Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Distribución De La Riqueza
Leonardo Girondella Mora
11 septiembre 2008
Sección: Sección: Análisis, SOCIALISMO
Catalogado en:


Uno de los reclamos mayores de la actualidad es el de la distribución de la riqueza, del ingreso, de lo que se le ocurra a quien está hablando —lo que en el fondo de las cosas expresa una buena preocupación, la del bienestar de todos o la mayoría.

Esta motivación de los reclamos de distribución de la riqueza en términos generales no merece otra cosa que aprobación por la meta de mejorar la vida de las personas.

Otra cosa muy distinta es la reprobación que ese reclamo merece por la manera en la que pretende realizar su meta, que es la de redistribuir la riqueza —es decir, en resumen querer ayudar a otros elevando su bienestar material es un objetivo que no puede sino ser admirado, pero querer lograrlo por medio de la redistribución de la riqueza es algo sumamente cuestionable.

Lo que sigue es una exposición crítica de la política general de la redistribución de la riqueza como estrategia para elevar el bienestar de las personas.

&&&&&

Cuando se pide igualdad material de las personas, necesariamente se presupone como cierta la hipótesis de que la desigualdad actual que debe remediarse ha sido producida intencionalmente por alguien —la hipótesis es inevitable, aunque no sea expresamente reconocida por los partidarios de la redistribución de la riqueza.

Ellos, por necesidad lógica, parten del supuesto que existe un momento actual, T1, en el que existe una distribución desigual de la riqueza y que debe ser modificada para que en un momento futuro, T2, esa desigualdad desaparezca y se llegue a una situación más deseable que la actual.

Para llegar de T1 a T2 se deben tomar acciones concretas e intencionales por alguien y que en su esencia misma consisten en quitar recursos a unos para dárselos a otros.

La hipótesis necesaria es que la distribución de recursos en T1 ha sido lograda por alguien de manera intencional por medio de la aplicación de ciertas medidas —lo que debe modificarse por otro alguien que aplique otras medidas y logre así la igualdad de riqueza entre las personas.

La dificultad es que no necesariamente la desigual distribución en el momento T1 tiene un responsable concreto que puede ser sustituido.

Si la desigualdad que se pretende corregir se encuentra dentro de un sistema con muy escasas libertades, entonces sí puede asignarse la responsabilidad de la desigualdad a alguien en concreto quien ha aplicado medidas que han dado ese resultado intencional de desigualdad.

Pero si la desigualdad se encuentra dentro de un sistema con amplias libertades, ella no ha sido creada por nadie en concreto —porque en una sociedad abierta de amplias libertades no existen medidas distributivas de riqueza, todo lo que existe son procesos de intercambios de bienes.

Por consecuencia, aplicar medidas que distribuyen la riqueza en una sociedad libre no tiene sentido, porque en ella no hay distribuciones de riqueza, sino intercambios y lo que debe ser merecedor de atención son los intercambios porque nada más existe en este sentido.

En conclusión, una desigual distribución de la riqueza sólo puede suceder en las comunidades en las que existe una entidad con el suficiente poder como para tomar como propiedad suya a la riqueza y más tarde distribuirla según algún criterio que se juzgue conveniente —la redistribución de la riqueza es una de las variedades de esto: una que crea una entidad de enorme poder y que se hace propietaria de la riqueza para después distribuirla de una manera que ella considera “justa”, como quiera que lo haya definido.

Sin remedio, la distribución de la riqueza crea una entidad social en extremo poderosa, que es dueña de la riqueza desde el origen de ésta, o la ha expropiado a otros, y la reparte de la forma que esa entidad piensa que es conveniente.

Por definición, por tanto, la política de redistribución de riqueza necesita una autoridad central muy poderosa, lo que tiene implícitos riesgos brutales de abusos.

&&&&&

Otra dificultad de la redistribución de la riqueza es la necesidad de tener una presencia continua —si la distribución desigual en el momento T1 es corregida en el momento T2 y la autoridad distribuidora desaparece dejando en libertad a las personas, llegará un momento T3 en el que de nuevo se tenga una distribución no igual de la riqueza que de nuevo haga necesaria a la autoridad ultra poderosa.

Es decir, la distribución de la riqueza necesita de forma incesante y constante la existencia de una autoridad muy grande y poderosa que continuamente redistribuya la riqueza —con los consecuentes riesgos de abuso, como el favorecer a ciertos grupos, nepotismo, corrupción y otros de igual naturaleza.

&&&&&

Dentro de una comunidad con miembros libres, como dije, no existe una distribución desigual de la riqueza que haya sido producida intencionalmente por alguien —pero sí existe una desigualdad que ha sido producida por una multitud de intercambios de bienes entre las personas: tendrán mayor riqueza quienes hayan logrado mayores intercambios más valiosos que quienes hayan logrado menos y de menor valor.

La desigualdad dentro de un sistema libre, si es que quiere corregirse, deberá examinar a los intercambios —será inútil examinar a las distribuciones porque ellas no existen aquí.

Si acaso dentro de este sistema libre existiera un número de individuos que se juzgara poseen ingresos o riqueza considerados muy bajos, la explicación de la situación se encontrará en los intercambios que ellos realizan, y no en distribuciones inexistentes.

Si la pregunta es, por qué ese número de personas son pobres en un sistema de libertades, la respuesta estará en el tipo de intercambios que ellas realizan: pocos y de bienes de escaso valor para los demás —y por tanto, la solución a ese bajo nivel de ingresos o riqueza estará en elevar el valor y la cantidad de intercambios que esas personas hagan.

&&&&&

Finalmente, una vez expuestos los argumentos que debilitan grandemente a la idea de redistribución de la riqueza como política de remedio a situaciones de desigualdad, debo apuntar lo que creo es una realidad.

Entre libertad e igualdad debe seleccionarse —no pueden tenerse ambas al mismo tiempo y con la misma importancia: un sistema de libertades producirá desigualdades y un sistema de igualdad anulará libertades.

No hay término medio y esto lleva la discusión a otro nivel que suele no ser reconocido, el de suponer que la desigualdad y la pobreza son lo mismo.

No lo son —entre el mayor de los multimillonarios que existen y una persona que tiene un patrimonio cien o mil veces menor, hay una enorme desigualdad, pero no pobreza en ninguno de ellos.

Si ese millonario tiene 50 mil millones de dólares, alguien que tenga mil veces menos, posee 50 millones y si tiene diez mil veces menos, posee 5 millones —no es posible calificarlos como pobres, incluso teniendo muchas veces menos, como 500 mil dólares.

La redistribución de la riqueza, por lo tanto, comete otro error, el de tomar un criterio equivocado para realizar su tarea —cree que lo que debe hacerse es igualar a la riqueza de las personas, cuando lo que debe hacerse es remediar la situación de pobreza que tienen algunos.

Nota del Editor

Lo que Girondella ha expuesto es valioso. Señalar los errores de los reclamos de reparto de riqueza son, de acuerdo con lo anterior, la creación de un gobierno totalitario, la creencia falsa de que existen medidas distribucionistas en una sociedad libre y el error de pensar que igualdad y pobreza son términos intercambiables.

Quisiera agregar otra idea, la de la incompatibilidad antropológica de los reclamos del reparto de riqueza. La naturaleza humana es racional y libre, además de poseer una enorme variedad de aptitudes y capacidades, por lo que dar resultados iguales a conductas diferentes es una falta de justicia y una violación de las libertades.

 


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.


7 Comentarios en “Distribución De La Riqueza”
  1. Ferrán García Dijo:

    ¿Cómo que no se puede tener al mismo tiempo igualdad y libertad? ¿Que impide una igualdad de derechos, deberes y oportunidades junto con la libertad? Sólo una cosa: la injusta distribución de la riqueza, que priva a las personas que tengan iguales derechos y deberes de la igualdad de oportunidades.

  2. ClementeDaniel Dijo:

    La mayoría de los pobres en nuestra sociedad son envenenados por la propaganda liberal, la cual busca, estimular el individualismo, el egoísmo, y el revanchismo. Recordándole a ellos que no es ?justo ?que ellos sean pobre cuando otros son sumamente ricos. Y le exhortan que miren siempre hacia el gobierno y reclamen justicia social. Culpando siempre ha el partido de derecha o el capitalismo, de todos los males que ellos padecen.
    Esta es la base de la propaganda anticapitalista utilizada hasta el cansancio por todos los dictadores socialista y los movimientos izquierdista. Ellos quieren crear a un ciudadano enojado e indignado. cuando ese objetivo esta creado, entonces la propaganda socialista que ofrece de un cambio justo y digno, toma nuevos matices.
    La propaganda socialista le promete.
    1. Retribución de las riquezas? Sin embargo la ley fundamental de la sociedad socialista es la inexistencia de la propiedad privada, todo pertenece al gobierno socialista, cuando les quita a unos nunca lo transfiere a otros
    2. Igualdad de clases, donde ya no existan ricos, clases medias o pobres? Conllevando a la ruina total del sector empresarial, la clase media y rica desaparece y toda la sociedad es estabilizada en un solo grupo totalmente dependiente del gobierno, clase pobre.
    El progresó solo sucede en sociedades capitalista bajo libertades democráticas, que estimula el progresó y el talento individual y a través de créditos federales permiten a sus ciudadanos lograr sus metas económicas y vivir en libertad y democracia plena.
    La sociedad capitalista no fue creada para determinar quienes serán ricos, eso solo depende de las expectativas y metas de cada individuo..

  3. dayanirian Dijo:

    buena informacion si me sirvió

  4. kati Dijo:

    chida informacion

  5. Anatati Dijo:

    gracias por la informacion valen mil

  6. droctavion Dijo:

    Pienso que las ideas de lo escrito son reales. Sólo me permito enfatizar que en un sistema de redistribución de la riqueza ella nunca se logrará pues el que reparte será por mucho el más rico propietario de recursos. Esto significa que habrá aún mayor desigualdad que antes.

  1. Definición de distribución de la riqueza. | Introducción a Ciencia Política




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras

AVISO VACACIONES

Del 22 de diciembre al 2 de enero, suspenderemos la publicación de columnas y el envío del boletín a suscriptores.