama como un mesías salvador no sólo de su país, sino del mundo. Es muy difícil en verdad ver tanta sumisión en columnistas y tanta falta de análisis: todo en Obama es positivo. Todo.

Segundo, el uso de palabras vagas que pueden significar lo que sea: cambio, nuevo modelo de producción, diversidad, hombre sincrético, audacia, esperanza, todas ellas más propias de una emoción desbordada.

Tercero, la omisión de fallas y errores, que los ha tenido, como su asociación con el ministro religioso Wright y otros. Para ellos, me parece, el senador de Illinois no tiene fallas y encarna todo lo bueno.

Y, cuarto, algo de mayor importancia. Para quienes así piensan el problema de la política es resuelto llevando al poder a quien se piensa en un candidato maravilloso, del que se piensa es la esperanza de un cambio. El problema es, desde luego, que Obama no ha dado definición de qué ese ese cambio pero ha hablado muy bien. Tampoco ha definido otros detalles, como su política exterior y lo que de ella ha dicho es demasiado soñador.

En cuanto a la clase de gobierno que quiere, las indicaciones son claras: desea un gobierno intervencionista, benefactor, que sustituya al ciudadano volviéndolo dependiente del gobierno. Su retórica es la estándar de promesas, eso sí, extraordinariamente bien dichas. Su talento es retórico, no ejecutivo. Su forma es muy llamativa, su contenido es indefinido en parte e idealista en otra parte.

Las reacciones de esos columnistas y muchos otros es, también una buena manera de ilustrar la influencia de Platón en nuestras vidas con una idea simple: los buenos gobiernos son los que tienen buenos gobernantes y ellos puede ser elegidos sin recelo esperando de ellos grandes cosas. Pensar así es más o menos como creer que Harry Potter existe y puede ser un extraordinario presidente.

Los candidatos a puestos de gobierno deben ser examinados por sus propuestas concretas y no por vaguedades que cada quien entiende como quiere. Los asuntos políticos son demasiado importantes para ser decididos por esperanzas vagas de cambios que son las puertas de entrada de los incapaces y los demagogos. Creer que el buen gobierno depende de la diversidad es equivocar de cabo a rabo el asunto.

Si es negro o blanco, viejo o joven, hombre o mujer, eso no importa, lo que sí importa es su capacidad y sus ideas para desempeñar bien un puesto de demasiado poder. Y la información concreta que se tiene sobre Obama al respecto es vaga, excepto por su deseo de limitar el comercio externo y cerrar fuentes de empleo fuera de EEUU, además de socializar la medicina y reunirse sin condiciones con dictadores.

Lo que sé de Obama no me agrada, pero más le temo a lo que no sé y que es mucho. Él no ha aclarado las cosas, aunque sí ha demostrado un talento electoral fuera de serie construido sobre una base que no será sólida en el momento de la realidad. Lo admirable ha sido su capacidad para embaucar a los medios, algo que en los EEUU ha sido fuente de bromas en programas cómicos (véase a partir del minuto 3 esto en Youtube).

Por mi parte, todo el que cree que puede salvar al mundo con un cambio que sólo él conoce, me parece un embustero.

Post Scriptum

El texto de una carta a la redacción de un periódico es ilustrativo de este síndrome:

El senador Barack Obama es el nominado por el Partido Demócrata y está a un escalón para llegar a la cumbre. Su nominación es el resultado de un gran esfuerzo significativo y de un laborioso trabajo y, particularmente, un ferviente deseo de ser parte de lo que para él representa una noble y apasionada actividad: el servicio público. El pueblo estadounidense ha detectado y sentido ese deseo y pretende darle la oportunidad y, así, si las posibilidades son favorables, iniciar un nuevo curso y enviar un mensaje de un apropiado e igualitario escenario multicultural en la vida política de Estados Unidos.

También lo es, esto de otro comentarista.

Obama tiene en sus discursos un mensaje fresco, innovador… Su lema de campaña: “Sí se puede” o “Podemos creer en el Cambio”, ha tenido una gran resonancia y magnífica acogida. Sus discursos, llenos de un contenido alentador, recuerdan  a aquellos líderes políticos de… John y Robert Kennedy, y Martin Luther King Jr… Obama presenta una biografía personal incólume y goza de una enorme credibilidad en sus alocuciones… El lenguaje de Obama es conciliador, lleno de empuje y ánimo. Contagia entusiasmo. También es un firme opositor a la Guerra de Irak. Es un abogado que ha militado en la causa de los derechos civiles… Es católico practicante [sic], casado y padre de dos hijos. Estudió en las universidades de Columbia y Harvard y se graduó de forma brillante. Sin duda, un mérito encomiable para un inmigrante, quien afirma –con orgullo– haber crecido pastoreando cabras en una remota aldea africana. También, durante años trabajó para ayudar a la gente pobre en los barrios menos favorecidos de Chicago.Emplea un lenguaje con sabor a nuevo, creativo, inteligente, que ha hecho reaccionar a un importante sector de la juventud… Atrae tanto a blancos como a negros; a hispanos como a otros inmigrantes; a personas mayores y a jóvenes. El candidato a la Presidencia por el Partido Republicano, John McCain, se ve casi como un anciano frente a la jovialidad de Obama. McCain representa el ala conservadora de la política nacional y sostiene que la Guerra de Irak debe continuar, no importa a qué precio.

McCain representa la continuidad de la política de George W. Bush. No ofrece transformaciones de fondo al sistema económico y político de esta nación. Obama, por su parte, significa el cambio de aires, la inyección de esperanza, la nueva oportunidad ante una nación desilusionada. A McCain le gusta el enfrentamiento con las personas y aborda las cuestiones de debate de manera clara, directa y contundente. Obama, por el contrario, afirma: “No es mi estilo salirme del camino para ofender a la gente o cultivar la controversia por simple gusto”, y tiene una especial habilidad para “tender puentes” y entablar diálogos constructivos. ¿Triunfará la experiencia y firmeza de McCain o la actitud conciliadora y renovadora de Obama?

Es realmente notable que alguien que no pertenece a las filas de colaboradores del candidato demócrata pueda escribir esta eulogía de un candidato.

Más todavía. De un reportaje en Fortune (18 Junio 2008)

In an interview with Fortune to be featured in the magazine’s upcoming issue, the presumptive Democratic nominee backed off his harshest attacks on the free trade agreement and indicated he didn’t want to unilaterally reopen negotiations on NAFTA. “Sometimes during campaigns the rhetoric gets overheated and amplified,” he conceded, after I reminded him that he had called NAFTA “devastating” and “a big mistake,” despite nonpartisan studies concluding that the trade zone has had a mild, positive effect on the U.S. economy. Does that mean his rhetoric was overheated and amplified? “Politicians are always guilty of that, and I don’t exempt myself,” he answered.

Una inconsistencia de tal tamaño habría sido causa de serias críticas en otro candidato, peo a Obama se le perdona que use palabras de manera engañosa.

Otro editorialista escribió como conclusión sobre el candidato,

Estados Unidos no saldrá de su profunda crisis estructural ni del demencial rumbo belicista si no es con cirugía mayor, aunque sea dentro del sistema. Ello exige, ante todo, desmantelar el bushismo, tarea difícil que llevará tiempo, y Obama es el único que cuenta con el apoyo y la energía social indispensable para hacerlo… si es que lo dejan llegar a la Casa Blanca.

El 10 de julio de 2008, Karl Rove escribió en el WSJ:

In the primary, Mr. Obama supported pulling out of Iraq within 16 months, called the D.C. gun ban constitutional, backed the subjection of telecom companies to expensive lawsuits for cooperating in the terror surveillance program, opposed welfare reform, pledged to renegotiate Nafta, disavowed free trade and was strongly against the death penalty in all cases. But in the past few weeks, Mr. Obama has reversed course on all of these, discarding fringe liberal views for relentlessly centrist positions. He also flip-flopped on accepting public financing and condemning negative ads from third party groups, like unions.

El 25 de julio de 2008, una columna de opinión en Grupo Reforma, dijo,

Inaudito resulta que en la era moderna un discurso político reúna a DOSCIENTAS MIL personas, multitud que el mismo Bono y su U2 envidiarían…  se trata de berlineses libres que, seducidos por el carisma de este hombre, se reunieron voluntariamente a aclamarlo de manera asombrosa, apoteósica incluso… SESENTA Y DOS por ciento de los ALEMANES quisiera que Barack Obama fuera el próximo Presidente de Estados Unidos, y todo indica que este deseo, abrazado con esperanza de un cambio por los amigos del pueblo estadounidense, está cerca de cumplirse, pues su contrincante republicano, John McCain, no sólo es MAL candidato, con un pobre discurso, apariencia decrépita e ideas gastadas… Claramente las imágenes y palabras que de este inusitado evento circulan hoy por el globo solidifican y avanzan las posibilidades del Senador por Illinois para llegar a ocupar la Casa Blanca.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras