Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Escenarios Mexicanos 2008-2013…
Eduardo García Gaspar
6 marzo 2008
Sección: POLITICA, Sección: Análisis
Catalogado en: ,


Escenarios Políticos Mexicanos 2008 — 2013…

En la actualidad el país está en un tiempo excepcionalmente democrático, pero al mismo tiempo se encuentra en la tercera de las etapas históricas de lucha por el poder entre fuerzas políticas… con cuatro posibles escenarios futuros.

José Carrillo Gutiérrez

Eduardo García Gaspar

Introducción

El presente documento expone los resultados finales de un análisis de escenarios políticos para México durante el período 2008 a 2013 y algo más allá. Es una continuación de dos análisis anteriores sobre la política en este país:

Escenarios 2001-2006

Elaborados en razón del primer informe de gobierno del Presidente Vicente Fox. Allí se presentaron tres de ellos, llamados Pavo Inmóvil caracterizado por un gobierno incapaz; Perico Gastador, caracterizado por un gobierno populista ; y Gallo Sagaz, con un gobierno que realiza cambios y reformas. (Escenarios Mexicanos 2001-2006 y revista Cambio, México, 8 septiembre 2001)

Escenarios 2005-2012

Elaborados un año antes de las elecciones del 2006. Allí se presentaron también tres escenarios, llamados Derrape y Caída en el que se pierde la gobernabilidad del país; Camino a la Cumbre, donde se elige un candidato que realiza las reformas necesarias; y Vueltas y Vueltas, donde el gobierno, no tiene capacidad ni habilidad para realizar reformas. (Escenarios Mexicanos 2005-2012 y El Norte, Monterrey, 4 noviembre 2005)

Los escenarios 2008-2013… presentados aquí exploran posibilidades políticas a partir de este comento y hasta después del inicio de la siguiente administración. Este es el resumen ejecutivo; el documento completo se encuentra en el documento Escenarios Mexicanos 2008-2013 (PDF 880KB)

Punto de Partida

La vida política mexicana, entendida desde la fundación del Imperio Azteca hasta nuestros días, es de escasísima tradición democrática —de esos 700 años de historia un 3% aproximadamente ha sido vivido dentro de un sistema de libertades democráticas. Los tiempos actuales pertenecen a ese muy pequeño porcentaje y son claramente excepcionales. Además, los tiempos actuales tienen un cierto parecido con la Independencia y la Revolución: situaciones prolongadas de conflicto entre fuerzas políticas que persiguen tomar el poder terminando.

El presente análisis toma como punto de partida al país en un tiempo excepcionalmente democrático, pero al mismo tiempo se encuentra en la tercera de las situaciones de lucha por el poder entre fuerzas políticas.

Los Cuatro Escenarios

El momento político mexicano actual, según este análisis, presenta cuatro grandes posibilidades. Cada uno de esos escenarios es presentado en lo que sigue.

Paloma: Camino Democrático

Esta posibilidad es el escenario más deseable. Consiste en una trayectoria que en un determinado número de años, hacia el fin del gobierno siguiente, da al país un sistema político maduro y estable, dentro de un estado de derecho razonable y con instituciones propicias al desarrollo.

Es un escenario en el que se cuida y logra la transición o transformación del sistema político mexicano.

Sus principales obstáculos son las incertidumbres derivadas de la lucha por el poder entre los agentes políticos, que darían ocasión a los otros tres escenarios. En Paloma: Camino Democrático se realizan las acciones que modernizan a las instituciones políticas lo que crea un ambiente político estable que produce indicios de confianza de largo plazo y fomenta inversiones productivas.

Los partidos políticos y sus miembros se inclinan más por el diálogo y la negociación que por las posiciones ideológicas e inflexibles; hay en ellos un sentido práctico y cuidadoso de lograr avances y soportar las presiones de grupos corporativistas que se oponen a la modernización.

Los grupos sindicales y empresariales terminan por aceptar esos cambios. Se logra una disminución importante de la actividad delictiva y los grupos terroristas realizan acciones sin repercusión seria. Un atinado trabajo de los agentes políticos actuales es clave en este escenario.

Los resultados de las elecciones intermedias en 2009 son aceptados por los partidos políticos con escasas protestas. En ellas y las siguientes, el electorado mexicano mantiene un congreso sin mayorías definitivas. La celebración del centenario de la Revolución y del bicentenario de la Independencia tienen un efecto positivo de unión nacionalista en el electorado activo, en los partidos políticos y en los grupos corporativistas de mayor influencia. La inquietud electoral que inicia en 2011 es sosegada y en general los partidos se muestran dispuestos a aceptar resultados electorales.

Las elecciones del siguiente gobierno se realizan dentro de un ambiente que prefiere la estabilidad institucional y, a pesar de campañas electorales agresivas, los partidos aceptan resultados de las elecciones. La lucha por el poder no desplaza a las prioridades de gobierno.

A pesar de su filiación partidista, el nuevo presidente, a partir de 2012, logra continuar la maduración democrática en un ambiente de continua negociación política con los otros partidos y los demás poderes de la unión.

Esto requiere que el presente gobierno y sus tres poderes coloquen sus prioridades en medidas que solucionen problemas de pensiones gubernamentales, agotamiento de reservas petroleras, seguridad, generación de energía y, en general modernización institucional propicia a la actividad económica.

Los logros de estas medidas comienzan a ser percibidos con claridad durante el período electoral del siguiente gobierno. El efecto regional es cada vez mas marcado convirtiéndose en una prioridad del Gobierno Federal manejar las enormes diferencias existentes. Los planes de desarrollo utilizados obedecen a esta prioridad.


Caracol: Lento Caminar

Esta posibilidad es el escenario menos malo entre las tres desviaciones del camino democrático; sin embargo, puede ser un escenario previo a los dos menos deseables, Cucarachas: Revolución II y Alacrán: Populismo Institucional.

Consiste en el estancamiento de medidas de modernización del país, ocasionado principalmente por la terquedad de uno o más de los partidos políticos con miras electorales y la oposición fuerte de grupos corporativistas a la que la autoridad sucumbe.

Es una repetición de los escenarios del Pavo Inmóvil y de Vueltas y Vueltas. Es producto de la lucha por el poder entre partidos, sus facciones y aliados corporativistas empresariales y sindicales.

Se trata de un período de inmovilidad gubernamental que mantienen un statu quo de gobernabilidad caracterizado por luchas legislativas entre partidos políticos y sus miembros divididos en facciones cuya meta única es la presidencia del siguiente gobierno. Los grupos corporativistas, por su lado, tienen éxito al mantener sin cambios sus prerrogativas. Las prioridades nacionales son descuidadas y se agravan problemas de inseguridad, finanzas gubernamentales y competitividad económica.

Los resultados de las elecciones intermedias en 2009 son aceptados por los partidos políticos con escasas protestas. La celebración del centenario de la Revolución y del bicentenario de la Independencia son pretextos usados para obtener ventajas políticas y se convierten en ocasiones de mayor crispación política.

Las elecciones para elegir el siguiente gobierno se realizan en medio de gran descontento por la falta de avances y la sociedad se polariza en grupos que por un lado buscan un cambio absoluto desilusionado con la democracia y por otro, grupos que mantienen las esperanzas democráticas con gobiernos institucionales. El siguiente gobierno es elegido, incluso entre algunas protestas, e inicia su administración dentro de un ambiente político presionado pero aún estable, de manera similar al momento actual.

Cucarachas: Revolución II

Esta posibilidad es una de las dos menos deseables. Puede presentarse en ocasiones propicias, como las siguientes elecciones presidenciales, o ser consecuencia de otro escenario como el del Caracol: Lento Caminar.

Consiste en la desestabilización creciente del sistema político mexicano y su ruptura repentina, y se daría entre dos grupos al menos: quienes desean mantener el escenario de Paloma: Camino Democrático y quienes desean imponer su propio gobierno por la vía violenta, desconociendo a la autoridad elegida.

Una posibilidad de inicio de este escenario se da en las elecciones intermedias, si es que uno o más partidos políticos no aceptan sus resultados y deciden desconocerlos con acciones violentas más allá de la ocupación momentánea de calles. Las celebraciones del centenario y del bicentenario pueden ser capitalizadas por fuerzas políticas para hacer llamados que sean repetición de esas luchas armadas. El surgimiento de uno o más convocantes carismáticos con atractivo regional podrá fomentar este escenario.

Otra posibilidad de este escenario, más marcado, se puede presentar con una situación similar en las elecciones para el gobierno siguiente. Si el conflicto se escala a mayores y en él entran ciudadanos que han tomado partido por gobiernos auto nombrados legítimos que desconocen al nuevo y que tienen autonomías locales, el país entraría en una serie de eventos similares a los posteriores a la Independencia y la Revolución, durante varios años hasta la solución del conflicto por medio de un gobierno no democrático cuya principal tarea sería devolver el orden político.

Las incertidumbres conducentes a este escenario son la falta de medidas de modernización y por tanto, la ausencia de resultados económicos positivos y pérdida de competitividad internacional, aunada a la lucha por el poder como principal criterio en los partidos políticos apoyándose en grupos corporativos, lo que produce división marcada entre el electorado. Las acciones de grupos terroristas empeorarían la situación. El crimen organizado capitalizaría la oportunidad contribuyendo a la ingobernabilidad general del país.

Alacrán: Populismo Institucional

Esta posibilidad es la otra de las menos deseables posibilidades. Puede darse espontáneamente por medio de la elección democrática del siguiente gobierno provocada por el escenario del Caracol: Lento Caminar, la conversión del actual gobierno, o alguna otra situación, como campañas electorales del siguiente gobierno y un medio ambiente propicio a candidatos con proyectos radicales de alto intervencionismo y promesas elevadas.

Consiste en la asunción al poder de un nuevo gobierno de carácter socialista-populista, con un programa radical y extremo que llama a la destrucción del orden establecido. Este nuevo gobierno, posiblemente elegido por la vía democrática, toma medidas con propósitos redistributivos y realiza expropiaciones, justificándose como la representación de la voluntad popular que no debe tener estorbos en los poderes legislativo y judicial. Y, además, se da una línea diplomática de alianzas contra imperialistas con algunos países de América Latina.

Sea por la vía electoral o por otra, este escenario expone la posibilidad de un régimen de poderes concentrados en una persona y sus allegados, vistos por ellos como los representantes de la voluntad del pueblo y cuyos reclamos no deben estar sujetos a las instituciones democráticas de la separación de poderes. Una de las señales claras de un gobierno de este tipo es su petición de elevación significativa del gasto gubernamental como motor básico de desarrollo aunada a declaraciones de unión incondicional a una nueva época del país.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información  para lectores que buscan explicaciones.



No hay comentarios en “Escenarios Mexicanos 2008-2013…”
  1. ALBERTO FLORES Dijo:

    buena opinion les agradecere mas informacion de escenarios politicos mexicanos. NOTA DEL EDITOR: busque escenarios como palabra clave en los sistemas de búsqueda de esta página.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras