Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Explicaciones del Crimen
Eduardo García Gaspar
22 agosto 2008
Sección: CRIMEN, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La búsqueda de explicaciones de la criminalidad es un terreno fascinante, en el que existe todo lo que usted se imagine.

• Hay aseveraciones que apoyan la idea de fenómenos espontáneos que no tienen razón aparente, simplemente suceden, yendo y viniendo.

• Otros dicen que es la publicidad y los medios que dan a conocer las vidas de las elites, lo que causa envidia y conductas de venganza. Los criminales quieren tener lo que otros tienen y ellos no.

• Otros dicen que no importa la criminalidad, porque ella sólo afecta a los privilegiados que son los culpables de todo mal social que existe, y llegan a alegrarse de esto. López Obrador en México tiene esta opinión.

• Los hay que con más fundamento mencionan un rompimiento en la transmisión de valores: demasiados hijos de madres solteras o de familias disfuncionales y que no ven en casa ejemplos de buena conducta. Son los que opinan que la pérdida de sentido religioso eleva la criminalidad al retirar conciencia de culpa.

• Otros hablan de la existencia de demasiadas leyes, complejas, que crean delitos donde no existen. Es una noción poco explorada, pero muy interesante. Una ley que prohibe importaciones crea el delito de contrabando. La prohibición de las drogas crea el delito del narcotráfico. La complejidad exagerada de las leyes fiscales garantizan que la mayoría de los contribuyentes han cometido una falta que desconocen totalmente.

• Otros hablan de la falta de castigos apropiados y sostienen que sin penas severas y ejemplares, los criminales seguirán actuando. Es el terreno de los incentivos, muy propio de los economistas, y donde otros señalan que lo importante no son las penas que marcan las leyes, sino la impunidad, es decir, la falta de índices eficientes de captura de los criminales. También este es el terreno de los incentivos, que en mi opinión es el más prometedor.

• Los hay que se van por explicaciones enormes y que en general señalan que la criminalidad aumenta conforme se eleva la pobreza. Es decir, el criminal lo es porque tiene pocos o nulos ingresos y los puede elevar realizando actos criminales. Cuando esto se toma como cierto, entonces se volvería lógico desaparecer los cuerpos de policía y los tribunales, pues la responsabilidad del criminal es ajena a él y no podría justificarse su captura ni su juicio ni su condena.

Esta explicación de la criminalidad es la más fácil de desechar pues significaría que la mayor criminalidad se daría en las zonas más pobres, pero sobre todo afirmaría que ninguna persona de cierto ingreso para arriba podría ser criminal. Pero aún así algunos sostienen que todo se remediaría con el desarrollo económico (lo que puede ser criticado señalando que la criminalidad misma es un factor que impide el desarrollo).

En la búsqueda de explicaciones a la criminalidad, es inevitable que se prefieran las que son más consistentes con los presupuestos implícitos de las personas. Por ejemplo, un conservador tenderá a creer en la idea de responsabilidad personal y a apoyar, por eso, mejores cuerpos de policía y mejores tribunales, para elevar índices de captura y condena. Los progresistas son más dados a las visiones colectivas que a las personales y suelen dar más importancia a las situaciones sociales, como la pobreza, que a las motivaciones personales. Suelen usar expresiones como justicia social, estructuras justas y otras de grandes dimensiones.

Hay otros que sostienen que el combate al crimen debe hacer una distinción vital, entre el delincuente común y el crimen organizado. La persona que por iniciativa propia roba una tienda de conveniencia, o se dedica a robar carteras, en el sentido más tradicional, es un caso muy diferente al del crimen organizado. Éste es una empresa existente que obtiene beneficios provenientes de delitos serios, graves y de gran escala: conexiones internacionales, fondos de millones, compra de autoridades, influencia política, dominios geográficos.

De entre todas ellas, las mejores explicaciones son las que se ajustan más a la realidad conocida y que permiten tomar decisiones prácticas, específicas e inmediatas. Por esto, en general, puede desecharse sin mucho pensarse la teoría de la pobreza como generadora de criminalidad.

Y del resto tomar lo mejor de cada una, lo que creo puede hacerse de inmediato, primero, aceptando la naturaleza diferente del crimen de gran escala, el organizado. Añadiendo a esto la idea de los incentivos en cadena: debiendo comenzar por elevar la captura de criminales, lo que incentivará a elevar las denuncias. Y a la larga, debe dar resultados un mayor desarrollo de la conciencia moral.

Post Scriptum

En Diferencia De Panoramas, está una deslumbrante idea de T. Sowell sobre las visiones de las personas y cómo ellas afectan sus ideas, lo que tiene mucha aplicación en las cuestiones de criminalidad y sus castigos.


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras