Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Falacia De La Generalización
Leonardo Girondella Mora
23 septiembre 2008
Sección: FALSEDADES, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Todo lo que hacen los estadounidenses es comer hamburguesas y jugar beisbol; todos los mexicanos son perezosos y corruptos; todos los franceses se pasan la vida en huelga de trabajo —estos son ejemplos del dicto simpliciter: la falacia de la generalización.

Una definición de esta falacia podría ser, el error cometido al aplicar a un caso particular una regla general absoluta de base débil —es un error de miopía que no permite ver la posibilidad de excepciones que son razonables a una regla que tiene sustentos cuestionables.

Si se dice que todos los perros tienen cuatro patas, la regla tiene sustento y por sentido común se entiende que las excepciones serán realmente mínimas —pero si se dice que todos los perros muerden a quienes no conocen y que, por tanto, el perro de Armando morderá a quienes se le acerquen, eso resulta en una falacia de generalización.

Se trata de una mezcla indebida de niveles, que confunde a una generalización que simplifica la comprensión de la realidad con una regla universal de pocas o nulas excepciones —la información que contiene la generalización no está validada, ni comprobada.

Los clisés de razas, nacionalidades y en general de grupos humanos se prestan a esta falacia —todos los españoles se la pasan comiendo paella y yendo a los toros, todos los jóvenes son unos irresponsables maleducados, sólo los negros juegan bien basquetbol, todos los viejos tienen gran experiencia, todos los empresarios venderían a su madre con tal de elevar sus utilidades.

Es una falacia muy común en ideologías sociales que tienen su fundamento en la clasificación de personas en grupos a los que asignan cualidades aplicables a todas las personas —como cuando alguien se burla de todos los que él califica de burgueses por sus ambiciones materiales, o acusa a todos los judíos de ser comerciantes abusivos, o a todos los extranjeros de atentar contra el país.

De cierta manera, es un problema de estereotipos que facilitan el entendimiento de la realidad, pero que tienen problemas a la hora de ser aplicados a casos particulares —todos los pobres son incapaces de resolver sus problemas, todos los campesinos necesitan subsidios, la sociedad entera está clamando justicia, todos los robos se deben a la situación del país.

El dicto simpliciter puede estar basado en unas pocas observaciones casuales, de las que el observador deriva una regla universal que más tarde aplica a todos —a todas las paellas en España les ponen limón, todos los mexicanos comen picante en exceso, todos los indígenas son irresponsables, las transnacionales son enemigos del desarrollo, la religión sólo ha causado guerras.

Durante períodos electorales es común encontrar esta falacia —como la del que argumenta que el candidato joven es mejor porque toda sangre joven es buena, o la del que quiere un cambio en la política porque los cambios son buenos.

Dentro de una conversación informal, la falacia de la generalización tiene escasa importancia y con frecuencia se convierte en el tema de historias chistosas —pero dentro de un diálogo formal, las generalizaciones deben ser sujetas de un examen minucioso y seguramente ser limitadas evitando el uso de “todos”.


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras

Suspensión Publicaciones

Del lunes 21 de julio al viernes 1 de agosto será suspendida la publicación de columnas y el envío del boletín diario. Ambos se reanudarán el lunes 4 de agosto.