Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Obama o Clinton contra McCain
Eduardo García Gaspar
20 febrero 2008
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Las elecciones en los EEUU suelen ser vistas en lo general en México con demasiada simpleza, quizá por nuestra escasa experiencia democrática que aún no comprende los vericuetos de ese sistema. En fin, en este momento existe una claridad relativa en cuanto a los candidatos: McCain por el lado Republicano y del lado Demócrata aún no se sabe, pueden ser H. Clinton o B. Obama.

Mi punto aquí es que nada hay definitivo. Nada. Todo puede pasar y ésa es una de las lecciones que toda elección democrática enseña, la de que predecir resultados es un negocio peligroso. Aún recuerdo a Carlos Fuentes pronosticando que Bush no sería reelecto por no sé qué razón. Otra lección es abstenerse de usar criterios propios locales. Las evaluaciones de un mexicano suelen ser muy diferentes a las de los estadounidenses.

Las fechas son claves y los sucesos en ellas son variables discontinuas: lo que suceda el 4 de marzo, muy probablemente, decidirá entre los dos demócratas, pero aún así, habrá cuestiones internas de ese partido. Tomemos un escenario probable, el de Obama y McCain, el de personalidades más extremas quizá, para ver posibles dimensiones claves de sus campañas.

La trayectoria personal es una de ellas y donde McCain tiene posibilidades mayores que Obama, si explota correctamente sus experiencias, como la de ser prisionero de guerra y lo que ello acarrea. Obama es más un burócrata, pero es percibido como un agente de cambio alejado del establishment político. Los dos tienen buenas historias personales, pero Obama es mejor vendedor, hasta ahora.

Otra dimensión es la ideológica. Obama está muy inclinado al estado benefactor, responsable de hacer felices a las personas siendo el gobierno el héroe que ataca a los poderosos en defensa de los débiles (hay cierto parecido con el marco mental de López Obrador en México). McCain se encuentra más del lado de la libertad responsable personal, que en lo general es más congruente con la cultura de los EEUU y, si se acerca a los sectores más conservadores, puede capitalizar valores familiares, un aspecto de importancia potencial.

La dimensión de seguridad nacional debe considerarse también. Obama se ha inclinado por opciones que han sido tachadas de ingenuas en política internacional, un campo en el que McCain se considera más experimentado y firme. Si el conflicto de Irak mejora eso irá bien para el republicano y viceversa, pero las cosas pueden cambiar por impredecibles ataques terroristas o cambios en Irak.

Puede también pensarse en una dimensión de continuidad contra cambio. Obama ha basado su discurso político en vaguedades muy atractivas y dichas con extrema habilidad, provocando incluso desmayos en sus audiencias: un candidato carismático de promesas vagas fundamentado en el estado benefactor. McCain representa más la continuidad realista que puede tener propuestas concretas, pero con un defecto reconocido: no se mueve bien en asuntos internos ni económicos.

La dimensión de progresismo/conservadurismo podría ser de importancia. Las posturas progresistas de Obama podrían mandar votos a McCain, si éste sabe acercarse a los conservadores quienes no lo ven hasta ahora muy bien. Podría suceder que Obama fuera llevado a extremos progresistas por el ala radical de los demócratas y eso facilitaría los ataques de su opositor.

Si el candidato demócrata fuera H. Clinton, quizá se mantendrían las dimensiones anteriores con algunas variaciones, pero sí me atrevo a pronosticar una elección más llena de ataques y suciedades. En fin, serán elecciones interesantes de seguir para aprender sobre la democracia en un país que lo ha sido desde su fundación.

Después de leer y ver algunas de las intervenciones de Obama en su campaña, me parece razonable diagnosticar que es un personaje fuera de la normalidad: más colocado como un predicador con gran carisma y muy buen actor de estrado, que son habilidades muy buenas en un político. Pero, el contenido de su discurso es vago y basado en mayor intervencionismo estatal. El reto de los republicanos será contrarrestar esas cualidades y capitalizar esos defectos. ¿Qué sucederá? Nadie lo puede predecir y si acaso acertara, sería una casualidad.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras