Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Calderón en los EEUU
Eduardo García Gaspar
14 febrero 2008
Sección: PROSPERIDAD, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La visita del presidente mexicano a los EEUU, en lo que he visto, ha tenido un par de puntos que son dignos de notar. Grupo Imagen, en México, reportó uno de ellos. Se refería a las declaraciones de amistad entre ambos países:

“No somos enemigos, somos amigos, somos vecinos y debemos llevarnos bien para prosperidad de nuestros pueblos… Tenemos que terminar la idea de que somos enemigos. Lo peor que puede ocurrir es esa percepción antimexicana, antimigrante. En México tenemos que cambiar esa percepción de que los Estados Unidos son los enemigos.”

Creo sinceramente que en este punto, Calderón tiene la razón en sus dos facetas. Del lado de ambos países existen percepciones de enemistad. Aunque también existen las opuestas, ellas son mucho menos notorias. Es una tradición nacionalmente correcta, muy propia de la izquierda mexicana, el culpar de todo lo posible a los EEUU, con o sin razón. Y por el otro lado, especialmente reciente, está la reacción de sectores estadounidenses en contra de los mexicanos por causa de la inmigración ilegal.

Las dos percepciones nunca se borrarán, pero al menos deben influir mucho menos en el trato entre los gobiernos. En mi opinión, más aún, toda la relación con ese país debe plantearse de nuevo, para verlo como un aliado comercial de consideración y ventaja mutua. Y si alguien alega lo de la pérdida de los territorios del norte, sugeriría que recordara lo de la bombas en Japón para contrastar dos reacciones muy diferentes. Prefiero ver hacia adelante, que es lo que puedo hacer mejor, que regodearme en el pasado que no puedo cambiar.

El otro punto fue bien expresado en una columna del WSJ, titulada It’s the Economy, Amigo, y donde se sugiere que el problema entre las dos naciones no es el de la inmigración. Es otro y se llama economía. Me parece razonable pensar así y es más constructivo que limitar la discusión a cuestiones de los ilegales que van a los EEUU. Si se quiere ir al fondo del asunto, él es de naturaleza económica.

Por la razón que sea, México desde su independencia no se ha desarrollado como podía y eso no puede ser negado. Por el contrario, los EEUU sí han tenido un desarrollo notable: casi todos los estados que forman a ese país son más ricos, por separado, que casi todos los países europeos. Por tanto, el problema es de ese tipo. La inmigración es un síntoma nada más y muestra algo que no ha sido valorado como debiera.

México, como dijo Calderón allá, ha exportado personas trabajadoras y con iniciativa. Es cierto. Va más allá de la idea del profesionista que ha preferido emigrar con su maestría o doctorado. Hay en el más humilde lo de los trabajadores de campo y meseros mexicanos que trabajan en EEUU una mentalidad de trabajo que es envidiable. Prefieren ellos, por ejemplo, trabajar bajo condiciones de leyes laborales que son mucho menos protectoras que las de México.

El tema es algo que merece una segunda opinión, para salirse de la limitada caja de análisis en la que dejamos de ver el panorama general. Los problemas de emigrantes ilegales son síntomas, dignos de atender, pero que no son todo. Como sea que pueda ser arreglado de corto plazo este asunto, la causa de fondo aún permanece y se llama economía.

Hay algo en México que impide el desarrollo y es el diferencial de desarrollo lo que causa la emigración de talento y trabajo. No es el único caso: lo han sufrido los chinos, los irlandeses, los argentinos y muchos otros países en los que partes importantes de su población deciden ir a donde creen que su vida será mejor.

La motivación de la emigración es clara: vivir mejor que en su país. Puesto en otras palabras, su país no da condiciones para una mejor vida. No creo que muchos se atrevan a negar esa conclusión. La emigración, legal o ilegal, cuando es cuantiosa es una prueba de las malas perspectivas futuras que se perciben en el país de origen. Y eso significa que en México es donde está la causa de la emigración, no fuera de él. Encontrarla es el real examen que debemos hacer.

Post Scriptum

En EEUU versus la UE hay datos que son llamativos:

Todos los estados de los EEUU, menos cuatro, tienen un PIB per cápita mayor a todos los países europeos. Los siguientes son datos del estudio.

• Si Bélgica fuera un estado de los EUU sería el sexto más pobre.

• Finlandia el quinto más pobre, empatado con el Reino Unido, Francia, Italia y Alemania.

• Dinamarca el décimo.

• Holanda en noveno.

• Suecia el séptimo.

• Irlanda el duodécimo.

• España y Portugal los más pobres.

• Sólo Arkansas, Montana, West Virginia y Mississippi estarían por debajo del PIB per cápita de los países de la UE

Especialmente notable es el análisis de Alejandro Chafuén en Migración Global.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras