Definición de qué es libre comercio. Características, funcionamiento, ventajas. Una de las manifestaciones de la libertad económica.

Definición

Es una expresión que se refiere a los aspectos económicos y consecuencias políticas del intercambio libre de bienes entre personas. Siempre que ellas vivan en dos países diferentes.

No es, como se suele afirmar, el libre comercio algo que sucede entre dos naciones pues las naciones no comercian entre sí. Sólo las personas pueden comprar y vender. Es decir, exportar e importar.

El libre comercio, por tanto, incluye actividades del llamado comercio exterior, de importaciones y exportaciones de bienes.

Parte de la libertad económica

Su idea principal es tener libertad de intercambio de bienes entre todas las personas, vivan donde sea. Es decir, sin que existan limitaciones de aduanas, impuestos, cuotas u otras restricciones de gobierno.

Es una consecuencia lógica de la mentalidad liberal, que reclama libertades de expresión, enseñanza, elección de gobernantes y libertad económica dentro de las naciones y entre ellas.

Propone la existencia de un flujo libre de mercancías y servicios entre todas las personas del mundo, con independencia de dónde vivan.

Uno de los escritos más famosos en favor del libre comercio es el de Bastiat y que con tono burlón habla de una petición de los fabricantes de velas al gobierno. En él Bastiat escribe que el gobierno debe proteger a los fabricantes de velas de la importación libre de la luz del sol.

Los tratados de libre comercio son los representantes actuales de esta libertad y generalmente toman la forma de programas de reducción de obstáculos al flujo de mercancías entre dos o más países.

Defensores y enemigos

Los enemigos del libre comercio provienen generalmente de mentalidades intervencionistas que apoyan las acciones gubernamentales para restringirlo, Por ejemplo, los globalifóbicos o altermundistas como el grupo más visible.

Pero también existen otras formas de pensar como el proteccionismo que aplica el cierre de fronteras para resguardar a la industria local de productos más baratos y de mejor calidad. También el mercantilismo se opone al libre comercio.

Sus defensores usan dos tipos de argumentos.

• Un tipo se refiere a cuestiones filosóficas y establece que siendo la naturaleza humana libre sería incongruente que ella se limitara innecesariamente. El ser humano es libre por naturaleza y el libre comercio es una de sus libertades.

• El otro tipo de argumentación se refiere a sus resultados prácticos. Donde él es aplicado los resultados económicos son superiores a donde no lo es.

Las discusiones acerca del tema, entre defensores y opositores, suelen ser agrias y difíciles. Desafortunadamente ellas suelen adolecer de problemas de ignorancia por ambas partes.

Por ejemplo, la idea de la ventaja comparativa es mal comprendida e incluso puesta de lado, lo mismo que los efectos no intencionales de ambas posiciones.

El libre comercio lleva implícitos conceptos como el de ventaja comparativa, dumping. Las ideas de Benegas Lynch y las ideas de T. Sowell ayudarán a comprender mejor la defensa del Libre Comercio.

En resumen…

El libre comercio es un manifestación de la libertad económica de las personas. Se refiere específicamente a la libertad de importar y exportar sin obstáculos gubernamentales.