Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Evitar Depresiones Económicas
Leonardo Girondella Mora
26 agosto 2008
Sección: ECONOMIA, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Existe una medicina que remedia la cruda —ese terrible malestar al día siguiente de una noche de excesos—, es un remedio perfecto que cura el 100% de las crudas o resacas: no beber en exceso. La lógica es absoluta y si ella resulta decepcionante es sólo porque lo que se desea es tener el placer de los excesos sin sus consecuencias.

No se puede. La misma manera de pensar aplica a las depresiones económicas: sí, existe una manera de evitarlas y ella es conocida. Todo lo que basta hacer para evitar una depresión económica es evitar tener un boom económico —al boom sigue la depresión como la borrachera  antecede a la resaca.

La depresión es el ajuste que se hace para recuperar la normalidad que es la que debía predominar —el boom fue más o menos equivalente a la alegría derivada del consumo de alcohol: todo va muy bien hasta que llega la cruda y ella es inevitable. Tarde o temprano, la crisis se hará presente.

El papel del alcohol en la economía lo juega la ampliación de la cantidad de dinero, por el medio que sea —todo eso que puede evitarse cuando el dinero logra ser manejado con un sistema ideal y posible, el de tener un respaldo total en reservas, como oro.

La receta así de sencilla —para evitar tener una depresión todo lo que se necesita es evitar un boom—tiene la apariencia de ser demasiado simple. No lo es y viene de un gran libro, el de Rothbard, Murray Newton (1971). MAN, ECONOMY, AND STATE; A TREATISE ON ECONOMIC PRINCIPLES. Los Angeles. Nash.

Está escrito por Rothbard con esa misma sencillez. A eso puedo añadir otra pieza de información: la depresión variará en duración dependiendo de las acciones gubernamentales —cuanto menos haga el gobierno para remediarla, más breve será.

Un boom económico es una situación artificial. Es un crecimiento falso ocasionado por la manipulación del dinero que se hace más abundante y eso manda señales equivocadas a los inversionistas que deciden invertir más de lo que sería conveniente —así se crean demandas falsas de bienes que elevan los precios y hacen ver después de cierto tiempo que las decisiones de inversión no eran buenas. Inevitablemente llega el momento de abandono de inversiones y lo que con ellas se había creado sin base sólida.

El problema es sencillo de comprender y lo sería aún más si todo sucediera en corto tiempo —la artificialidad de producir un boom sería fácilmente comprendida por todos si en unos pocos días o semanas, se produjera la crisis. Pero el problema radica en eso precisamente: el tiempo que transcurre entre el inicio del boom y la crisis puede ser muy largo, de muchos meses quizá pocos años, que es lo que impide a muchos reconocer la relación causa-efecto entre el boom y la crisis.

Ese largo tiempo es lo que en muchas mentes poco entrenadas hace difícil la conexión entre ambos fenómenos —una cualidad que permite a los gobiernos adjudicarse méritos que no poseen y acusar a gobiernos de culpas ajenas.

Un boom puede ser iniciado por el gobierno A que termina su período antes de que la crisis se presente; la crisis se presenta en el tiempo del gobierno B, que es acusado de lo que no es culpable. Por este mecanismo es que se hace probable que el electorado de un país vote por el regreso al poder del real creador de la crisis.

Una economía libre, manejada según claros principios liberales, no tendría ni booms ni depresiones porque en ella el dinero no será manipulado —no sería manejado por la autoridad a su conveniencia para lograr que los gobernantes logren un boom y sean considerados buenos gobiernos por hacer, paradójicamente, lo que no deben hacer.

La mejor economía es la que se deja libre, en manos de las personas y sus decisiones, bajo las reglas que un gobierno razonable aplica. Por eso, cuando las personas califican a un gobierno de acuerdo al desempeño que durante su tiempo tuvo la economía, cometen una falla seria: es posible que ese desempeño bueno o malo de la economía no haya sido obra del gobierno actual, sino del anterior y olvidan que la peor economía posible es una manejada por un gobierno.


ContraPeso.info es un proveedor de información e ideas que buscan explicar la razón de ser de sucesos económicos, políticos y sociales.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras