Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Oficio de Repetir Mentiras
Leonardo Girondella Mora
19 febrero 2008
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Asuntos
Catalogado en: , ,


En la calificación de los gobernantes y sus acólitos, una columna del 7 de enero pasado, de Sergio Sarmiento (Grupo Reforma), aporta elementos que son invaluables. La columna trata en específico el tema del TLC mexicano con EEUU y Canadá en relación con el campo mexicano —mostrando las mentiras que al respecto afirman los detractores del TLC, a las que tomo como eje central para ir un paso más allá tratando una falla de los medios noticiosos.

Las pruebas de esas mentiras de los gobernantes son las siguientes:

• Dicen que el TLC de productos agrícolas elevará los precios internos de esos productos, lo que lastimará a los mexicanos. El conocimiento más elemental del tema indicaría lo opuesto —el aumento de la oferta de un producto tiende a reducir el precio del mismo, no elevarlo.

• Al mismo tiempo que dicen lo anterior, afirman que la apertura agrícola arruinará a los campesinos porque no pueden competir con los precios bajos de los productos importados —lo que resulta contradictorio: la apertura no puede elevar los precios, como afirman en el punto anterior, y al mismo tiempo reducirlos.

• Dicen que el TLC  ha destruido al sector agrícola mexicano desde que entró en operación en 1994, muy señaladamente el cultivo del maíz —pero los datos indican otra cosa: en 1990 se produjeron casi 15 millones de toneladas y tres años después antes de ese tratado, la producción era prácticamente la misma; a 10 años del tratado, en 2004, la producción fue de casi 22 millones de toneladas y al año siguiente, casi 20.

• Dicen los detractores que México pierde soberanía con el TLC en cuestiones agrícolas —esa famosa palabra, nacionalmente correcta, que sirve muy especialmente para defender lo indefendible.  Al respeto, Sarmiento ofrece cifras — las del coeficiente de dependencia alimentaria: porcentaje de importaciones agroalimentarias con respecto a las exportaciones totales, donde un 25 se considera ser dependiente. México tuvo un coeficiente de casi 7 en 2004 y ligeramente menor al año siguiente.

• Dicen que en EEUU los subsidios agrícolas son enormes y que contra esas cantidades no puede competirse, por lo que el campo mexicano será destruido —y Sarmiento da cifras relativas: los subsidios mexicanos son 9% de la producción agrícola en México y 6% en los EEUU; además, dice, muchos de esos subsidios estadounidenses no se dan en productos que compiten con los mexicanos, como el maíz amarillo.

• Dicen también que el campo mexicano pierde continuamente eficiencia y que por eso merece protección del gobierno contra competidores extranjeros más eficientes —otra vez Sarmiento ofrece cifras: antes del TLC, en 1993, la productividad por hectárea de maíz era de 1.8 toneladas y en 2005 fue de 2.5. Más aún, escribe Sarmiento, “En 1993 nuestras exportaciones de agricultura, silvicultura, ganadería y pesca sumaron 2 mil 504 millones de dólares; en 2006, según cifras preliminares, el total fue de 6 mil 986 millones de dólares”.

La genial columna de Sarmiento muestra la diferencia que existe entre las percepciones y la realidad —algo que en términos más claros puede llamarse mentira o falsedad y que es la falta de correspondencia entre lo que algo es y lo que uno cree que es. La mentira o falsedad puede ser de buena fe, un error involuntario; pero también puede ser intencional como lo es entre la gente que hace afirmaciones como las anteriores sabiendo que nos corresponden a la realidad.

El mismo día en el mismo periódico, Everardo Elizondo, en su columna señaló algo similar —la llamada cuesta de enero es un concepto popular y vago que engloba la idea de un mes con inflación superior y consecuencias del exceso de gasto personal en el mes anterior. ¿Cierto? No, las cifras de Elizondo muestran que los picos históricos de inflación se registran en otros meses, septiembre y noviembre, no en enero.

Otro caso es el del llamado “gasolinazo”, una palabra contagiosa y fácil de repetir por parte de gente de medios que no ve más allá de sus narices. Dice Sarmiento sobre esto, “A partir de este 5 de enero subió el precio de la gasolina Magna en 2 centavos y continuará ascendiendo hasta alcanzar un ajuste de 5.5 por ciento en 18 meses. Con anterioridad el precio de la gasolina, sin embargo, se ajustaba en 3 centavos diarios. La verdad es que el “gasolinazo” es un fantasma inventado por los políticos…”.

Finalmente, yendo al paso natural siguiente, lo que quiero proponer es no sólo que los gobernantes y quienes de ellos quieren favores mienten y que lo hacen intencionalmente, lo que no debe ser ninguna sorpresa —sino también señalar que algunas de esas mentiras se vuelven verdades aceptadas por casi todos y que la responsabilidad de este fenómeno es por mucho una falla de medios noticiosos y reporteros que se limitan a ser estaciones repetidoras de las mentiras de los gobernantes.

Que alguien mienta para lograr con ello beneficios personales es parte de la naturaleza humana y que no puede evitarse del todo —pero que exista quien repita la mentiras sabiendo que lo son y sin aclaraciones, es un acto de irresponsabilidad en los medios que lo hacen. Una escuela de pensamiento en los medios, según he podido averiguar, es la que sostiene que ellos deben reportar con objetividad lo que sea que suceda, lo que suena muy bien, pero tiene una faceta equivocada.

Cuando, por ejemplo, el líder de un sindicato campesino dice que “desde la entrada en vigor del TLCAN, el campo mexicano ha sido dañado”, el reportero puede hacer dos cosas. Una es reportar eso, tal como se dijo, y con ello volverse eco de una mentira —o bien, puede reportarlo profundizando en el tema, preguntando al líder si tiene cifras que prueben lo que dice y saber lo suficiente del tema como para realizar preguntas inteligentes.

Una persona que se limita a repetir lo que otros dicen, sea lo que sea que digan, no es en realidad un reportero —es meramente un repetidor que no hace nada mejor que la función de ser una grabadora de sonido o una libreta de notas.

Nota del Editor

Con esta misma fecha, el columnista Federico Reyes Heroles (Grupo Reforma) trató este mismo tema en una columna titulada Mentiras:

Una enfermedad muy grave ataca a México:… la mentira sistemática… Ante el interminable desfile de mentiras y sandeces, los mexicanos están descreyendo de todo… Los pobres se multiplican… Falso, los pobres en México van disminuyendo… El TLC nos ha empobrecido… Falso: el tratado ha multiplicado las inversiones directas 14 veces, ha cambiado nuestro perfil exportador de un país dependiente del petróleo a una economía exportadora de manufacturas, ha creado cientos de miles fuentes de empleos muchos de calidad… El agro mexicano se encuentra al borde del abismo, todo provocado por las importaciones de maíz del 2008. Falso. La apertura del agro comenzó hace 14 años. Las importaciones de maíz en sus dos tipos han beneficiado a decenas de millones de consumidores… Es un asunto de integridad personal, de ética social.

Lo que Girondella Mora ha hecho es dar un paso adelante y examinar la responsabilidad de los medios en la difusión de esas mentiras sin que para hacerlo puede valer el criterio de reportar con objetividad lo que se dice: reportar una mentira dicha por alguien no la convierte en verdad. Sigue siendo una mentira.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información  para lectores que buscan ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras