Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Derechos Animales: Un Examen
Leonardo Girondella Mora
7 agosto 2008
Sección: DERECHOS, Sección: Análisis
Catalogado en:


Existen partidarios de los derechos de los animales —los que han llegados extremos de pedir que sean tratados como humanos. Una de las organizaciones más emblemáticas de este tópico es PETA, la que establece una posición radical,

People often ask if animals should have rights, and quite simply, the answer is “Yes!”… All animals have the ability to suffer in the same way and to the same degree that humans do… animals have an inherent worth—a value completely separate from their usefulness to humans. We believe that every creature with a will to live has a right to live free from pain and suffering… Only prejudice allows us to deny others the rights that we expect to have for ourselves… If you wouldn’t eat a dog, why eat a pig? Dogs and pigs have the same capacity to feel pain, but it is prejudice based on species that allows us to think of one animal as a companion and the other as dinner.

Visto de manera más pausada, el tema contiene varios elementos a examinar antes de adoptar cualquier posición personal:

• Es una realidad que los humanos no podrían vivir sin alimento proveniente de fuentes animales de varios tipos —prohibir su consumo tendría efectos devastadores en la humanidad. Toda posición razonable debe medir las consecuencias de su solicitud.

• También es una realidad que existen investigaciones que utilizan animales para probar productos que posteriormente son de consumo humano —con frecuencia se citan estudios de medicinas y medicamentos, pero también de productos de belleza. Esas investigaciones ayudan a lograr una mejor vida.

• Finalmente, es una realidad que se tienen diferentes concepciones acerca de los animales con respecto a su consumo —mientras que es común aceptar comer un salmón, la idea de comer carne de perro posiblemente no sea tan aceptada.

A esos elementos deben añadirse otros que han sido usados como justificación de los derechos animales:

• Se acepta que los animales sienten dolor —cierto que no es posible para el ser humano colocarse en una posición que le permita saber qué es ser una vaca, o un atún, pero aún así los humanos suponen, con buena base me imagino, que los animales tienen capacidades sensoriales y que por eso pueden sentir dolor.

La regla no puede ser general, aplicable a todos los seres vivos, e incluir a virus y bacterias, o a animales con sistemas nerviosos primitivos —el panorama, más aún, no puede ser llevado con facilidad a extremos que incluyeran a otros seres vivos, como las plantas y proponer que las cortadoras de maíz resultan violadoras de derechos de seres vivos.

• La capacidad de las personas para relacionarse con los animales y verles rasgos humanos depende en mucho del animal —perros, gatos, ballenas, delfines, chimpancés, gorilas y algunos otros tienen un lugar mental muy distinto al que podría ocupar una gallina, o un bacalao.

A los animales más cercanos se les ve con mas capacidad de sentir dolor —es una especie de clasificación animal no oficial, creada por la percepción de cercanía con diferentes animales según se perciben en su distancia con respecto a la persona. Una de las categorías creadas es la de animales que pueden comerse y la otra contiene lo opuesto; es la diferencia entre un perro y un pollo.

• Si el dolor es indeseable para los humanos, quienes lo rehuyen todo lo que es posible, se concluye que lo mismo debe hacerse con los animales —se les debe evitar el dolor en lo posible. Este elemento es el que más merece examinarse.

Desde luego, el dolor es algo negativo que las personas tratan de evitar —y que llevan a una serie de conductas que buscan protección física, como el usar repelentes de moscos, o tratar con cuidado una navaja. Esto se refiere a cuestiones físicas, no mentales, y por eso un caso típico es el de heridas y golpes, sin incluir cuestiones como la tensión que puede producir la posibilidad de un despido del trabajo.

Consecuentemente, una posibilidad de entender a los derechos animales es la de proponerlos como acciones específicas que deben realizarse en el trato, por ejemplo, de pollos para alimento —es obvio que los pollos deben ser sacrificados, pero eso debe realizarse con el menor posible de los sufrimientos para el animal, por ejemplo, adormilándolo.

Pero hay otra posibilidad de entender a los derechos animales y que se basa en igualar a los animales con los humanos, lo que llevaría a la conclusión de prohibir el consumo humano de todo animal, el que sea —incluso sería visto como indebida la producción de huevo de gallina.

&&&&&

Entre esas dos maneras de entender a los derechos animales existe una gama de posibilidades de acuerdos —ninguna de las cuales será del agrado del activista radical, pero que pueden ser de ayuda. Por mi parte, la discusión puede llevarse dentro de los siguientes lineamientos generales:

Uno. Evitar el uso de la expresión derechos animales y reservar ‘derechos’ como una palabra netamente humana para evitar devaluarla, pero sobre todo para asignar al humano un papel de importancia como responsable del mundo que le rodea —esto es un derivado claro de la creencia cristiana de la persona como co-creador responsable, lo que significa superioridad sobre el mundo. Es obvio que este tema sólo puede ser tratado por humanos —sería absurdo pedirle a un pollo que escribiera su propuesta de derechos animales.

Dos. Respetar la percepción espontánea de las personas a las que les resulta indigno el consumo de la carne de algunos animales pero aceptable el consumo de otros —esta es una fuente de información que si bien tiene mucha subjetividad también tiene fundamentos que pueden ser razonables al separar, por ejemplo, a un gorila de un atún.

Tres. Aceptar un principio general de dolor mínimo en el sacrificio de animales para consumo humano y que sea aplicado de manera razonable. En los terrenos de las pruebas de medicamentos, ese mismo principio deberá aplicarse, aunque obviamente será mucho más difícil de hacerlo.

Cuatro. Evitar las posiciones dogmáticas en cualquiera de los extremos del tema —igualmente dañina es la posición que trata con crueldad a los animales que la que los considera como humanos.


ContraPeso.info es un proveedor de información e ideas que buscan explicar la razón de ser de sucesos económicos, políticos y sociales.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras