Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Lección en una Flor Roja
Eduardo García Gaspar
4 enero 2008
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Hay una flor, propia de esta temporada de invierno y originaria, según se afirma, del centro de México. Aquí se le conoce como Flor de Noche Buena, de color rojo y que es parte integral de la Navidad en el país. Hasta aquí, la historia es aburrida y muy poco interesante, pero se pone buena por causa de una noticia reciente.

Fue reportado (Grupo Reforma, 27 diciembre) que esa flor tiene una patente en los EEUU. La nota dice que esa patente fue ganada a México. Se cuenta que Joel Robert Poinsett (1779-1851), embajador de EEUU en México durante la primera parte del siglo 19, vio la mencionada flor, le llamó mucho la atención y desarrolló una mejora de ella, la que se conoce como poinsettia. Total, una historia más de retraso del ocupado en otras cuestiones y que pierde oportunidades.

En la nota se reporta que Enriqueta Molina, directora del Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas de la Secretaría de Agricultura dijo que por falta de investigación en México 30 mil especies originarias de México tienen registros o patentes en otras naciones. Dijo que “Nosotros teníamos la nochebuena, pero no le hicimos más cosas, no la mejoramos genéticamente para producir semillas que mantuvieran ciertas características y sólo dejamos que se diera de manera silvestre…”

En la época en la que Poinsett permaneció en México, el país iniciaba su independencia, una era en la que todo lo que importaba era el conseguir el poder entre facciones que desarrollaron una guerra civil que duró décadas. Poner atención en una flor para mejorarla era la menor de las prioridades. Si la producción de plata no les importó en ese tiempo a los gobernantes, menos una flor. Lo que en ese tiempo aconteció, sigue sucediendo: se pierde la oportunidad de prosperidad.

  • De 1801 a 1810, México extrajo 5.5 millones de kilos de plata; entre 1821 y 1830, 2.6 millones.
  • En 1800 el ingreso per cápita mexicano era de 116 pesos, el 65% del de los EEUU; y para 1845, era de 56 pesos, el 14% con respecto a los estadounidenses.
  • En 1806 el gobierno colonial tuvo ingresos de 39 millones, en 1823 fueron de algo más de 5 millones y llegaron a los mismos niveles coloniales hasta el período de Díaz, lo mismo que con la producción de plata.

¿Preocuparse por una flor? Para nada. Si no importaba siquiera cobrar impuestos, ni vigilar aduanas, ni la plata, ni la seguridad del ciudadano… menos una flor. Desde luego, tiempo después alguien se da cuenta de que esa flor mexicana resulta llamarse poinsettia, tener una patente y semillas que son propiedad de extranjeros. La reacción nacionalmente correcta ante situaciones como ésta es la de maldecir al extranjero, culpándolo de nuestros males. Se le acusará de robo, de imperialismo, de hegemonía y las demás palabras usuales de la letanía nacionalmente correcta.

Una vez terminada la lista de maldiciones, acusaciones y lamentos, se procederá a lo mismo de antes: luchar por el poder cueste lo que cueste produciendo la misma situación que es la causa de los males mexicanos, una serie de gobernantes que quieren el poder… igual que durante la época independiente y la Revolución. Escenarios que tienen posibilidad de repetirse ahora en el siglo 21.

Pero la pequeña nota periodística contiene una lección para quien quiera verla: lo que nos lastima ahora y lo ha hecho siempre es la lucha por el poder de las facciones gobernantes. En ese torbellino de conflictos todo es arrastrado al fracaso. Muy bien, la flor se perdió por culpa de esas facciones y no hay que mirar hacia atrás. Lo perdido, perdido está. Hay que mirar de frente, sin lamentaciones del pasado, y ver hacia el futuro con todas las patentes que existen allí.

Al menos ya tenemos una ventaja. Sabemos lo que nos ha causado subdesarrollo y eso es la lucha por el poder entre facciones irreconciliables. Si llegamos a quitarnos de encima ese lastre, el resto será indudablemente más fácil. Y son muy pocos los que tienen que convencerse de esto, los dirigentes de los partidos políticos y la reforma que deben realizar. No una reforma estructural como esas de las que se habla con frecuencia, sino una reforma mental de los gobernantes.

Post Scriptum

• Un caso similar fue comentado hace tiempo con el caso de las ranas del Amazonas.

• Los datos fueron obtenidos de Down From Colonialism: Mexico’s 19th Century Crisis, una comparación entre la etapa colonial y la independiente.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar explicaciones.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras