Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Juan López, Un Pintor
ContraPedia ContraPedia
26 noviembre 2008
Sección: Sección: Listas, Y CONTRAPEDIA
Catalogado en:


ContraPedia entrevistó recientemente a Juan López, un pintor de mediana fama en su ciudad natal. El siguiente es el texto de esta entrevista.

CP: ¿Quién es Juan López?

JL: Soy un pintor incomprendido. Mi nombre no suena a pintura. ¿Quién va a comprar un cuadro pintado por Juan López? Creo que la pintura de esta época y el arte en general, pasan por una etapa de crisis profunda y existencial. ¿Dónde termina un mural y sigue una pared? Ya no hay Miguel Angel, ni Leonardo, ni Velázquez, ni Goya. Tampoco existe Turner, ni hay impresionistas.

CP: ¿Y ahora?

JL: Desde el surrealismo la pintura cayó en un remolino de figuras sin sentido dentro de una tela. La vida es ya tan inenetendible como uno de los cuadros de Miró. Dicen que no hay arte, que nunca lo hubo, pero sí hay artistas, lo que sucede es que ahora son más escasos. Que hay demasiadas presiones económicas que hacen imperativo tener hoy artistas y, por tanto, lo feo pasa por bello y la idiotez pasa por talento original.

CP: ¿Sobre su exposición más reciente?

JL: En las exposiciones de arte moderno siempre hay un idiota que dice “Pues mi hijo pintaría igual, o mejor” y lo peor es que pueden tener razón. Centenares de padres han dicho eso e inmediatamente han sido vistos con aprobación por parte de tíos y abuelos. Afortunados ellos que tiene hijos talentosos.

CP: ¿Tiene algún mensaje su pintura?

JL: Trato de expresar lo que tengo adentro, como todos, mi visión. Lo que sucede es que es muy pobre y muy poco interesante lo que tengo dentro de mí y por eso me he visto obligado a causar controversia como método para darme a conocer. No soy diferente a los demás pintores, o la mayoría de ellos en la actualidad.

CP: Los títulos de sus obras llaman la atención.

JL: Sí, están los títulos de las pinturas de antes. Antes eran descriptivas. Como “Paisajes de Campo”, “Bosque con Río”, “Retrato de Von Straqq”, “Naturaleza muerta con Conejo”, “Baile de Máscaras”, “Juego de la Gallina”, “Familia Real”, “Autorretrato”, “Batalla Naval”. Los pintores mostraban más preocupación por la pintura que por el titulo. Así debió ser siempre.

En cambio ahora todo ha cambiado. El titulo es lo mas importante y define el cuadro. “Abstracción Erótica”, “Complejo 1”, “Reflejo 5”, “Crisis”, “Vivencia Existencial”. ¿Cómo pueden pintarse cuadros cuando todo lo que hay disponible son títulos como esos? Intenté una vez pintar “Paralelismo 24”. Era una copia de un libro de geometría de primaria. Luego concebí “Explosión 3”, una mancha gigantesca de pintura negra de coche. Ahora estoy pintando una manzana colgada del pie de una ardilla voladora y el titulo tentativo es “Incongruencia 26”.

Cada vez que tomo un pincel, me asalta la duda del titulo. Divago tanto que pierdo la idea del cuadro para pasar días pensando en el titulo. “Colofón Interminable” fue una idea antigua que tuve al principio de mi carrera como pintor. El cuadro todavía está en blanco. Lo mismo sucedió con “Integración Acuática” y “Metamorfosis Química”. La serie de los “Macrocosmos Elegíacos” tuvo el mismo fin. Estoy dispuesto a utilizar la técnica de los músicos. Esos sí sabían. Nada de títulos, sólo Opus 1, 2, 3 y a componer. Lo malo es que no se me ocurre todavía nada para el Opus 1.


ContraPedia tiene un antecedente en los 80, cuando fueron publicadas una serie de propuestas para palabras y personajes que no existían. Eran invenciones muy breves. Esta versión respeta la idea original, jamás publicada, con definiciones más amplias y la incorporación de otros elementos, como personajes e instituciones.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras