Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Entre el Chivo y La Culpa
Eduardo García Gaspar
15 mayo 2008
Sección: PROSPERIDAD, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


El 2 de mayo pasado, el Banco de México publicó su Encuesta Sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado: Abril de 2008. En ellas suele haber una parte que investiga las percepciones de los entrevistados sobre los “Factores que en los Próximos Meses Podrían Limitar el Ritmo de la Actividad Económica.”

Las respuestas son muy interesantes. Si las tomamos desde febrero de 2007 se encuentra un patrón importante: consistentemente se menciona a la ausencia de cambios estructurales en México, algo que viene desde hace incluso más tiempo. A esto, que es constante, se le puede añadir otra variable.

Los especialistas entrevistados señalan como factor limitante para la economía mexicana a la debilidad del mercado externo y de la economía mundial, y a la incertidumbre sobre la situación financiera internacional, que son factores más de coyuntura. Estos datos y otros más de la misma encuesta permiten sacar un par de conclusiones razonables.

Existen factores que alteran el desempeño económico de los países para bien y para mal, lo que es algo obvio, pero esos factores son de dos tipos. Los hay que son momentáneos o circunstanciales, que no tienen duración indefinida o que obedecen a cuestiones ajenas al control de los países. Pero también hay factores que sí están bajo el control de las naciones.

En este caso, resulta obvio decir que si bien la situación financiera internacional escapa a la posibilidad de control de un gobierno, excepto por la implantación de medidas precautorias de efectos mayores, otras sí están bajo su control. En este caso, en México, es obvio que la ausencia de cambios estructurales sí depende enteramente del país. A nadie puede culparse si no se hacen tales reformas.

El tema vale una segunda opinión debido a una costumbre bien establecida que culpa a otros de la mala situación propia. Funciona más o menos así: un país cualquiera se encuentra en una mala situación económica, con bajo crecimiento, baja inversión, alta inflación y demás; en estos casos, los gobernantes suelen asignar la responsabilidad de eso a otros, como la situación internacional, los organismos monetarios, los precios de algún bien, lo que sea, menos a ellos mismos.

Es una costumbre derivada de una teoría sostenida hace tiempo y que decía que el desarrollo de los países pobres dependía de la voluntad de los países ricos. Mitad verdad, la teoría creó esa costumbre de buscar chivos expiatorios que liberaran a los culpables verdaderos de su responsabilidad.

Se solía, por ejemplo, culpar del subdesarrollo a la tremenda deuda externa y se abogaba, aún hoy, por cancelarla. Desde luego, nunca se hablaba de lo que se hizo con esos préstamos y de la irresponsabilidad de haberlos desperdiciado. Era un marco mental muy cómodo que trasladaba la responsabilidad propia a terceros, los culpables acostumbrados de siempre.

La encuesta del banco central de México muestra esta dualidad muy bien. Sin duda existente situaciones externas que alteran el buen desempeño de la economía mexicana, como el bajo crecimiento estadounidense. Pero igual de cierto es que existen situaciones que sí están bajo el dominio interno del país, como la modernización de leyes e instituciones.

Si esas reformas no se realizan a nadie externo puede culparse. El embrollo de la reforma del monopolio estatal petrolero en México es un buen ejemplo de esto. Si esa reforma no se hace o se hace mal, no hay nadie externo que sirva de chivo expiatorio. Será responsabilidad total de los partidos políticos mexicanos y su conducta en el poder legislativo… donde ha sido notable la mala conducta del PRD.

Saber que el desarrollo de una nación es principalmente una cuestión de responsabilidad interna es ya un adelanto importante. Si un país progresa o no, es un asunto interno principalmente que depende de lo adecuado de sus políticas económicas. Con una ventaja: ayuda a entender la razón por la que todo gobierno en problemas suele culpar a otros de lo que sucede dentro.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras