Definición de qué es libre mercado. Su funcionamiento y características. La libertad humana como su sustento y origen. defensas y ataques.

Definición de libre mercado: un proceso espontáneo

Es un concepto aplicado a la Economía, pero que tiene muchas repercusiones políticas.

Un mercado libre es un proceso en el que muchas personas actúan de manera individual, movidas por iniciativas personales. Ellas realizan intercambios entre sí, voluntariamente, y sin intervención gubernamental que modifique esas acciones.

Dentro de ese mercado una cantidad de personas realiza acciones de intercambio entre sí, dentro de un proceso que no tiene una figura de dominio central.

Todo es espontáneo o regulado por escasas reglas básicas de acción que están esencialmente fundadas en la propiedad personal, la especialización del trabajo y la libertad de acción.

El gobierno desempeña un papel importante, pero limitado, en el libre mercado. Él es responsable de aplicar la ley castigando a quienes alteran la libertad de terceros, especialmente en cuanto a derechos de propiedad y cumplimiento de acuerdos (contratos).

Un ejemplo de esta intervención de gobierno es la posibilidad de establecer juicios en contra de quienes violen contratos y acuerdos. Igualmente se castigarán los robos y los fraudes, así como el daño a las personas en sus personas, bienes e intereses.

Forma precios

En un mercado libre los precios de los bienes y servicios son reales pues son creados por las acciones de muchas personas que actúan de manera espontánea. Nadie los ha fijado, sino que son el resultado de acuerdos entre personas.

Por el contrario, cuando un gobierno interviene e influye en los precios o los decreta, esos precios no son reales. Por ejemplo, un salario mínimo decretado por un gobierno no es el precio real del trabajo, como tampoco lo es el precio de garantía que una autoridad fije para la tonelada de maíz.

Es la interacción conjunta de la demanda y de la oferta lo que determina los precios. Por ejemplo, si todo permanece constante, una elevación de la demanda significará una elevación de los precios y viceversa.

Visto de otra forma, es la competencia lo que forma los precios. Por esto, los partidarios del mercado libre se oponen con fuerza a los monopolios. Los monopolios, además, limitan a la libertad de producción y compra.

La libre interacción de las personas en el mercado forma los precios y esos precios son consideradas muy valiosas señales con información que guían las inversiones y, de esta manera, se optimiza el uso de los recursos lo que lleva a mayores niveles de bienestar.

Un precio que se eleva, por ejemplo, es una señal que manifiesta una mayor necesidad del bien en cuestión y hace atractiva crear mayor oferta; y viceversa.

Opositores

Los opositores del libre mercado argumentan que él conduce a mayores diferencias de ingresos entre las personas abriendo brechas sociales injustas. Un problema de desigualdad.

Ellos, están dedicados a detener la formación libre de precios reales de mercado, para lo que usan diversas medidas. La más célebre de ellas es el control de precios, pero también usan subsidios, impuestos, limitación de exportaciones e importaciones y otras medidas que en lo general reciben el nombre de intervencionismo económico.

Si se buscara el lado contrario del libre mercado, este sería la planeación central de la economía. Esa planeación equivale a la autoridad gubernamental interviniendo directamente en la economía, por ejemplo, estableciendo los precios de los artículos y bienes que se producen en un país, o siendo dueño de empresas monopólicas estatales.

Quizá la única posibilidad de solucionar esas diferencias de opinión sea la comparación en el tiempo de diferentes países clasificados en dos grupos. Unos han aplicado políticas de mercado libre y otros no lo han hecho, determinando cuál de esos grupos ha creado mayores niveles de bienestar en su población.

Libre mercado y propiedad privada

El Libre Mercado está fundamentado en la propiedad privada de los medios de producción. Es decir, son los particulares quienes poseen las fábricas, plantas y demás medios que crean los productos y servicios que se producen para consumo interno o exportaciones.

Desde luego, el libre mercado supone que existe división del trabajo. Es decir, personas y medios de producción dedicadas a realizar funciones especializadas.

A los mercados libres se les ha llamado «democracia económica» por su similitud con la democracia —las personas «votan» al comprar cada bien prefiriéndolo sobre sus competidores.

Addendum

Existe más material sobre el tema en ContraPeso.info: Libre Mercado. Una columna recomendada al respecto es la de Clases en un Mercado.

Sobre la competencia es instructiva la idea de Bastiat. También Pros y Contras del Mercado será de ayuda.

Un video hip hop (en inglés) ilustra muy bien las opiniones de Keynes y de Hayek: entre el intervencionismo y el libre mercado. Muy cuidado en los más pequeños detalles. El final tiene su paradoja.

[La columna fue revisada en 2019-04]