Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
En Busca del Primer Culpable
Eduardo García Gaspar
3 enero 2008
Sección: ECONOMIA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


En más de una ocasión se han escuchado reclamos en contra de los precios del petróleo. No es algo que sorprenda. A nadie lo gusta pagar más por lo mismo de antes. Los precios son un producto de la conducta de los compradores y vendedores y ya que esa conducta es variable, es natural que los precios también lo sean. Suben y bajan en un mercado libre, de tal manera que no hay nadie específico a quien asignar la responsabilidad de esos movimientos.

Pero esos movimientos espontáneos, sin responsable explícito, producen una reacción muy humana, la de buscar causantes. ¿Quién ha subido los precios? Es una pregunta tan fantasiosa como preguntar quién inventó el verbo “asir”. No importa. Se buscan culpables de los precios altos, no de los bajos. Cuando bajan, nadie se preocupa de explicarse la razón ni buscar causantes… y cuando suben no se buscan explicaciones, sólo se buscan culpables: alguien se debe beneficiar de esos precios.

Una historia ilustra esto muy bien. En los tiempos de gran inflación en México, los productos era reetiquetados con frecuencia. Un amigo, conocedor de estas cuestiones, fue invitado a un programa de televisión. Sería entrevistado sobre los precios que subían sin cesar. La conductora lo interrogó diciendo que debía controlarse a los comerciantes que suben los precios a diario y que el gobierno debía castigar a esos culpables. Mi amigo trató de explicar las cosas, pero la conductora nunca entendió.

Hace ya tiempo, O’Reilly, un conductor en Fox News hizo lo mismo. Se lanzó en una diatriba encolerizada contra las empresas petroleras a las que culpó de elevar los precios para su beneficio, poniéndose de acuerdo entre ellas para hacerlo. Los culpables eran Shell, Exxon y el resto. debían ser castigadas severamente con el gobierno fijando precios más bajos. El entrevistado trató de explicar que así no son las cosas, pero no fue escuchado.

El error se repite a diario. Si sube el petróleo, los culpables son los sospechosos de siempre, las empresas petroleras que decidieron tomar esa medida, las famosas siete hermanas de antaño o sus similares de hoy. Si lo pudieron hacer ahora, resulta curioso saber por qué no lo hicieron antes y por qué no siempre han sido altos esos precios. Es una posición cómoda, sencilla y fácil. Se ha encontrado a un culpable y hay que castigarlo.

La realidad es más complicada que eso. Si usted quiere encontrar un culpable de precios altos del petróleo lo tiene a la vista en todos los noticieros, se llama OPEC y es un cártel, de esos que son prohibidos por las leyes antimonopolio de cualquier país civilizado. Las petroleras son en realidad compradoras de petróleo en complicados mercados de futuros. No fijan los precios estas empresas y cierto, esos precios mayores les reditúan mayores utilidades en lo general, las que necesitan para exploraciones futuras y tener reservas para imprevistos.

El mercado del petróleo es uno dominado por gobiernos más que por empresas. Y esto es una gran diferencia. La perspectiva cambia y los sospechosos de siempre no lo son, al contrario, su dominio sobre el mercado es poco y decrece.

Mi punto es doble. Por un lado, quiero señalar que los precios no son estáticos. Se mueven por acciones de compradores y vendedores. Ya que el crecimiento chino no fue previsto, su demanda de crudo alteró los precios y eso es una señal para producir más. Si la demanda de China cae o la economía mundial baja, los precios también bajarán… sin que nadie busque a quién darle gracias por esa reducción. Es la historia de siempre.

La historia del análisis superficial, que es mi segundo punto. La del incapaz que en una posición de gran influencia pública se declara juez y encuentra un culpable al que pide sacrificar con el peor remedio posible, la intervención gubernamental. Para estar en medios noticiosos y hablar se necesita primero saber de todo y luego estudiar comunicaciones. Y si no se sabe de algo, calladitos se ven mejor.

¿Cambiarán las cosas y tendremos mejores análisis? No lo creo. La búsqueda de culpables por métodos simples es una tentación fácil para todos, especialmente para los que son al mismo tiempo periodistas y populistas.

POST SCRIPTUM

• El WSJ de hoy reporta que,

The surging price of oil, from just over $10 a barrel a decade ago to $100 yesterday, is altering the wealth and influence of nations and industries around the world… Yesterday, with a single trade, crude-oil futures hit an intraday high of $100 a barrel, a record for the U.S. benchmark. For the day, they rose $3.64 to a record close of $99.62 a barrel. Crude is still shy of the inflation-adjusted peak of $102.81 a barrel set in April 1980, amid political turmoil in Iran and unrest elsewhere in the Middle East. The 1980 peak in nominal terms was $39.50 a barrel.

• Una nota de El Universal, de ayer, que decía en su encabezado: “Prevén aumento a tortilla por TLC” y añadía que

Un alza entre 20% y 30% en el precio del kilogramo de la tortilla prevé la Unión Nacional de Industriales de Molinos y Tortillerías, con la apertura total del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)… El acuerdo comercial dará la “puntilla” a esta industria que desde hace algunos años presenta una crisis financiera, afirmó Lorenzo Mejía Morales, presidente de la asociación. “No tendremos armas para competir con los productores de Estados Unidos y Canadá, que venderán el maíz más barato que el que se produce en México y eso afectará a los productores nacionales”, prevé.

Es decir, la tortilla de maíz subirá de precio porque las importaciones del grano bajarán los precios del maíz. Debo haberme perdido alguna clase de Economía en la que explicaban cómo se podía lograr eso. Esta página da gran importancia a la formación de precios como un fenómeno espontáneo dentro de un mercado libre. 

• El punto de que las empresas petroleras han perdido poder es posible de probar viendo que antes, las “siete hermanas” reconocidas popularmente eran:

  • Standard Oil of New Jersey (Esso), fusionada con Mobil para crear a ExxonMobil.
  • Royal Dutch Shell.
  • Anglo-Persian Oil Company (APOC), convertida en Anglo-Iranian Oil Company (AIOC) y luego en British Petroleum, para más tarde ser BP Amoco, conocida ahora sólo como BP.
  • Standard Oil Co. of New York, convertida en Mobil y luego fucionada con Exxon para crear a ExxonMobil.
  • Standard Oil of California, convertida en Chevron y después de una fusión en ChevronTexaco, conocida ahora sólo como Chevron.
  • Gulf Oil desintegrada para convertirse en Chevron y en BP.
  • Texaco fusionada con Chevron.

Ahora, la siete hermanas son otras muy distintas:

  • Saudi Aramco (Arabia Saudita)
  • JSC Gazprom (Rusia)
  • CNPC (China)
  • NIOC (Irán)
  • PDVSA (Venezuela)
  • Petrobras (Brasil)
  • Petronas (Malasia)

ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar explicaciones.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras