Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
La Clave De Las Creencias
Eduardo García Gaspar
21 mayo 2008
Sección: Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


He dicho con cierta frecuencia que uno de mis autores favoritos es Tocqueville, el francés del siglo 19 que escribió La Democracia en América. La obra está llena de ideas, atiborrada de ellas, sobre la libertad, la igualdad, la democracia y otras cosas, entre las que destaca la importancia que él da a los principios y las creencias.

Si eso es una consideración filosófica, ella tiene una profunda aplicación práctica. Piense usted en una posibilidad: usted está en un mundo en el que puede hacer todo, tiene libertad total y nada hay que se lo impida, pero en ese mundo hay muchos otros como usted, con la misma libertad. Esa situación se reduciría a un caos de conductas desordenadas si no se tuvieran principios, normas, valores, o como quiera llamarles, para guiar las conductas de usted y el resto. Sin ellas, la libertad dejaría de existir.

Por eso precisamente se necesitan normas y creencias. Sin ellas la libertad no se mantendría. Una de las muchas creencias que Tocqueville señala es la de tener gusto por el porvenir… una cosa que cuando menciono suele provocar bostezos, pero es cierta e importante. Importa más el futuro que el pasado, porque quien eso piensa tendrá un futuro mejor. Es una idea que va muy en contra de una actitud que ilustro con la siguiente breve historia.

Un profesor de historia explicaba el muy escaso desarrollo mexicano por causa de la explotación colonial de los recursos nacionales del siglo 16 al 19 y por la pérdida de territorios en el 19. El país era pobre hoy, según él, por causa de lo sucedido en el pasado. Cuando esta mentalidad predomina sucede algo inevitable: necesariamente debe concluirse que jamás se dejará de ser pobre, todo por culpa del pasado. Es la figuración del fracaso irremediable y eterno. De ser cierta, habría predicho la pobreza de Japón después de la derrota en la Segunda Guerra.

No digo que se ignore la historia, pero sí digo que una segunda opinión vale para mostrar que es mejor ver hacia adelante. Colocar la mira en el porvenir es tener más optimismo y hacer de lado al fatalismo. Pero hay más. Ver hacia el futuro es mejor, pero la mirada debe entender que el futuro puede cambiarse para ser mejor por medio del esfuerzo y del trabajo. La aclaración es importante porque existe la mentalidad opuesta, que ejemplifico con otra historia.

Es la de la persona que un cierto día me dijo que el secreto del éxito está en ser colocado por medio de influencias en puestos en los que se manejan grandes presupuestos y es posible aprovechar oportunidades de información privilegiada. No fueron esas sus palabras exactas, pero así definió su mentalidad. Nada de trabajo, nada de esfuerzo. Todo era cuestión de influencias y corrupción.

Es decir, se puede ver hacia el futuro para tratar de que sea mejor que el presente, pero importa la manera en la que se logre esa mejora. El ladrón que nos roba también ve hacia el futuro y trata de que sea mejor. A lo que Tocqueville se refiere es la mentalidad que entiende que el mejor futuro se logra por medio del trabajo y el esfuerzo. Tanto, que si estas ideas prevalecen, la sociedad donde eso suceda mejorará notablemente.

A la idea de Tocqueville, me gustaría añadir otra y que es también una cuestión de creencias. Se debe ver al futuro, se debe pensar en el esfuerzo como medio para mejorar, pero también debe creerse en la capacidad personal para hacerlo sin depender de los favores de otros. A lo que voy es a señalar el peligro de gobiernos paternalistas que acostumbran a sus ciudadanos a depender de sus dádivas. Otra historia para ilustrar esto.

En cierta parte de México, conversé con un campesino que echado en una hamaca, me habló de su trabajo. No hacía ahora nada y sus cultivos esperaban la resolución gubernamental de donación de fondos para comprar semillas. Tenía él semillas, pero quería esperar el regalo del gobierno.

Total, ver el porvenir, mejorarlo con trabajo y sentirse capaz de hacerlo en lo personal. Donde estas ideas predominen habrá más desarrollo.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras