¿Qué es democracia? Su definición, características, funcionamiento, origen. Un sistema para defender a la libertad y evitar abusos de poder.

Democracia, definición

La palabra Democracia describe a un sistema político. Un arreglo de las instituciones de gobierno que tiene como principio funcional el de la separación de los poderes. Y como principio esencial el reconocimiento de la libertad de las personas a las que se gobierna.

La democracia es una herramienta política para evitar el abuso del poder que le es natural a todo gobierno.

Separación de poderes en la sociedad

Una sociedad democrática supone la separación de sus áreas económicas, políticas y culturales. Acepta que la acumulación del poder de dos o más de ellas produce abusos y desviaciones indebidas del poder.

Es la separación de los poderes económicos, políticos y culturales. Quienes tienen poder políticos deben estar separados de los poderes económicos y de los culturales.

La más conocida de estas separaciones es la de iglesias-estado, por la que se considera negativo que esas dos instituciones se unan. Las religiones no deben tener poder político y el poder político no debe tener poder religioso.

Separación de poderes en el gobierno

De la misma manera, la democracia considera indebida la unión de los poderes de los gobiernos.

Esa misma idea de división de poderes se aplica también dentro del campo político para establecer la división del poder de acuerdo con tres criterios:

División funcional del poder político

La división funcional del poder en áreas ejecutiva, legislativa y judicial.

Ella es la misma que contiene la propuesta de Montesquieu y que considera que se tendrían abusos de poder en caso de que, por ejemplo, el juez fuese el mismo legislador.

El sistema de decisión por mayoría de votos se usa en el legislativo para la aprobación de leyes. Y en la corte suprema de justicia para decidir fallos.

División temporal del poder político

La división temporal del poder por medio de elecciones periódicas en las que compiten candidatos de diferentes partidos.

Ella es un mecanismo de cambio pacífico de gobierno que evita los abusos que podrían venir de gobernantes no sujetos a evaluación pública periódica.

Aquí se usa el sistema de elección por mayoría de votos de los ciudadanos.

División geográfica del poder político

La división geográfica del poder por medio de ciertos niveles de autonomías locales en estados federales.

Ella es un mecanismo que limita los poderes centrales del gobierno, limitando el abuso que eso podría generar.

Democracia, su esencia verdadera

Lo anterior señala la esencia de la democracia. Ella es un arreglo político que sobre todo persigue disminuir el número y calidad de los abusos que puede cometer una autoridad política.

Es decir, el corazón de la democracia es el evitar excesos de autoridad que dañen las libertades de los ciudadanos. Lo hace por medio de la división del poder en la sociedad y en el gobierno.

La democracia reconoce que todo poder, el que sea, tenderá a ser abusado por quien lo posee, sea económico, político, o cultural/religioso. Ella trata de remediar esa posibilidad enfrentando a los poderes políticos entre sí, fragmentándolos en el tiempo, en el espacio y en sus funciones.

Un sistema liberal

Esta mentalidad de poderes divididos es lo que hace compatible a la democracia con el sistema liberal que tiene ese mismo fundamento. La mentalidad liberal sostiene las libertades de pensamiento, expresión, religión, trabajo y demás.

Democracia, amigos y enemigos

Los defensores de la democracia argumentan que, si bien no es un sistema perfecto, es el que más libertades crea a las personas. Por esa razón, dicen, crea más prosperidad y es congruente con la naturaleza humana libre.

Sin embargo, ella ha sido criticada por quienes señalan sus claras imperfecciones. Y, por supuesto, la existencia de gobernantes muy alejados de la calidad mínima necesaria.

Pero la mayor oposición a los sistemas democráticos viene de quienes sostienen la conveniencia de sistemas políticos con poderes más amplios y concentrados del gobierno.

Los casos más notorios de esto son las dictaduras y los sistemas totalitarios, así como el socialismo. Ellos limitan seriamente las libertades de las personas sosteniendo que eso es mejor para ellas.

Democracia y sus usos exagerados

Tan grande suele ser la admiración que tiene el término ‘democracia’ que se emplea erróneamente con frecuencia.

Sin la connotación de división del poder, es usado para dar una imagen positiva a regímenes de poderes concentrados que anulan libertades. La Alemania oriental bajo el dominio de la URSS, por ejemplo, era oficialmente llamada democrática cuando no lo era.

Igualmente suele confundirse a la democracia con cualquier situación cuya solución sea buscada por medio de mayoría de votos. El mecanismo del voto es una parte importante pero pequeña de la democracia.

Para entender correctamente a la democracia, ella debe considerar a la idea de República. También a la noción de estado de derecho. Ellas redondean y complementan a la democracia.

Democracia, ¿cómo reconocerla?

La mejor forma de reconocer que un país es una democracia es examinar su nivel de división de poderes.

Si la misma persona se encuentra en el poder durante muchos años, si no hay autonomía legislativa, si no existen varios partidos políticos, si no hay autonomía judicial, si las leyes no se respetan, si hay censuras a medios de comunicación, si las escuelas privadas son presionadas, si las manifestaciones religiosas son limitadas, si mucho de la economía es propiedad estatal, todo eso es indicativo de un sistema no democrático.

Por último

Debe ser señalado expresamente que la democracia no es en sí misma un valor político —es simplemente un mecanismo de división de poderes políticos que sí defiende a un valor político, el de la libertad humana.

Finalmente debe hacerse muy claro que democracia no es la realización de la voluntad del voto de la mayoría, como muchos suelen pensar. Las votaciones son una parte de la democracia y no la principal. Las mayorías ganadoras en una votación también tienen poderes limitados.

La anterior aclaración es vital al encontrarse textos que ponen su énfasis central en la soberanía popular, como en este caso.

«En sentido estricto, la democracia es una forma de organización del Estado en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que confieren legitimidad a sus representantes». es.wikipedia.org

[La columna fue revisada en 2019-04]