Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Crisis Bancaria En EEUU
Eduardo García Gaspar
1 octubre 2008
Sección: ECONOMIA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La crisis financiera en los EEUU y sus secuelas en otras partes, como el caso de Fortis en Europa, es tan grave como mal entendida. Sarkozy, en Francia, ha declarado que el laissez-faire está acabado, queriendo decir, junto con otros, que los mercados libres han recibido un golpe brutal.

El golpe es real, pero más inventado que auténtico. Los orígenes de la situación actual no son la consecuencia limpia de mercados libres financieros. Todo lo contrario. Esos mercados, en los EEUU y casi todo el mundo, están fuertemente regulados, intervenidos y supervisados. No operan libremente. La culpa, en los EEUU, puede colocarse en Wall Street, pero bastante más en Washington.

Los gigantes Fannie Mae y Freddie Mac no son instituciones libres. Son gubernamentales, con misiones políticas. Están subsidiadas y lo han estado incluso bajo el consentimiento de gobernantes republicanos, supuestos defensores de los mercados libres. Muchas hipotecas fueron forzadas por el gobierno, ya sea en programas que protegían a grupos considerados débiles, o indirectamente por medio de la manipulación de la tasa de interés, lo que no sucedería en un mercado libre.

Parece toda esta situación un caso más del viejo consejo de M. Rothbard: si quieres evitar una recesión, no produzcas un boom. Y boom fue el que se tuvo antes. Ahora vivimos el producto de todos esos errores de un intervencionismo muy claro y de administradores que no lo fueron.

¿Debe tenerse ese rescate? Las opiniones varían, pero es posible que el consenso sea positivo pues necesita salvarse el sistema financiero, que es cuestión de vida o muerte para una economía. ¿Cómo debe ser el rescate? Unos quieren incluso dar poderes a los jueces para proteger a los deudores de hipotecas, otros no quieren meter una variable tan impredecible.

Para un liberal extremo, no debía siquiera tenerse rescate para dejar todo ahora sin intromisión estatal y, seguramente, tener un tronido espectacular, pero de corta duración. En la parte opuesta, un socialista extremo abogaría por la nacionalización total del sistema financiero. De entre las dos posiciones, me quedaría con la primera, pero que tiene un problema: la producción de una crisis corta muy severa.

Querer paliarla no es una mala opción y quizá la única opción política posible en una democracia. ¿Los detalles del plan rechazado el lunes? Son demasiado específicos para tratar aquí, pero algunos principios deseables podrían mencionarse. Por ejemplo, el ser un plan de duración determinada, no de tiempo ilimitado. No sería productivo excederse en tiempo, ni en poderes gubernamentales.

Y, también, evitar medidas triviales, como la limitación de sueldos por disposición federal en los bancos, lo que trasladaría buen talento a instituciones financieras no reguladas y no donde más se necesita.

Habiendo vivido en carne propia las consecuencias de las crisis producidas por gobiernos mexicanos, sé que es una tarea monumental explicar la situación mientras ella sucede. Todo lo que acapara la atención en esos momentos es la serie de decisiones de corto plazo. Es natural, pero se descuidan los efectos de largo plazo.

En medio del problema, mientras este galimatías sucede, se da también la obsesiva búsqueda de culpables únicos con una simplicidad miope. En uno de los comentarios sobre la crisis, por ejemplo, se decía que éste era el fin del capitalismo y la globalización. La cosa es más compleja: hay muchas causas, desde la miope emisión de seguros contra falta de pago de adeudos hasta el subsidio de hipotecas.

Sí, hubo visiones limitadas en Wall Street pero más en Washington, y ellas se reunieron en una combinación fatal de boom anterior y crisis posterior. En todo esto hay una ventaja de consideración y es la de tener una crisis abierta y conocida, de la que se habla y en la que se reúnen personas para solucionarla. Y es que hay otras crisis igual de reales, pero que permanecen ocultas.

Me refiero a las crisis de instituciones de salud, como en los EEUU y en México, que están siendo ignoradas gracias a traslados de fondos dentro de un gobierno y no se notan porque no salen a la superficie, como la del paquete actual de rescate en los EEUU y que se conoce porque usa fondos gubernamentales en el sector privado. Si usara fondos gubernamentales en sectores gubernamentales, también sería real, pero no pública.

Post Scriptum

En un escrito, de Charles Philbrook, se cita una nota del NYT del 30 de septiembre de 1999, durante la administración de Clinton con el encabezado “Fannie Mae flexibiliza crédito para estimular el préstamo hipotecario” y decía:

… con el fin de ayudar a que las minorías y la población de menores ingresos se hagan de una casa, Fannie Mae Corporation planea reducir los requerimientos crediticios que le pide a la banca al momento de comprarle su cartera hipotecaria… Este plan piloto, en el que en un comienzo participarán 24 bancos en 15 ciudades (incluyendo el área metropolitana de Nueva York), busca incentivar a los bancos a que concedan préstamos hipotecarios a personas a las que su historial crediticio no les permite obtener préstamos convencionales…

Fannie Mae, el suscriptor de préstamos hipotecarios más grande del país, se encuentra presionado en gran forma, por un lado, por la Administración Clinton, que insiste en que aumente su cartera de colocaciones hipotecarias entre los grupos de menores ingresos y, por otro, por sus accionistas, que buscan que mantenga su alto nivel de rentabilidad… los bancos, las instituciones de ahorro y crédito y las compañías de préstamos hipotecarios también presionan a Fannie Mae para que los ayude a otorgar cada vez mayores préstamos a personas de alto riesgo crediticio (“subprime borrowers”).

Los ingresos, el historial de crédito y los niveles de ahorro de estos deudores les impiden acceder a préstamos hipotecarios convencionales, y es por eso que cuando obtienen préstamos, éstos vienen con tasas de interés altas —de 3 a 4% por encima de las tasas convencionales—… Fannie Mae ha logrado que millones de hogares accedan a la casa propia al reducir los requerimientos del depósito inicial’, afirma su presidente, Franklin D. Raines… Este nuevo segmento crediticio [los clientes ‘subprime’] lleva a Fannie Mae a que asuma un progresivo riesgo, el cual no presenta problemas en épocas de crecimiento económico. Sin embargo, podría encontrarse en graves apuros cuando los vientos cambien, obligando al gobierno a emprender un rescate financiero, como el de los bancos de ahorro y préstamos [Savings & Loans] en los noventa.

Deroy Murdock en National Review On Line, escribió el pasado 25 de septiembre 2008, algunas ideas alternativas para la solución de la crisis, basadas en lo opuesto a lo que se ha hecho hasta ahora y que muestran que el paquete de rescate es una de varias opciones:

• … instruct the geniuses from Fannie Mae to Wall Street to deal with it. They made this mess; they should mop it up… … Lehman Brothers sold parts of itself to Barclay’s Bank…. Merrill Lynch ran into the loving arms of Bank of America… padlocking Washington’s bailout window will offer a generation of “masters of the universe” lessons that America’s Mr. Rogers-in-Chief cannot teach: Keep your winnings, but own your losses…

• Give the capital-gains tax a two-year vacation. “Suspending capital gains taxes would bring as much as a trillion dollars of capital sitting on the sidelines back into the market,” Hensarling [R., Texas] predicts…. the Tax Foundation proposes, cutting America’s 35-percent corporate tax — the industrialized world’s second highest, after Japan’s…

• … privatize Fannie and Freddie. “These troubled financial Frankensteins — created in a government laboratory — are not creatures of the free enterprise system,” Hensarling said…. ” Why not array Fannie’s and Freddie’s loans according to mortgage holders’ surnames? They then could be divided alphabetically into 26 units and auctioned off.


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras