Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Economías Frenadas
Eduardo García Gaspar
27 febrero 2008
Sección: GOBERNANTES, PROSPERIDAD, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


La noticia es poco singular. Fue reportado que “Miembros de la corriente del PRD Izquierda Democrática Nacional agredieron física y verbalmente al senador Carlos Navarrete, acusándolo de `traidor’ y ‘vendepatrias’, al fin del acto del Movimiento Nacional por la Defensa del Petróleo, de López Obrador” (El Universal 25 febrero).

Pero al mismo tiempo, la noticia es aleccionadora. Está, desde luego, la costumbre del socialismo en México: partirse en fracciones cada vez más pequeñas. Pero lo mejor del asunto es saber que existe el Movimiento Nacional por la Defensa del Petróleo, que se opone a la privatización del monopolio estatal, que para lograr su objetivo usará violencia y que es manejado por López Obrador.

Que alguien se oponga a modernizar a Pemex y que otros lo apoyen, todo esto es un panorama normal en una democracia. Ella vive en medio de discusiones y de ataques, duros, directos y hasta sucios. Pero hay una regla democrática básica: no puede emplearse la violencia. Eso está prohibido, no sólo por la ley, sino por el mero sentido común del sistema republicano. Quien entra al juego democrático acepta esa regla. No me puedo imaginar que B. Obama anuncie que bloqueará aeropuertos en caso de que su plan de salud no se apruebe.

Esas cosas son ajenas a la regla más básica de la democracia y que puede ser resumida en una frase: saber perder. Mucho me temo que este principio central democrático no forme parte de la mente del ex candidato del PRD a la presidencia en México. Tan es obvio que se trata de violencia que es llamada “resistencia civil pacífica”. La transformación verbal es digna de ser parte de una novela como 1984.

Ese movimiento está en contra de la privatización y su líder la ha definido:

“Para nosotros, asociación con empresas extranjeras, bajo el pretexto que no hay tecnología, es privatización; el poner acciones de Pemex en la Bolsa de Valores o la llamada democratización del capital, es privatización…. Permitir la entrada del capital, nacional o extranjero en la refinación, es privatización…. que un consejo de administración “profesional” decida, supuestamente con independencia, el futuro de Pemex, también es privatización”.

Es decir, privatización es lo que ese movimiento diga que es, de tal manera que sólo es posible una salida, la de la voluntad de ese movimiento. Es, al final de cuentas, la violación de otra regla democrática, la de respetar a las instituciones de gobierno. No me imagino que McCain ignore al congreso de su país y decida hacer marchas de protesta si no aprueban lo que él propone.

Lo que creo que bien vale una segunda opinión no es tanto la noticia en sí misma, que reporta sucesos predecibles. Lo que sí vale la pena notar es la violación de dos reglas democráticas fundamentales por parte del líder de ese movimiento: no usar la violencia y respetar a las instituciones. No es algo que sea sorprendente en López Obrador, pero sí es una confirmación de lo que muchos sospechábamos de él: la democracia simplemente no le importa. Él quiere imponer su voluntad sobre el resto, sin que las leyes importen.

Ahora, si me lo permite, vayamos un paso más allá. México no es un país que haya aprovechado sus oportunidades de desarrollo. Es un país que ha sido llamado subdesarrollado, en vías de desarrollo, emergente, semindustrializado… pero en realidad hay una mejor forma de calificarlo. México es un país con un desarrollo frenado. Aquí, como en muchas otras partes, la prosperidad ha sido obstaculizada e impedida.

No hay países subdesarrollados propiamente, pues el desarrollo no es privativo de ninguna nación en particular. Los llamados países en desarrollo son países cuya prosperidad ha sido estorbada, trabada, impedida. Esta nueva manera de ver el desarrollo, como trabado, es más prometedora porque reclama encontrar las causas de la falta de desarrollo. En México es posible hacer una lista de ellas. Desde leyes laborales que fomentan el desempleo hasta impuestos que impiden la apertura de empresas. Entre ellas hay una muy especial: la violación de las reglas democráticas, como ahora sucede con López Obrador.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras